Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Debate por proyecto que busca fusionar ministerios de Vivienda y Bienes Nacionales

Uno de los últimos proyectos de ley despachados desde el Ejecutivo propone la fusión de los ministerios de Vivienda y Bienes Nacionales, dando origen al Ministerio de Ciudad, Vivienda y Desarrollo. Entre los apoyos, se destaca la eficiencia de unir ambas carteras, pero se advierten riesgos a la hora de definir la distribución de las ciudades y viviendas sociales.

Juan San Cristóbal

  Miércoles 5 de febrero 2014 11:55 hrs. 
vivienda





Durante el gobierno de Ricardo Lagos, los ministerios de Vivienda y Urbanismo y el de Bienes Nacionales fueron dirigidos por una misma persona. En esa administración, el Ejecutivo inició el estudio de la fusión de ambas carteras.

Desde noviembre de 2012, el ministro Rodrigo Pérez Mackenna también ejerce como biministro y el gobierno de Sebastián Piñera presentó un proyecto de ley que unifica estas secretarías y crea el Ministerio de Ciudad, Vivienda y Desarrollo, obedeciendo a las recomendaciones incluidas en la Política Nacional de Desarrollo Urbano.

Según el propio ministro Pérez, la idea del proyecto es dejar el tema en agenda legislativa y que el Parlamento discuta ante la opción de un trabajo conjunto, con mayor poder de decisión y despliegue en las quince regiones del país.

No obstante, la medida abre un debate entre los especialistas. Un ejemplo es Catalina Parot, ministra de Bienes Nacionales durante este gobierno, quien rechaza la idea de una fusión: “Hay que separar políticas de territorio, ciudad y construcción de vivienda. La única manera de tener ciudades integradas es tener un ministerio del Territorio que sea un trabajo distinto del servicio de vivienda. Son dos objetivos distintos, fusionar dos actividades tan diferentes no me cuadra”.

Catalina Parot advierte que unir ambos ministerios conlleva una peligrosa relación entre los terrenos que maneja el Estado, muchas veces en la periferia de las ciudades, y el espacio destinado a edificación de viviendas sociales.

La ex ministra RN indicó que “Bienes Nacionales administra más del 50% del territorio nacional, regiones completas que pertenecen al Fisco. Si tú tienes junto con el patrimonio fiscal, la generación de generar vivienda, muchos terrenos fiscales son destinados a subsidios, generando una mala política habitacional, genera segregación”.

Por contraste, Patricio Herman, director de la Fundación Defendamos la Ciudad, destaca el proyecto al suprimir el ministerio de Bienes Nacionales, el cual no ha desarrollado una política de resguardo patrimonial.

“No se han preocupado nunca de tener una buena institucionalidad patrimonial, a cada rato vemos como Bienes Nacionales hace artimañas para desafectar bienes de uso público que le pertenecen al Estado para favorecer a actores privados. Eso lo hace este ministerio, prácticamente sin consultarle a nadie”, dijo.

Distintos especialistas enfatizan en la actual burocracia, problemas de despliegue y poder de decisión e incluso duplicidad de funciones respecto a patrimonio y desarrollo urbano, lo cual podría solucionarse al potenciar un solo ministerio con tareas de ambas carteras.