Diario y Radio U Chile

Año XII, 21 de enero de 2020

Escritorio MENÚ

Expertos y trabajadores coinciden en que mejoras del Transantiago no son suficientes

Mejoras en la calidad del servicio e indicadores de regularidad y frecuencia en torno a un 90% marcaron el séptimo aniversario del Transantiago. A partir de la cuenta pública anual sobre el servicio, expertos y trabajadores difieren sobre los avances anunciados por la autoridad.

Tania González

  Lunes 10 de febrero 2014 18:51 hrs. 

Luego de la puesta en marcha de los nuevos contratos con las empresas concesionarias de transportes, que entraron en vigencia a mediados del 2012, el directorio del Transporte Público puso énfasis en mejorar la calidad del servicio a los usuarios  y en dar estabilidad al sistema.

En consecuencia, según cifras entregadas por el director del Transporte Público Metropolitano, Patricio Pérez, en los últimos cuatro años la cantidad de recorridos aumentó a 368, se eliminaron cerca de mil puntos de regulación de frecuencia, hubo una reducción de 130 millones de transbordos anuales innecesarios e ingresaron don mil 500 nuevas máquinas que reúnen mejores estándares de comodidad y seguridad.

Respecto del año pasado, el índice de frecuencia alcanzó un promedio de 96,4 por ciento, una mejora de diez puntos con relación a 2009, cuando registraba un promedio de 86,2 por ciento.

Con todo, Patricio Pérez calificó con nota seis al sistema, puntualizando en los esfuerzos para que las personas de lugares más aislados tengan mayor acceso a sus servicios, centros de educación y trabajo. Asimismo pronosticó un buen futuro para el sistema en los próximos años.

“Estamos satisfechos por el trabajo desplegado por todo el equipo. El foco en cada una de las acciones que hemos tomado han sido los usuarios, viviendo directamente la experiencia del usuario en esas instancias y en los lugares no habituales en la ciudad”, expresó Pérez, proyectando que “el avance que hemos logrado en todas las dimensiones es enorme y en el caso de la red de carga para este año será decisivo, pues con Metro tenemos un plan muy ambicioso que ya está en ejecución”.

IMG_5002

Foto: Marianne Deygout

Además, según el director del Transantiago, “todo esto requiere de una visión de largo plazo, donde exista planificación y una política de Estado que trascienda al Gobierno”.

Pago por internet, 22 nuevos puntos de carga y el lanzamiento de una tarjeta prepagada para usuarios no frecuentes, como turistas, han sido las mejoras en comercialización y carga de la tarjeta Bip!, indicó la autoridad.

En tanto, la ministra (s) de Transportes y Telecomunicaciones, Gloria Hutt, identificó en el área de comunicación un desafío para retener la participación, así como una solución que las personas tengan incorporada en su vida diaria tanto como sea posible.

En términos generales, el economista Hernán Frigolett afirmó que en comparación a otros países desarrollados, la calidad del servicio del Transantiago es acorde a la cantidad de subsidios que se le asignan, lo que corresponde a 370 mil millones de pesos, resultando un transporte eficiente.

Sin embargo, Frigolett manifestó su preocupación por la fiscalización del sistema, exigiéndole “al Estado que fiscalice de mejor manera, hasta que las empresas adquieran la cultura suficiente para dar un comportamiento y un sello de calidad al servicio que, hasta el momento, sino es por el empuje estatal, las empresas privadas no lo harían”.

En la misma línea, el secretario del Sindicato de Trabajadores Subus de la Cisterna, Manuel Contreras, menospreció los datos entregados por la autoridad y denunció la falta de seguridad de los conductores, dando como ejemplo los secuestros de choferes por parte de barristas a propósito de partidos de fútbol.

Asimismo, Contreras se mostró pesimista respecto de la evasión en el pago de pasajes en el Transantiago, pues, según él, “cada día aumenta el número de personas que no paga. Nosotros miramos para el lado y nos sentimos pasados a llevar. En el caso de Subus, la gente salta por arriba del torniquete o pasa por abajo. La evasión cada día es mayor y no se hace nada al respecto”.

En ese contexto, el dirigente criticó al Gobierno y a las empresas privadas por no hacerse cargo del problema de la evasión, la mantención de los buses y la seguridad de los conductores.