Diario y Radio U Chile

Año XII, 22 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Oposición asegura que “sin consenso Reforma Tributaria es inviable”

Desde Renovación Nacional y Amplitud insisten en lograr acuerdos no solo políticos, sino también técnicos sobre el proyecto. Por su parte, en la Nueva Mayoría a pesar de los discursos aprobatorios del proyecto, persisten las diferencias, tanto entre partidos como al interior de la Democracia Cristiana.

Fernando Seymour

  Lunes 5 de mayo 2014 18:29 hrs. 





A una semana de que el proyecto de Reforma Tributaria sea votado en la Cámara, tanto en la Nueva Mayoría como en oposición afinan sus estrategias, ya sea para asegurar su aprobación o lograr una mayor participación e injerencia en su diseño.

En Renovación Nacional, por ejemplo, sus senadores se reunieron con el economista Bernardo Fontaine, donde la principal conclusión es la necesidad de consenso entre el Gobierno y los partidos políticos, antes de aprobar cualquier iniciativa.

Así lo confirma Manuel José Ossandón, quien insiste que “están saliendo muchas voces, por distintos lados, que no son políticas, sino que técnicas, las que están advirtiendo que pueden haber problemas. Entonces, una reforma para que dure muchos años tiene que tener un acuerdo técnico y político, es decir, un consenso generalizado. Y no porque tengamos como fecha el 21 de mayo nos vamos a farrear una tremenda oportunidad para Chile”

Además, el senador apunta que “cuando hay una reforma con tantos reclamos, yo creo que más que estar en contra de ella hay que estar en contra de esa muralla que han puesto algunos que no quieren conversar y llegar a acuerdo. Todos los acuerdos de largo plazo tienen que ser hechos con un consenso generalizado”.

Desde Amplitud insisten en una mayor participación de distintos actores sociales, tal como lo manifiesta el diputado Pedro Browne.

“Hacemos un llamado al Gobierno no para que nos escuche a nosotros, sino que escuche a la ciudadanía, a los emprendedores, a la gente que se verá afectada y también a ex ministros de la propia Concertación, defendidos por ellos mismos como grandes personeros en esta materia, que hoy, como (Eduardo) Aninat o (Andrés) Velasco señalan que esta reforma efectivamente tiene impactos negativos, y que pueden buscarse mecanismos que generen la misma recaudación, tal como lo plantea Amplitud”, explica.

Asimismo, el diputado desliza su preocupación al afirmar que “esperemos que esto no quede solamente en las buenas intenciones, como ha sido hasta hoy, de solamente escuchar, sino que avancemos en medidas concretas”.

Desde la Nueva Mayoría, en tanto, si bien se mantiene el discurso de defender la iniciativa enviada al Congreso, esto no necesariamente implica hablar de consensos.

En el camino han ido surgiendo matices y diferencias. Lo más reciente, la propuesta del senador Jorge Pizarro de aumentar el impuesto de primera categoría a las empresas de un 20 a un 26 por ciento, es decir, un punto porcentual más que la propuesta original.

Las divergencias quedaron de manifiesto luego de la reunión del comité político que encabezó la Presidenta Michelle Bachelet en La Moneda, en la que participaron algunos ministros, los presidentes del Senado y la Cámara, así como los presidentes de los partidos oficialistas.

Uno de ellos, el titular de la DC, Ignacio Walker, optó por no referirse a la propuesta, a diferencia del propio Pizarro, quien asegura que en el partido existe una sola postura.

“En la DC hay una sola voz para aprobar la reforma tributaria planteada por Michelle Bachelet, en la Cámara y en el Senado. Hay una sola voz para que esa propuesta sea lo mejor para Chile y que realmente represente el espíritu que ha planteado la Presidenta, es decir, que los que ganan más en este país aporten más. Cualquiera sea la decisión será una sola voz, y eso es lo que espero que hagan todos mis colegas”, aclara.

Esas mismas diferencias han sido una tónica entre la DC y el Partido Comunista, lo que este lunes no fue la excepción. Así lo deja en evidencia el presidente del PC, Guillermo Teillier, a propósito de las indicaciones al proyecto que aún podrían surgir, particularmente en el Senado.

“En lo fundamental la reforma no sufrirá ningún cambio. Pueden ser cosas como ésta, como subir los impuestos en un uno por ciento, lo que por supuesto tiene su importancia, pero son matices. En el Senado no solo la DC, sino que hay varios senadores que tienen matices. Hasta ahora yo aprobaré en la Cámara un aumento al 25 por ciento”, sentencia.

Él mismo agrega que “ese tipo de indicaciones el único que las puede realizar es el Ejecutivo, por lo que si las presenta algún senador o diputado serán declaradas improcedentes”.

Cabe destacar que este martes el proyecto de Reforma Tributaria será presentado en el Sala de la Cámara por los miembros de la comisión de Hacienda, y sometido a votación el próximo 13, 14 y 15 de mayo.