Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Trabajadores portuarios advierten que nuevo Gobierno debe “venir con la película clarita”

Luego de las movilizaciones ocurridas esta semana se han producido acuerdos con las empresas que operan los terminales. De todos modos, los dirigentes advirtieron que las nuevas autoridades deberán hacerse cargo de las demandas de largo plazo.

Rodrigo Alarcón L.

  Domingo 9 de marzo 2014 13:47 hrs. 





El pasado jueves, trabajadores de los puertos de Iquique y Puerto Montt realizaron manifestaciones, con el fin de presionar para que se cumplieran los acuerdos que pusieron término a la paralización de 22 días que se desarrolló en enero de este año.

Luego de las protestas, los dirigentes de las distintas organizaciones han logrado acercamientos con las empresas que operan los terminales portuarios, respecto de la forma en que se cancelarán los bonos por término de conflicto.

Los trabajadores de Puerto Montt y Huasco lograron acuerdos, mientras que unos 50 integrantes de la Federación de Trabajadores Portuarios de Iquique aún no llegan a un consenso con las empresas Agental y Ian Taylor. Se espera que este miércoles se reúnan nuevamente.

César Luna, vocero de la Unión Portuaria de Iquique, valoró los avances en las conversaciones, pero lamentó que haya sido necesario llegar a nuevas movilizaciones para lograrlos: “Es la única fórmula que hemos tenido para que las empresas y las autoridades de Gobierno se acerquen a nosotros. Siempre tenemos que llegar a esa lucha, que es nuestra única arma para encontrar una solución. Nosotros siempre hemos estado dispuestos al diálogo, a seguir el conducto regular, mandamos cartas y buscamos llegar a soluciones con una reunión y con el diálogo, pero si las cosas no funcionan así, lamentablemente tenemos que llegar a las manifestaciones, marchas y paralizaciones”, afirmó.

Nuevo Gobierno asume conversaciones

El ministro de Trabajo, Juan Carlos Jobet, y un grupo de parlamentarios de diferentes bancadas, se comprometieron la semana pasada a tramitar rápidamente un proyecto de ley que establece el pago retroactivo, desde 2005, de un bono fiscal correspondiente a media hora de colación.

Sin embargo, será la nueva ministra de Trabajo, Javiera Blanco, quien deberá hacerse cargo de la mesa de conversación establecida para tratar demandas de largo plazo, como el congelamiento de las tarjetas portuarias, la calificación de la actividad como trabajo de alto riesgo y el estudio de las pensiones que reciben los trabajadores.

“Se supone que las nuevas autoridades están informadas desde antes de todo lo que está sucediendo en el país y tienen que venir con la película bien clarita, porque esta no es una movilización de hoy. Los problemas portuarios vienen hace rato”, advirtió José Agurto, vocero de la Unión Portuaria de San Vicente.

El dirigente añadió que “el análisis político lo tienen que haber hecho mucho antes de asumir el cargo” y recalcó que “estamos hablando de un gobierno que regresa, así que ellos tienen conocimiento de lo que pasa en el mundo portuario”.

El primer encuentro entre los dirigentes portuarios y la futura ministra Javiera Blanco ocurrirá el próximo viernes, en una reunión programada para las nueve de la mañana.