Diario y Radio U Chile

Año XIII, 11 de abril de 2021

Escritorio MENÚ

El futuro de Piñera que complica a Renovación Nacional

La nueva fundación que encabezará el Presidente Sebastián Piñera, luego de dejar el Gobierno el once de marzo próximo, ha generado diversas reacciones dentro de la centroderecha. Desde Renovación Nacional ven con desconfianza al nuevo referente y temen por la fuga de militantes, mientras que para los centros de estudio ligados al sector se trataría de una gran oportunidad para potenciar a la futura oposición.

Fernando Seymour

  Martes 18 de febrero 2014 18:11 hrs. 
Sebastián Piñera y Carlos Larraín


A fines de marzo podría anunciarse oficialmente la creación de una nueva fundación con carácter de centro de estudio. Se trata de la plataforma que encabezará Sebastián Piñera, luego de que concluya sus funciones como Presidente de la República.

Y es que él mismo ha manifestado la necesidad de contar con una instancia que le permita defender su legado como jefe de Estado.

Si bien ha sido definida como un centro de estudio para la generación de políticas públicas, también es cierto que los críticos de Piñera ven a la fundación como el trampolín de su candidatura presidencial para el 2017.

Entre los integrantes estarían el actual jefe de los asesores del denominado “segundo piso” de La Moneda, Gonzalo Blumel, quien se desempeñaría como secretario ejecutivo y principal vocero.

En cuanto al directorio, éste lo integrarían los actuales ministros del comité político. Es decir, el ministro del Interior, Andrés Chadwick, el titular de la Secretaría General de la Presidencia, Cristián Larroulet, la vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, y el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, a quienes también podrían sumarse los titulares de Defensa, Rodrigo Hinzpeter, y de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno. Además, se integrarían otros de los actuales ministros y subsecretarios cercanos al Presidente.

En cuanto a las posibilidades de que militantes de Renovación Nacional (RN) emigren hacia la futura fundación, las reacciones desde el partido no han sido las mejores.

Claudio Eguiluz, uno de los vicepresidentes de la colectividad, junto con manifestar el deseo de que Sebastián Piñera regrese a militar al partido, recordando lo ocurrido con otros Presidentes de Chile cuando han concluido su mandato, criticó la creación de la nueva fundación y el abandono que han experimentado de parte del jefe de Estado.

“Que esté formando una fundación más me suena como para su reelección en 2017 y con otros fines. Pero es algo que nosotros ya lo tenemos asumido, porque son tantas las diferencias que hemos tenido y tan poco lo que ha considerado a Renovación Nacional durante su periodo presidencial, que en realidad un desaire más no es mucho lo que nos debería preocupar”, explicó Eguiluz.

A eso, agregó que Piñera debería apoyarse en el Instituto Libertad como centro de estudios o en la Fundación Futuro, la que existe desde antes que asumiera como mandatario del país.

Además, Eguiluz confirmó que no han recibido ningún antecedente sobre la posibilidad de que alguno de los ministros que militan en RN asuma algún cargo o responsabilidad fuera del partido, esto a propósito de nombres como los de Cecilia Pérez, Rodrigo Hinzpeter y Bruno Baranda.

Por su parte, el presidente de la colectividad, Carlos Larraín, ya manifestó su desconfianza respecto de los objetivos y del accionar que pueda presentar el nuevo referente de centroderecha. Incluso, junto con desacreditar la iniciativa, ha cuestionado el futuro rol de Piñera, asegurando que la fundación será una competencia para los partidos políticos del sector.

Y es que las críticas desde RN también han apuntado al nuevo movimiento de centroderecha Amplitud, que agrupa a los renunciados diputados Joaquín Godoy, Pedro Browne y Karla Rubilar, así como a la senadora Lily Pérez, acusándolos de transformarse en una agrupación que estaría en línea con las ambiciones del mandatario.

Precisamente, la diputada Karla Rubilar manifestó que Amplitud en ningún caso se ha formado con ese objetivo, pues aunque ha reconocido que defenderán el legado del mandatario, ante todo se dedicarán a avanzar en sus propias ideas y propuestas.

Asimismo, desde Amplitud esperan que después del once de marzo se incorporen al movimiento algunos de los actuales ministros, sin descartar incluso el arribo del propio Piñera.

En un tono conciliador y mostrando una visión más optimista, desde el Instituto Libertad, think tank o centro de pensamiento ligado a Renovación Nacional, su directora ejecutiva, Najel Klein, se refirió a la posibilidad de que surja una nueva instancia de análisis y discusión para la centroderecha.

“Me parece que la fundación que va a crear el Presidente será un aporte al quehacer nacional y de la derecha. Distinto son los movimientos y los partidos que tienen sus objetivos, donde aparece el tema del traspaso de militantes. Pero una fundación como esa, con la experiencia que tienen de lo que significa administrar el país, es súper relevante y será un real aporte”, reconoció.

La propia Najel Klein expresó que siempre se necesitan nuevos centros de estudio, aunque aclaró que los objetivos políticos deberían ligarse particularmente a los partidos, descartando la posibilidad de que Piñera utilice la fundación como una plataforma para acceder a la presidencia de Chile nuevamente.

Incluso, no descartó la posibilidad de que el Instituto Libertad también apoye a los miembros de Amplitud.

La futura fundación de Sebastián Piñera se sumaría, entonces, a los centros de estudio de derecha que ya existen en el país, además del propio Instituto Libertad, como la Fundación Jaime Guzmán y el Instituto Libertad y Desarrollo.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.