Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de octubre de 2019

Escritorio

Carta Abierta sobre la situación humanitaria de los presos mapuches en Angol

Diario Uchile

  Sábado 29 de marzo 2014 16:07 hrs. 
bandera-mapuche-e1285977868477

Como casa Autogestionada de Mujeres del Ngullumapu  queremos mostrar nuestra preocupación frente a la situación actual en que se encuentran los presos políticos mapuche (PPM), particularmente  los encarcelados por el Estado de Chile en la cárcel de Angol: Luis Marileo Cariqueo, Cristian Levinao Melinao, Leonardo Quijón Pereira, Fernando Millacheo Marín y muy especialmente por la situación de salud de  José Mariano Llanca Tori.

Hacemos un llamado Urgente a   las organizaciones sociales y políticas  a rechazar y no hacerse parte de la amnesia social en que nos mantiene  el poder empresarial y sus servidores, a recordar que las demandas justas y urgentes que han planteado en múltiples oportunidades  los PPM deben ser resueltas a la brevedad  y que este nuevo gobierno no puede hacer oídos sordos  a  sus justas demandas  ya que con ello seguiría avalando  las violaciones a los derechos humanos.

Los PPM  encarcelados en Angol, sus familias y comunidades   viven  una situación extrema de vulneración de los derechos humanos en todos sus ámbitos; desde el derecho a un justo proceso, como al derecho básico de una vida sin violencia y en condiciones dignas.  Es por esto, que como Casa de Mujeres apoyamos sus tan urgentes demandas, las cuales se resumen  en:

1. La asistencia médica oportuna a quienes presentan un estado de salud deteriorada , tanto  por los efectos de las 3 huelgas de hambre realizadas entre el 2010 y el 2012, como por enfermedades y  heridas propinadas en situación de represión.

2. La  petición de indulto de José Mariano Llanca Tori, quien presenta  una enfermedad hepática crónica,   donde su expectativa de vida  a dos años se ve reducida a un 85% en condiciones normales. Pero que sin el adecuado tratamiento, se ha ido agudizando, presentando múltiples problemas asociados, los cuales han derivado en  una condición que hace necesario como único tratamiento  efectivo el  trasplante de hígado. No obstante lo referido por informe médico del 09 de noviembre, estando  presentando las condiciones, no ha sido incorporado en lista  nacional de  trasplante.

3. La revisión de los procesos judiciales, que aseguren un trato justo y adherido al debido proceso, ya que hasta la fecha  los procesos se han visto viciados por la utilización de testigos sin rostro  y la manipulación  constante de las pruebas  presentadas por la fiscalía. Recogemos la urgente y justa demanda del nombramiento de un ministro en visita.

Es importante además denunciar la persecución y hostigamiento que ha afectado a sus familias y  comunidades,  y que por consiguiente afecta  a mujeres, niñas, niños y ancianos  que  viven en una situación de extrema vulneración de derechos. Frente a esto, el principal recurso utilizado hasta ahora, han sido  tres huelgas de hambre: La primera de 90 días, la segunda  de 45 y la tercera de 25. Estrategia que consideramos válida  por lo apremiante de su situación, pero que origina consecuencias  graves y muchas veces irreversibles para su salud.  Pese a todo este sacrificio, estas demandas no han sido escuchadas, no evidenciado los gobiernos de turno  una voluntad concreta de que esta situación cambie en el corto plazo.  Por lo mismo emplazamos a las autoridades correspondientes: Presidenta Michelle Bachelet, Intendente Francisco Huenchumilla  y la institucionalidad pública a cumplir sus promesas  de un nuevo trato hacia el pueblo Mapuche y sus demandas. Al Poder Judicial, de asegurar las condiciones mínimas que estipula el derecho internacional respecto al debido proceso, tanto para los PPM  y Presos políticos adherente a la Causa Mapuche  que están  siendo juzgados y condenados en las distintas  cárceles de la región.

Y a  la opinión pública y sociedad civil,   a tomar conciencia y hacerse voz y parte de una demanda social, política y sobre todo humanitaria  para  asegurar la vivencia de los derechos Humanos, no como una Utopía, sino como valores básicos fundantes de una sociedad  en que prime ante todo la dignidad Humana.