Diario y Radio U Chile

Año XIII, 25 de julio de 2021

Escritorio MENÚ

Exclusividad universitaria en salud: “Esto se ha transformado en una chacra”

En la comisión de Educación del Senado se discutió este miércoles el proyecto de ley de exclusividad universitaria para los profesionales de la salud. Los trabajadores demandan que se restituya el rango universitario en el área y se retome la senda del proyecto inicial. La ministra de Salud respaldó esta posición.

Cristián Pacheco

  Miércoles 7 de mayo 2014 23:19 hrs. 
apoyo medico


Representantes de distintas profesiones de la salud llegaron al Senado para exponer los argumentos con que exigen el rango universitario para quienes se desempeñan en el área.

El proyecto de ley de exclusividad universitaria se encuentra en tercer trámite constitucional, luego que fuera despachado por la Cámara de Diputados con modificaciones al proyecto original.

Los trabajadores esperan que el proyecto sea rechazado, ya que con las indicaciones solo otorgaría el rango a las carreras de Enfermería y Obstetricia, dejando fuera a Nutrición y Dietética, Fonoaudiología, Tecnología Médica, Kinesiología y Terapia Ocupacional.

El principal argumento de los gremios es que Chile necesita profesionales competentes para asegurar las condiciones de salud de la población, y para ello necesitan que se aseguren los estándares de formación.

La ministra de Salud Helia Molina, en su presentación ante la comisión, coincidió en que se requiere asumir que la responsabilidad sanitaria es equivalente para todos los profesionales. “Las especialidades surgen de la complejidad, por tanto las tecnologías y profesionales deben estar acordes a las nuevas exigencias”, dijo la secretaria de Estado.

“Nosotros tenemos la certeza absoluta de que todas y cada una de las profesiones que hoy día están aquí presentes deben ser parte de una formación universitaria, y no solamente universitaria, sino que además deberían ser todas las carreras acreditadas”, puntualizó la ministra de Salud.

“Esto se ha transformado en una chacra”, agregó la ministra para enfatizar que no debe haber carreras de la salud, ni instituciones que las dicten, que no estén acreditadas.

Al respecto, el jefe de la División de Educación Superior, Francisco Martínez respaldó la iniciativa e insistió que están en juego la fe pública en el sistema sanitario y los reconocimientos internacionales necesarios para procesos de homologación de títulos.

Martínez precisó que “en nuestra opinión debería ser obligatoria y vamos a trabajar por eso, de tal manera de que estas situaciones que están ahora son situaciones temporales, esperamos y que eso sea superado con los cambios que tenemos que hacer justamente para lograr aquello que se ha exigido tanto, que haya calidad. La calidad en la educación es fundamental, sobre todo como decía en materia de salud y calidad de vida”.

Martínez indicó que prohibir a los Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica el dictar carreras de la salud tendría un impacto acotado.

Por su parte el vicepresidente de la Fenpruss, Yamil Asenie aclaró que valoran el aporte de los CFT y los IP, pero necesitan asegurar exigencias para una formación de calidad, planteando que “demandamos en ese sentido que se restituya el rango universitario de las carreras de salud, que era una garantía de calidad de la ley que se derogó el año ’81, llamamos al honorable Senado a ratificar los grados en el primer trámite parlamentario y por lo tanto, otorgar exclusividad universitaria a las siete carreras de salud, contempladas en el proyecto original”.

La discusión se retoma el próximo miércoles, ocasión en que los senadores también votarán el proyecto.

El senador Alberto Espina indicó que probablemente rechazarán el documento, lo que dará paso a la formación de una comisión mixta, donde confía se incorporen las carreras faltantes.

Cabe destacar que el proyecto de ley de exclusividad universitaria para las carreras de salud lleva 9 años discutiéndose en el Congreso.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.