Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

A los 87 años fallece Gabriel García Márquez, mágico escritor colombiano

El padre del realismo mágico falleció rodeado de sus familiares en Ciudad de México. Abrió una variante de nuevo periodismo y potencia narrativa que lo destacan. Fue parte del llamado "boom” de la literatura latinoamericana, junto a otros nombres como Cortázar, Borges, Vallejo y Vargas Llosa. Además, creó la Fundación de Nuevo Periodismo Iberoamericano, que mantiene el ímpetu de Gabo por impregnar las páginas con realidad.

Diario Uchile

  Jueves 17 de abril 2014 17:08 hrs. 
gabo


Gabriel García Márquez falleció a los 87 años en Ciudad de México, rodeado de sus familiares en su residencia, según se dio a conocer este jueves.

El escritor colombiano había sido hospitalizado el pasado 31 de marzo, afectado por infecciones pulmonares y urinarias y un cuadro de deshidratación. El pasado martes había retornado a su casa, pero su familia había reconocido que su estado de salud era “muy frágil”. “Su condición es estable aunque se encuentra muy frágil y existen riesgos de complicaciones de acuerdo a su edad”, indicaba un comunicado emitido por su mujer, Mercedes Bacha, y sus hijos Rodrigo y Gonzalo.

Al escritor se le diagnosticó un cáncer linfático en 1999 y durante los últimos meses la prensa especulaba respecto de su estado de salud, incluso con versiones sobre una eventual demencia senil, lo cual fue descartado por los cercanos al escritor.

Nacido en Aracataca el 6 de marzo de 1927, como el mayor de once hermanos,Gabo es indicado como el padre del “realismo mágico”. Ha vendido más de 40 millones de ejemplares, traducidos a 36 idiomas, y en 1982 recibió el Premio Nobel de Literatura.

Luego de abandonar la Facultad de Derecho, comenzó a colaborar con periódicos como El Heraldo, de Barranquilla, El Universal, de Cartagena de Indias y El Espectador, de Bogotá. En las páginas de éste último publicó, en 1947, su primer cuento, La tercera resignación.

En 1955 editó La hojarasca, su primera novela. Luego viaja a Europa como corresponsal de El Espectador y en 1961 se instaló en Ciudad de México, donde publica El coronel no tiene quién le escriba. Luego vendrían títulos como El otoño del patriarca (1975), Crónica de una muerte anunciada (1981), El amor en los tiempos del cólera (1985), Del amor y otros demonios (1994) y Memorias de mis putas tristes (2004), entre otros.

La cumbre de su obra, sin embargo, es Cien años de soledad, publicado el 5 de junio de 1967 en la Editorial Sudamericana de Buenos Aires. Su éxito es la punta de lanza del boom de escritores latinoamericanos, etiqueta que alcanzó para agrupar a una diversidad de autores del siglo XX, como Julio Cortázar, César Vallejo, Mario Vargas Llosa, Carlos Fuentes, Jorge Luis Borges y José Donoso.

En 1994 fundó la Fundación del Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI), destinada a ayudar a las nuevas generaciones en la búsqueda de nuevas formas de ejercer la profesión. García Márquez se mantuvo como presidente de la fundación hasta su deceso.