Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Reconstrucción de Valparaíso: “Regalar madera y lata es construir viviendas precarias”

El incendio de Valparaíso arroja un saldo de quince fallecidos, doce mil 500 damnificados, dos mil 900 viviendas destruidas y mil 200 personas albergadas. Ahora el foco está en las condiciones de los afectados y las inminentes lluvias. Bomberos solicita espacio en la discusión por la reconstrucción en el puerto, además de considerar las observaciones de diversos actores sociales.

Camila Medina

  Miércoles 16 de abril 2014 19:39 hrs. 
© Andy Das Mortes


La Dirección General del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso hizo un llamado a las autoridades a escuchar su voz antes de iniciar la reconstrucción en la comuna.

Así lo confirmó el comandante de Bomberos de Valparaíso, Enzo Gagliardo, quien consideró que la experiencia que tienen los voluntarios puede ser un aporte en términos de la planificación urbana.

Por eso solicitan que se considere su opinión, ya que a su juicio “a veces a Bomberos nos miran en menos  y esperamos que esta catástrofe abra una oportunidad para comenzar a considerarnos.  A esto se suma que muchas cosas vienen decididas desde Santiago,  porque lamentablemente las provincias pasaron a un segundo lugar en muchos aspectos”. Además agregó que esta situación de indiferencia se repite  en todas las compañías de bomberos de Chile, “por más pequeña que sea la ciudad, Bomberos debería participar siempre en todas las iniciativas de este tipo. En otras partes del mundo, los bomberos son capaces de chequear un edificio y decir que si está mal hecho o si no cumple con las condiciones mínimas de seguridad, que se eche abajo, no se puede evitar porque así es el poder que tienen”, dijo.

El Comandante se refirió además al problema de la basura en las quebradas de los cerros, situación que constituye un permanente riesgo para los vecinos. Por eso apuntó a generar un cambio cultural entre los habitantes, para que aporten en la limpieza de los barrios y en desmalezar alrededor de sus propios hogares.

Reconstruir en el mismo sitio

Gagliardo, recordó que luego del incendio que afectó al cerro La Cruz en 2008 se reconstruyeron las viviendas en la misma ladera que hace unos días se volvió a quemar. A su juicio, será necesario luchar contra el deseo de los pobladores por permanecer en el mismo sitio, y reubicarlos en emplazamientos seguros.

En ese sentido, el profesor de la facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad de Chile,  Alberto Gurovich, dijo que en la región existe un dominio muy fuerte del derecho de propiedad que termina siendo sacralizado, razón que dificultará cualquier intento de cambio.

Respecto a los emplazamientos, el académico explicó que hacia finales del siglo XIX hubo una propuesta de construcción que organizaba el sistema de conexión entre los cerros, lo que hoy se denomina el camino de cintura en la avenida Alemania. El problema más serio de este orden, es que el sistema de calles hacia arriba no tiene relación con el potencial que determinan las curvas de nivel. “La calle dominante debería ser horizontal y no en sentido vertical, como es actualmente”, señaló.

A su juicio hay situaciones que no debieran volverse a repetir, “porque hasta ahora se han construido viviendas encaramadas unas sobre otras y destruyendo el cerro, cortándolo para generar un plano sobre el cual se instalaba parte de la vivienda, con eso se destruye la capa vegetal y se produce lo que por muchos años en Valparaíso ha sido un problema que es el arrastre que van a provocar las lluvias que dentro de poco van a caer en la zona”, advirtió.

Por otra parte, Atilio Caorsi, arquitecto de la Universidad Católica y miembro del movimiento Ciudadanos por Valparaíso dijo que es necesario buscar que las normativas y planes reguladores se cumplan. A su juicio, ha habido laxitud por parte de las autoridades que durante años han regularizado construcciones que no lo ameritaban. Asimismo, tampoco se ha generado una óptima oferta de viviendas para la comunidad, ya que “los proyectos del Servicio de Vivienda y Urbanismo han tenido problemas de lentitud, corrupción y obras incompletas”.

Caorsi ejemplificó la falta de fiscalización con el caso del retén de Las Cañas, construcción que se quemó debido a que no se cumplió la ley que establece que edificaciones de tipo policial y de salud no pueden tener similares adosadas, lo que causó que se transmitiera el fuego de un lugar a otro.  Y agregó que “aquí quedó demostrado que la instalación de viviendas en zonas irregulares significó la pérdida de construcciones que sí estaban regularizadas. Se deben iniciar sumarios e investigaciones desde ya y no esperar más tiempo porque en Chile estas situaciones se suelen olvidar”.

Ayuda de calidad

El arquitecto apuntó a que la ayuda que se entregue a los damnificados conste de materiales de buena calidad. En ese sentido, cuestionó la iniciativa de la fundación Un techo para Chile que inició la campaña “Mil techos para Valparaíso”.

Al respecto, dijo que “si bien es una loable iniciativa, no nos colaboran en este tema. Ahora van a empezar a regalar viviendas de emergencia de madera y de lata, de los mismos materiales con los que las personas construyeron. Lo que se debiera regalar son muros de contención y muros cortafuegos. La gente en estos cerros es trabajadora, muchos son trabajadores de la construcción y saben construir. Por eso, si se les entregan buenas bases, buenos muros de contención y cortafuegos ellos van a poder construir sus propias viviendas de emergencia sin mayores problemas. Esto de regalar mil techos de forma apresurada, significa que se van a instalar mil viviendas precarias”, aseguró.

Entre las medidas de emergencia que ya adoptó el Gobierno está la restricción vehicular que afectará durante 24 horas a los autos particulares. Esto con el objetivo de facilitar el acceso de los voluntarios y los equipos de auxilio a los lugares siniestrados.

Además, la Presidenta Michelle Bachelet ya anunció la entrega de un bono de un millón de pesos por familia, para que los damnificados puedan adquirir enseres básicos luego que logren reconstruir sus viviendas.

Fotografía: © Andy Das Mortes