Diario y Radio U Chile

Año XI, 7 de diciembre de 2019

Escritorio

Crónica al cambio de gobierno, la trastienda republicana

Luego de la ceremonia de transmisión de mando que ungió oficialmente a Michelle Bachelet como Presidenta de la República, vino el tiempo de las reacciones. El presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, se refirió a las prioridades que espera tenga el nuevo Gobierno en particular respecto a la reforma tributaria, mientras que desde la Alianza, mostraron su preocupación ante el programa de la Nueva Mayoría.

Claudio Medrano

  Martes 11 de marzo 2014 23:11 hrs. 
michelle

Fueron mil 600 invitados dispuestos en el Salón de Honor del Congreso Nacional los que participaron de la ceremonia de transmisión de mando que ungió oficialmente a Michelle Bachelet como Presidenta de la República.

Presidentes, ex mandatarios, representantes del Poder Judicial, parlamentarios, empresarios y hasta un animador de televisión participaron de la ceremonia, copando la sede del Poder Legislativo.

En un ambiente distendido fueron llegando los invitados, curiosamente el primero fue el presidente de la Asociación de Bancos, Jorge Awad, quien ingresó a las dependencias del salón con una hora y media de antelación, cuando el personal de aseo ultimaba detalles de lo que sería la ceremonia.

Luego aparecieron los parlamentarios, destacando la llamada ‘bancada juvenil’, quienes nerviosos saludaban hacia las graderías, quizás buscando algún familiar entre los muchos invitados que lidiaban con personeros de seguridad para conseguir un puesto.

Entre saludos y abrazos de rigor, comenzaron a llegar los presidentes o representantes de las delegaciones internacionales. Los más aplaudidos: José Mujica de Uruguay, Evo Morales de Bolivia, Cristina Fernández de Argentina y Rafael Correa de Ecuador, pero sin duda las miradas estuvieron puestas en el mandatario uruguayo, quien no tuvo problemas en fotografiarse una y otra vez con cuanto parlamentario que se lo pidiera.

Llamado al orden de por medio, se da inicio a la ceremonia encabezada por la primera presidenta del Senado, Isabel Allende. Aplausos y es el ahora ex presidente Sebastián Piñera quien ingresa al Salón de Honor bajo aplausos, aunque moderados en comparación con otras ocasiones.

Con el ex mandatario en el interior, solo faltaba la presencia de Michelle Bachelet, quien vestida de negro recibió la banda y la piocha de O’Higgins, formalizando su asunción a la más alta magistratura del país.

Luego de la ceremonia vino el tiempo de las reacciones, el presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, se refirió a las prioridades que espera tenga el nuevo Gobierno: “Lo más importante y prioritario es la reforma al sistema tributario, porque sin una sustantiva reforma al sistema tributario la discusión de la reforma educacional se hace más difícil. Por ello, espero que ese sea el primer gran proyecto que se envíe. En particular y dada mi raigambre laboralista yo espero que lo del multirut sea muy pronto”, dijo.

Desde la Alianza, se encargaron de resaltar las bondades que a su juicio dejó para nuestro país el Gobierno de Sebastián Piñera y al mismo tiempo mostraron su preocupación con el programa de la Nueva Mayoría como sostiene el presidente de la UDI, Patricio Melero: “Creo que el programa de Gobierno tiene muchas situaciones que nos preocupan y creo que ha ido mutando desde las expectativas a la incertidumbre respecto de lo que se va a poder hacer de ese programa de Gobierno. Nosotros ya tuvimos una voz muy crítica en el desarrollo de la campaña entre Evelyn Matthei y Michelle Bachelet y obviamente nos preocupan todas esas cosas que la Concertación hizo durante veinte años y que ahora que son Nueva Mayoría quieren desarmar”, señaló Melero.

Por su parte, el senador de Renovación Nacional, Francisco Chahuán, teme que su sector sea “irrelevante” en la futura discusión parlamentaria: “Viene una avalancha legislativa particularmente por las 50 medidas de los primeros 100 días. Nosotros hemos hecho una revisión  de cómo se va a venir el trabajo legislativo en cada una de las comisiones. Necesitamos generar contra propuestas respecto de los tres ejes de Bachelet. Estamos trabajando en la conformación de esos equipos y tenemos el riesgo de ser irrelevantes, por lo tanto acá se requiere mucha generosidad para hacer un trabajo colectivo y donde evitemos que algunos de nuestros parlamentarios se vaya por fuera para llegar a acuerdo, no considerando el bloque de la oposición”, señaló el senador.

La ceremonia de cambio de mando se desarrolló bajo un fuerte control policial, que causó la molestia en más de una ocasión de la prensa e incluso los invitados, quienes vieron interrumpido su libre desplazamiento en más de una ocasión.

Foto: Marianne Deygout