Diario y Radio U Chile

Año XIII, 14 de abril de 2021

Escritorio MENÚ

Colombia

Santos designa nueva alcaldesa en Bogotá a un mes de elecciones

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, designó a María Mercedes Maldonado como alcaldesa interina de Bogotá, en reemplazo del destituido Gustavo Petro, quien además podría ser inhabilitado para ejercer cualquier cargo público durante los próximos quince años. Los analistas apuntan a que la decisión de Santos es una estrategia de apertura al diálogo de cara a las próximas elecciones presidenciales. Además, señalaron las implicancias de la situación del ex guerrillero Petro para el proceso de negociaciones de paz con las Farc.

Camila Medina

  Martes 22 de abril 2014 20:20 hrs. 
maria_mercedes


El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, designó a la secretaria distrital de Hábitat, María Mercedes Maldonado, como nueva alcaldesa de Bogotá. Mercedes deberá permanecer en el cargo mientras se llevan a cabo las elecciones para elegir el reemplazo del destituido alcalde, Gustavo Petro.

El mandatario colombiano se refirió a los argumentos que motivaron la nueva  designación y explicó que la doctora María Mercedes “es la persona que está en el gabinete, conoce  muy bien las políticas de la ciudad, es una persona muy bien preparada y además me ha ido muy bien cuando las encargo de la alcaldía de Bogotá. Todo este proceso se ha realizado siguiendo las leyes de la Constitución y los procesos que imponen, desde el primer momento hasta este y seguiré actuando en consonancia”, dijo.

En diciembre de 2012, se produjo una emergencia sanitaria en Bogotá que desembocó en una situación de crisis y que según algunos puso en riesgo la salud de los ciudadanos. El Ministerio Público de Colombia determinó que el entonces alcalde de la capital provocó de manera deliberada irregularidades en la prestación del servicio de aseo,  razón por la cual Gustavo Petro fue destituido y podría quedar inhabilitado para ejercer cualquier cargo público durante quince años.

La analista política, Francisca Quiroga, recordó el debate que se generó respecto a la institucionalidad colombiana y al poder para remover a un alcalde que fue electo democráticamente. La académica apuntó además a la estrategia del presidente colombiano de cara a las elecciones presidenciales de mayo y al poder que puede ejercer en Bogotá, una ciudad históricamente dominada por la izquierda:  “Santos tiene una elección, por lo tanto hay una coyuntura donde debe mostrarse favorable a incluir a más actores en el debate. En ese contexto, el nombramiento de María Mercedes, que es una mujer con una mirada académica pero que es muy vinculada al ex alcalde, también le permite a Santos tener un cierto control de la agenda y no sentirse tan presionado respecto a la decisión final que implica la firma del decreto en el que se destituye a Petro. Esta situación le genera mayor presión política al presidente porque es un tema que incluso se ha discutido a nivel internacional. La Corte Interamericana de Derechos Humanos pidió en un momento que se revisara cómo a través de un organismo del Ejecutivo, que tiene cierta prerrogativa en la Constitución, se aplicaba algo tan radical como es la destitución del cargo y la inhabilidad para ejercer cargos públicos”, dijo.

Luego de su destitución el ex alcalde calificó la acción como un golpe de Estado en contra de Bogotá.  Así también las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) expresaron su rechazo, cuando al inicio de un nuevo ciclo de conversaciones de paz con el gobierno  manifestaron que la decisión “afectaba la confianza  para buscar una solución política del conflicto”.

La destitución de Petro, quien hasta los noventa fue guerrillero de las Farc, provocó un  estancamiento en las negociaciones de paz. En ese marco, Paz Milet, investigadora del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, explicó que esto coincidió además con una baja importante de Santos en las encuestas. En ese sentido consideró oportuna la apertura al diálogo con otros sectores, porque “hay distintas posturas de las fuerzas políticas colombianas. Por una parte hay un candidato minoritario que no pertenece a la alianza de la alcaldesa, que está contrario a poner más limitantes y es más cercano a Uribe. Por otro lado la alianza verde, a la que pertenece la alcaldesa interina, está mirando con moderación las conversaciones de paz y quieren manejar el hecho de que no haya muchas concesiones, porque también cada sector quiere sacar ganancias políticas de los avances que ocurran en el marco de este proceso”, dijo.

Luego de la designación de Mercedes, el presidente de Colombia informó que convocará a elecciones definitivas luego de su viaje a México, para designar un nuevo alcalde de Bogotá hasta que concluya el período para el que había sido elegido Petro, en diciembre de 2015. Santos agregó que restituiría a Gustavo Petro en la alcaldía, sólo si un juez así se lo ordena.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.