Diario y Radio U Chile

Año XIII, 16 de mayo de 2021

Escritorio MENÚ

Reforma Tributaria

Comités UDI barajan propuestas gremialistas a reformas de Gobierno

La Unión Demócrata Independiente analiza distintas vías para incidir en el debate de la reforma tributaria. El diputado Felipe Ward defendió la entrega de volantes de rechazo al proyecto, mientras que el senador Hernán Larraín presentó una propuesta para discutir puntos centrales. Este jueves, autoridades del partido serán recibidas por Michelle Bachelet en La Moneda.

Héctor Areyuna

  Martes 8 de abril 2014 21:53 hrs. 
Hernán Larraín y Ricardo Lagos Weber


La UDI volvió a mostrar su férrea oposición a la reforma tributaria. El jefe de bancada, Felipe Ward, justificó la entrega callejera de volantes que advierten supuestos efectos negativos de la iniciativa.

El parlamentario aseguró que las asistencias a la comisión del ministro de Hacienda, Alberto Arenas, son insuficientes y aseveró que se insistirá en la campaña contra el ajuste fiscal.

“Esta es una reforma de tal envergadura y que tendrá un impacto de tan largo plazo que requiere mucho más diálogo y no un par de asistencias a las sesiones, sino que un trabajo con la oposición. ¿A qué le tienen miedo? ¿Le tiene susto al diálogo? ¿Nos quieren censurar?”, cuestionó Ward, agregando que “vamos a seguir informando a la ciudadanía de cuáles son los efectos de esta reforma tributaria y obviamente desempeñaremos nuestro rol en el Congreso, para lo que requerimos más diálogo, pero también desde la ciudadanía”.

Frente a esto, el senador Hernán Larraín lidera  una hasta ahora solitaria cruzada al interior de la UDI, y propone una postura que logre incidir en las reformas del programa.

El legislador presentó a los senadores del partido un texto con indicaciones a la reforma tributaria. Para él, lo fundamental es conocer la “disposición real” del Gobierno a escuchar los planteamientos de la oposición y hacer modificaciones en la anunciada reforma, situación que podría incluso conseguir la voluntad de la UDI al momento de legislar.

“Si hay disposición de cambiar estas cosas, obviamente la conversación podría significar un cambio en el voto, por lo menos de muchos de nosotros. Pero hay quienes en la UDI piensan que el Gobierno no está dispuesto a transar una coma de su programa y vamos a ver si eso es real o no”, manifestó Larraín, añadiendo que “si ese es el ánimo del Gobierno, de imponer porque tiene los votos sí o sí sus planteamientos, entonces no hay nada más que discutir. Éste es el ánimo que yo tengo y veo que hay algunos que quisieran conocer la respuesta del Gobierno antes de tomar una decisión”.

Más allá de lo tributario, otro tema de gran preocupación al interior de la UDI es la reforma constitucional. El propio Larraín, que lidera una comisión en su partido para monitorear el tema, quiere saber cómo operará el Gobierno en la materia, ya que hasta ahora no tiene certezas sobre las propuestas.

Ante esto, el senador llamó a reeditar los encuentros institucionales, explicando que “sentimos tener la autoridad para decir que hemos hecho todos los cambios necesarios y podemos seguir, pero por el camino de la evolución constitucional consensuada y no por el camino de la revolución que se impone porque uno tiene la fuerza. No me parece que esa sea la forma de resolver, más bien prefiero este otro camino que es el que hemos venido siguiendo y para esos efectos no tenemos graves inconvenientes. Éstos surgen cuando se pone en tela de juicio y en duda todo nuestro sistema constitucional como lo ha hecho la Nueva Mayoría”.

El senador aseguró que cuando se pone en cuestión todo el sistema político se genera mucha incertidumbre, por lo que el Gobierno tiene que aclarar las dudas, la profundidad de la reforma y los mecanismos. “Está jugando con la voluntad ciudadana”, acusó.

Son varios los grupos vinculados a la Alianza que están trabajando en propuestas alternativas. El abogado constitucionalista de Libertad y Desarrollo José Francisco García aseguró que esto es necesario ante los últimos desempeños electorales del sector.

“Cuando llega el momento del voto voluntario y las personas no tienen razones para ir a votar por ideas, que es lo que mueve el voto voluntario, efectivamente recibimos una paliza electoral. Y esto también está vinculado a eso. La importancia de tener posiciones intelectuales en un debate tan importante como lo es el constitucional obviamente es relevante para resucitar el que la centroderecha defiende ideas y que este discurso del ‘cosismo’ y la eficiencia en realidad no son parte de nuestro ideario”, aclaró.

García cree que en una discusión relevante como ésta los sectores de la Alianza no pueden restarse del debate. Para él la actual Constitución es perfectible, asegurando que varios en el sector son “partidarios de la evolución (constitucional)”.

Hernán Larraín: “El tema más relevante es si hay disposición del Gobierno para conversar temas centrales”

En conversación con Radio Universidad de Chile, el senador gremialista profundizó en la discusión sobre el proyecto de reforma tributaria enviado al Congreso por el Gobierno y sobre el trabajo que se está realizando en la Alianza como medidas alternativas.

¿Cómo fue la recepción del documento con las indicaciones sobre la reforma tributaria al interior del comité de senadores de la UDI?
– Nosotros hemos conversado sobre la necesidad de ver si es que el Gobierno, antes de que votemos la idea de legislar, tenga un espacio de conversación sobre los temas centrales que plantea esta reforma, respecto de los cuales no tenemos claridad. Hemos ido conociendo cada vez más detalles de la reforma y en realidad es una especie de caja de Pandora, porque tiene numerosos artículos y hace difícil incluso la comprensión de muchos de los detalles porque son muy técnicos. Pero más allá de eso, lo que nosotros queremos es tener la mayor claridad e información y saber si el Gobierno está con ánimo de poder revisar algunos de los contenidos o propuestas que está haciendo.

Tengo la impresión de que no es fácil esta decisión del Gobierno, por lo que he podido percibir, pero particularmente para mí es muy importante. Efectivamente está considerada la idea de conversar con la oposición y ver si es posible, en temas como la eliminación del FUT que es un antecedente extremadamente importante para ver el efecto que tiene la eliminación de este Fondo de Utilidades Tributarias en la inversión, porque se han cometido errores, se han cometido abusos y nosotros creemos que una cosa es corregir estos abusos, que me parece pertinente, y otra cosa es eliminar el FUT, porque podemos dejar a la inversión en las empresas en estado difícil y traspasarle esto a todos los bancos.

El tema más relevante es si hay disposición del Gobierno para conversar temas centrales. Yo creo que ese es el ánimo que existe. Yo siento que en mi comité hay bastante escepticismo de que el Gobierno tenga alguna disposición de cambiar las cosas, porque como tiene los votos, ¿con qué fin lo van a cambiar? Pero igual es mi ánimo insistir y quiero saber qué piensa el Gobierno sobre esta situación a ver si logramos convencerlo de que vale la pena siempre oír a la gente y no solamente resolver lo que a cada uno le parece mejor, aunque tenga los votos.

¿Sería una garantía para la UDI este espacio de conversación antes de votar la idea de legislar? ¿Se comprometería a este espacio el apoyo del partido?
– No es una decisión de la UDI, es una decisión que yo estoy promoviendo y que va a depender mucho de que si el Gobierno tiene una disposición real a cambiar algunas cosas de su proyecto.

La UDI tiene  esta semana una reunión con la Presidenta Michelle Bachelet. ¿Esa sería la instancia correcta para plantearlo?

– Me imagino que sí. No he hablado con el presidente de la UDI, pero me parece que es el minuto para que se haga este planteamiento.

Sobre estos mecanismos para acercarse y tratar de incidir un poco en la agenda del Gobierno, ¿qué pasa con la reforma constitucional? ¿También van a preparar un proyecto propio para contrastarlo con el del Ejecutivo?
– El lunes constituimos un equipo de trabajo que me corresponde coordinar, en el cual esperamos ver qué temas son los que a nuestro juicio son los que valdría la pena revisar, a qué cosas estamos disponible en materia de cambios constitucionales, pero esclareciendo desde la partida que nosotros no creemos que Chile viva una situación de crisis que justifique entrar a una Asamblea Constituyente o a realizar una nueva Constitución, sobre todo porque aquí se han cambiado en democracia aspectos muy sustantivos.

No está de más recordar el cambio que hubo el año 2005 cuando era presidente Ricardo Lagos, quien afirmó que con los cambios introducidos teníamos ante el mundo una Constitución perfectamente democrática, una constitución distinta a la de su origen, y por lo tanto el país, salvo uno o dos temas pendientes, estaba en buena línea constitucional. No hay una razón para que pocos años después ese concepto cambie.

Lo que nosotros queremos es ver si hay espacio para conversar sobre cambios constitucionales que nosotros queramos tener, que la Nueva Mayoría quiera tener, ver si es posible avanzar. Pero la idea de una Asamblea Constituyente nos parece que podría generar más problemas que beneficios. Y particularmente también queremos saber qué es lo que piensa el Gobierno en esta materia, porque no hay una sola voz de la Nueva Mayoría respecto de qué es lo que quieren. Algunos dicen que quieren Asamblea Constituyente, pero no todos piensan lo mismo, y en ese sentido vale la pena investigar para ver si realmente están todos alineados con estos nuevos planteamientos. Porque cuando aparece ese tipo de confusión e incertidumbre en la coalición oficialista se hace más difícil todavía abordar un tema, porque cuando se pone en cuestión todo el sistema político fundado en la revisión total de la carta constitucional se genera mucha incertidumbre y el Gobierno tiene la obligación de aclarar cuál es su punto de vista. ¿Va a haber Asamblea Constituyente? ¿Van a querer toda la constitución de nuevo o algunos aspectos? Son cosas distintas y en eso sentimos que el Gobiernos está jugando con la voluntad ciudadana que le ha dado un gran respaldo a la Presidenta pero todavía no tiene claridad.

Frente a eso, ¿cómo reciben en la UDI las críticas de los sectores que rechazan la Constitución por su carácter ilegítimo, considerando que el principal ideólogo del partido fue uno de los principales redactores de la Carta Magna?
– Nosotros entendemos que la Constitución es un fenómeno vivo y que va evolucionando con los tiempos, y por eso hemos participado en las reformas constitucionales que se le han introducido a la Carta de 1980, como en la última gran reforma, fruto de un acuerdo político en que nosotros mismos desde la UDI logramos promover y articular para poder dar paso a esta reforma que se plasmó en los acuerdos de 2005. Hemos tenido la voluntad de hacerlo porque entendemos que hay que estar progresando, recogiendo los sentimientos de la gente y profundizando su legitimidad democrática. En ese sentido hemos trabajado.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.