Diario y Radio U Chile

Escritorio

Nace un líder: Matteo Renzi, 39 años y favorito para dirigir el gobierno italiano

El líder del centroizquierdista Partido Democrático (PD), Matteo Renzi, tiene el camino libre para convertirse en el nuevo jefe del Gobierno italiano tras la renuncia, este viernes, de Enrico Letta. Renzi, alcalde de Florencia, ha logrado seducir a una mayoría de italianos.

RFI

  Sábado 15 de febrero 2014 14:33 hrs. 
Matteo Renzi

Detrás de la dimisión de Enrico Letta, presentada y aceptada este viernes por el presidente Giorgio Napolitano, está Matteo Renzi, un político carismático y ambicioso que logró apoderarse del partido de centroizquierda PD y convencer a sus miembros de que era hora de exigir un cambio de gobierno. Tras empujar a Letta a la renuncia, Renzi se perfila como su sucesor, coronando un ascenso fulgurante basado en su hablar franco y su habilidad de comunicador en internet.

El fotogénico ex boy-scout fue elegido en diciembre presidente del Partido Democrático (PD), principal fuerza de izquierda y de la actual coalición de Gobierno. Contaba con un fuerte caudal de simpatía asegurado en gran medida, según sus detractores, por el hecho de no haber sido nunca ministro ni parlamentario en un país plagado de escándalos políticos y de corrupción.

Una encuesta divulgada el mes pasado mostraba que a un 54% de los italianos les gusta su estilo de liderazgo, más del doble que el escaso 25% que estaría dispuesto a votar por su partido. Con sus eslóganes ocurrentes, sus hashtags y su estilo informal, cuenta con un respaldo aún mayor entre los jóvenes.

Su poder de seducción alcanza al electorado de derecha y hasta el ex jefe de gobierno conservador y magnate de las comunicaciones, Silvio Berlusconi, se mostró impresionado por la nueva estrella de la política italiana. Puede vérsele a menudo pedaleando cerca de Florencia vistiendo jeans ajustados y chaquetas de cuero.

Renzi, el ‘Blair italiano’

Este jueves, Renzi desafió directamente a Letta, al asegurar que la dirigencia del PD “nota la necesidad y urgencia de abrir una nueva etapa con un nuevo ejecutivo”. Renzi es poco conocido en el extranjero, donde se lo compara con el ex primer ministro laborista británico Tony Blair y su “tercera vía”.

Esa imagen de impulsor de “políticas transversales” se ve apuntalada por sus llamados paralelos a mayores recortes del gasto público –que le valieron la enemistad de los funcionarios que mantuvieron altos ingresos pese a la recesión– y a consagrar mayores esfuerzos a la educación. Uno de sus consejeros es Giorgio Gori, exdirector de una de las cadenas de televisión de Berlusconi.

Renzi nació el 11 de enero de 1975 en Florencia. De religión católica, de joven fue guía scout y a los 19 años adhirió a la Democracia Cristiana, siguiendo los pasos de su padre, un dirigente local de ese partido. En 1994 creó un comité de apoyo a Romano Prodi, como alternativa de centroizquierda contra Berlusconi.

Su figura solo empezó a ganar notoriedad nacional durante la campaña por la alcaldía de Florencia, al derrotar en las primarias del PD a un candidato que parecía el favorito. En 2009, fue elegido al frente de la histórica ciudad. Renzi está casado con una ex compañera scout, Agnese, profesora de italiano con contratos intermitentes. La pareja tiene tres hijos.