Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 1 de julio de 2022

Escritorio

Expertos urgen fiscalización por “excesivas alzas” de isapres

La Superintendencia de Salud confirmó un fuerte incremento de los planes de salud privada. Un alza que supera la tendencia de los dos últimos años e incluso el IPC sectorial que se situó en torno al 5, 56%. Desde las organizaciones civiles acusan integración vertical de los grupos empresariales que manejan las isapres. Mientras que desde el Congreso apuntan a una profunda reforma legal.

Camila Medina

  Martes 1 de abril 2014 21:01 hrs. 
1075314

Compartir en

Las isapres subirán los valores de sus planes en un promedio de 4,8 por ciento para el período julio 2014 – junio 2015. Así lo informó el Superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, quien manifestó “preocupación” por las consecuencias que puede traer para el sistema en materia de judicialización.

El vocero de la Fundación Creando Salud, Matías Goyenechea, calificó este nuevo reajuste como “escandaloso”. Al respecto, explicó que las isapres que realizaron las mayores alzas son justamente las que reciben más reclamos, y ostentan el mayor grado de integración vertical, es decir, que el grupo empresarial al que pertenecen cuenta con prestadores privados o clínicas, que aumentan los costos en base a los cuales las isapres reajustan el precio de los planes.

Al respecto dijo que: “Aquí hay una trampa lamentable respecto a la claridad con la cual se entregan estas alzas. En el caso de Colmena, Banmédica y Cruz Blanca pertenecen a grandes grupos empresariales que tienen intereses no solo en nuestro país, sino en toda Latinoamérica. Sí creo que es necesario de que al igual que las isapres hoy día tienen que avisar de las alzas de precios y también de sus utilidades, las clínicas privadas también debieran hacer lo mismo, porque efectivamente aquí se da una situación donde se pueden estar camuflando utilidades a partir del alza de costos que señalan las clínicas. Entonces también es importante que se avance en transparencia dentro del mundo de los prestadores privados”, señaló.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico Enrique Paris, consideró que el alza afectará sobre todo a personas de la tercera de edad, sin embargo recordó que las isapres atienden “solo al 18 por ciento de la población”, en ese sentido consideró pertinente aumentar la atención al sistema público de salud.

Sobre el argumento que entregan las isapres, respecto al aumento de prestaciones que atribuye a los médicos el alza de costos, consideró necesario revisar la integración vertical, ya que estas instituciones podrían manejar los costos: “Creo que las isapres tiene que hacer más educación y más prevención. Educar a sus pacientes en el sentido de cuándo consultar y cuándo no. En qué situaciones ir a urgencias y en qué situaciones ir a la consulta. Creo también que cuando las isapres rechazan las licencias, obligan a los médicos a que pidan más exámenes. Ellos argumentan que no entregan licencias, porque no confían en el diagnóstico clínico del médico y piden más exámenes para confirmar”.

Paris destacó sin embargo, que hubo dos isapres, Ferrosalud y Masvida, que no aumentaron sus valores. Motivo que, a su juicio, permite cuestionar además la gestión interna de estas empresas.

Durante el año pasado la Superintendencia de Salud ingresó 526 casos de reclamos en contra de las isapres por alzas en el valor de sus planes. Mientras que en la Corte de Apelaciones fueron alrededor de 150 mil los recursos de protección interpuestos en contra de estas instituciones. Un aumento superlativo en comparación a 2012, cuando se registraron 43 mil 400 causas de esta índole.

Para el abogado Pedro Barría, representante de usuarios de la salud privada, la cantidad de recursos ingresados durante el año pasado marcó un precedente importante.

Sin embargo, consideró que este no es el mejor camino, ya que muchos afiliados no presentan recursos de protección porque no se enteran que existe el procedimiento, por vencimiento de plazos o incluso porque tienen miedo de que la isapre adopte represalias en contra de ellos: “No ha sido útil, porque el porcentaje de usuarios que presentan recursos en contra de sus isapres es bajo. Entonces esta no es la solución ideal, sino una solución parche. Lo ideal sería que se fijara un sistema de reajuste objetivo para que efectivamente las isapres reajustaran los precios solo cuando sea demostrable que existe aumento de los costos médicos. Y en todo caso, jamás todos los años, porque eso es aberrante, se deberían producir cada tres años como en el Plan Auge, pero cuando haya comprobadamente un indicador objetivo que construya una entidad independiente, que puede ser el INE, del aumento de los precios”, sostuvo.

El diputado socialista Juan Luis Castro, integrante de la comisión de Salud de la Cámara, fue categórico y calificó al sistema privado de salud  como individualista y de excesivo lucro. Además, aseguró que no existe justificación para el alza de precios en los planes de las isapres: “Las isapres no debieran ajustar sus precios, porque estas ya están en UF, y por definición la UF se reajusta periódicamente según el IPC, por lo tanto estos son reajustes adicionales y reales por sobre el IPC, en circunstancias que no existe ninguna razón que justifique que cada año estas isapres aumenten más los precios”, aseguró.

Tener una tarifa plana para todas las personas afiliadas al sistema privado, un IPC vinculante que establezca un límite máximo obligatorio para las isapres y terminar con los aumentos de precios indebidos para menores de 2 años, mujeres en edad fértil y adultos mayores, son parte de las soluciones que a su juicio deben tramitarse con suma urgencia en el Congreso.

Las medidas anunciadas por la Presidenta para los primeros cien días de Gobierno, contemplan la designación de una comisión de expertos que preparará la propuesta para reformar la Ley de Isapres vigente.

El diputado José Luis Castro, afirmó que espera que el proyecto de ley sea rápidamente tramitado “para que los tres millones de chilenos que están afiliados a las isapres tengan garantías de que el Estado se preocupa por las condiciones de sus planes de salud y no estén hoy día regidos por una verdadera ley de la selva, donde cada uno tiene que salvarse como puede, porque las isapres han hecho lo que quieren con sus propios usuarios”, afirmó.

Síguenos en