Diario y Radio U Chile

Año XII, 7 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Beneficios del Plan Auge en riesgo por establecimientos que aún no se acreditan

Son 104 los recintos de salud que deben certificarse antes del primero de julio, sin embargo sólo 24 lo han hecho. Esto, en el marco de la segunda fase de la garantía de calidad del Auge, instancia que obliga a los establecimientos de salud públicos y privados a cumplir con requisitos para la entrega de prestaciones asociadas.

Diana Torres

  Lunes 10 de febrero 2014 18:01 hrs. 





La ausencia de acreditación pone en riesgo la atención y cobertura del programa Auge, trasladando en última instancia a los pacientes de centro –incluso de otras regiones–, ya que no se contemplan las 24 enfermedades más complejas, como cánceres, tratamientos quirúrgicos y cardiopatías.

De un total de 104 establecimientos (63 hospitales y 41 clínicas), sólo 13 recintos privados y 11 públicos han cumplido con la normativa. Al respecto, el presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, señaló que el proceso requiere financiamiento e inversión, situación compleja para los hospitales.

“Para que puedan acreditarse los establecimientos deben poseer todos los elementos de laboratorios, de equipamiento, horas contratadas, buen funcionamiento de todo lo que significa, por ejemplo, el aire acondicionado en algunos lugares de la farmacia o de los laboratorios”, explicó el médico.

Además, recordó que “la acreditación no es gratis, pues se debe contratar a una empresa, a alguien que vaya fijando métodos y visualizando la forma en cómo se está trabajando antes de presentarse a la acreditación oficial que la realiza el Ministerio de Salud,  donde también podrían surgir problemas de inversión”.

Cabe destacar que la acreditación debía entrar en vigencia en julio pasado, pero se concedió una prórroga de un año para que de esta forma se cumpliera con todas las garantías que exige. Al respecto, Gabriela Farías, presidenta de la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss), indicó que es un problema de fondo.

“Lo más lógico sería que se generara otra prórroga, pero evidentemente que no puede ser simplemente extender el plazo”, aseguró la dirigenta, enfatizando en que “deben generarse planes de contingencia u otorgar presupuestos adicionales para el cumplimiento de cada uno de los aspectos que todavía están pendientes, de manera que no tengamos en seis meses o en un año más el mismo problema porque hayan sido soluciones parche. Deben ser soluciones integrales y definitivas”.

Asimismo, la profesional expresó que efectivamente se ha entregado mayor financiamiento al sistema de salud, pero este presupuesto ha tenido que cubrir necesidades históricas: “Es necesario hacer una inyección profunda, directa a los hospitales públicos y no al traspaso a privados, tenemos bajos estándares de salud y seguimos siendo un sistema de salud pobre”, afirmó insistiendo en las deficiencias.

Por su parte, Matías Goyenechea, director de Fundación Creando Salud, explicó que el déficit de financiamiento en la salud pública está por debajo de lo que ha recomendado la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En ese contexto, aseguró que “existe un sector público que está carente de recursos”, agregando que “si se compara con las recomendaciones de la OMS para países como Chile, entonces tenemos un déficit de casi un 50% de financiamiento”.

Según Goyenechea, “en el país se gasta hoy cerca de 3,5 puntos del Producto Interno Bruto anualmente en salud pública, mientras que las recomendaciones de la OMS, considerando el tamaño y la población de Chile, se instalan por sobre los seis puntos del PIB”.

A juicio de los profesionales del sector, es difícil que los 104 centros asistenciales requeridos en esta etapa logren acreditarse dentro del plazo pactado, situación que confirma la crisis en la gestión financiera, clínica, protocolar y administrativa.