Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 14 de agosto de 2022

Escritorio

Nueva investigación por contaminación en Río Cruces

Autoridades de Valdivia se encuentran a la espera del inicio de la investigación sobre un nuevo caso de contaminación en el Río Cruces. El caso recuerda a los afectados del daño ambiental provocado por la Celulosa Arauco, que afectó gravemente a un santuario de la naturaleza habitado por cisnes de cuello negro.

Héctor Areyuna

  Lunes 20 de enero 2014 18:31 hrs. 
río cruces

Compartir en

El diario Austral alertó del hallazgo de una gran cantidad de peces muertos en el río Cruces, a la altura del Puente Rucaco, en Mariquina, lo que provocó que el seremi de Medioambiente de la Región de Los Ríos, Daniel del Campo convocara a una reunión de emergencia.

En la cita participarán la brigada de delitos medioambientales (Bridema) de la Policía de Investigaciones y el Servicio Nacional de Pesca; para lo cual se está realizando un muestreo de la muerte de peces que ya alcanzan 600 ejemplares.

A esto se suma que la misma PDI confirmara que al menos cuatro personas resultaron con lesiones en la piel luego de bañarse en el en el río.

Para José Araya, dirigente del movimiento ciudadano, esto causa preocupación al tratarse del mismo lugar donde se comprobó el desastre ambiental por causa de la acción de la Celulosa Arauco.

“La vinculación directa de lo que ocurrió con la planta de celulosa, a la gente le emerge por sentido común. Le pediremos a las autoridades que investigue para descartar que estemos frente a un hecho tan grave como el ocurrido en 2004. Es una situación lamentable”, aseguró.

Justamente, recién se confirmó el acuerdo entre la empresa y el Consejo de Defensa del Estado de pagar $ 5.200 millones por el daño ambiental que incurrió el 2004 en el Santuario del río Cruces de Valdivia, lo que ocasionó la muerte de cisnes de cuello negro.

La empresa ligada al grupo Angelini consiguió que esta sentencia se pague en dos actos: La mitad del dinero de manera inmediata al Fisco, como indemnización por el daño ambiental, mientras que el restante deberá destinarse a programas de desarrollo comunitario en beneficio de la los vecinos.

Por parte de la autoridad no quisieron adelantar conclusiones. El seremi de Medioambiente, Daniel del Campo, dijo -al finalizar una reunión con Sernapesca y la Bridema- que se están tomando muestras de la calidad del agua y de los peces muertos. Además, se está a la espera de que Fiscalía instruya una investigación para entregar los antecedentes.

“Si es que existe alguna información que permitiera inferir que son las empresas localizadas en el sector las que producen estos efectos, es la Superintendencia la que debe instruir. El río Cruces tiene otro tipo de industrias y plantas de tratamiento de agua, que están siendo analizadas para ver si influyen en esto. Se debe analizar cada uno de los datos de los afluentes que existen en el sector y de los fenómenos naturales que están ocurriendo, porque estamos en un año seco, bastante caluroso, por lo tanto, se deben analizar todos esos datos”, declaró la autoridad, respecto de las líneas de investigación.

Además, Del Campo confirmó que se produjo un saqueo a la caseta de monitoreo de Rucaco, constatado el jueves de la semana pasada. Pese a considerarse sospechoso, la autoridad aseguró que sigue existiendo un monitoreo manual.

Síguenos en