Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Amnistía Internacional desafía a La Moneda por retraso en derechos humanos

Con el inicio de la campaña “Presidenta Michelle Bachelet, que todos los Derechos Humanos no queden en el papel”, la organización pretende avanzar en distintas materias a nivel nacional. Entre las prioridades aparecen la derogación de la ley de Amnistía, el avance en derechos sexuales y reproductivos, así como el establecimiento global del principio de no discriminación y el respeto a la diversidad.

Paula Correa

  Viernes 16 de mayo 2014 13:01 hrs. 
Amnistía Internacional



A dos meses de instalado el Gobierno, Amnistía Internacional Chile llegó a La Moneda para plantear su preocupación sobre materias de derechos humanos, tanto en lo que se debe avanzar como en aquellas áreas que están postergadas.

La agenda de Derechos Humanos para Chile (2014-2017) consta de seis puntos, que han sido recogidos en el programa de la Presidenta Michelle Bachelet, pero que requieren prioridad.

La directora ejecutiva de la organización, Ana Piquer, detalló que “está toda la agenda que tiene que ver con impunidad por violaciones de derechos humanos, considerando las cometidas en el pasado, lo que tiene que ver, por ejemplo, con la anulación del decreto ley de amnistía, con la tipificación del delito de tortura, la reforma a la Justicia Militar”.

Además, agregó que “está todo lo que tiene que ver con derechos sexuales y reproductivos. Está en el programa de la Presidenta despenalizar el aborto en algunas causales y dictar una ley sobre derechos sexuales y reproductivos, que serían elementos muy importantes para avanzar hacia la protección de estos derechos. Eso como algunos ejemplos”.

En cuanto a los derechos sexuales y reproductivos, la organización señala que se trata de un tema absolutamente vigente. Un ejemplo es la situación de la joven de 17 años que se encuentra en el hospital Luis Tisné, luego de practicarse un aborto en su casa.

En esta materia, Chile es uno de los países con más atrasos, lo que se puede observar en las recomendaciones realizadas en el Examen Periódico Universal (EPU) de Naciones Unidas.

A esto se suman los atrasos para garantizar la diversidad y la antidiscriminación. Si bien después de diez años se logró contar con una ley que regula la materia, hay varios reparos a la misma, desde observaciones al documento legal, hasta diversas denuncias ante el incumplimiento de la protección que el Estado debe entregar a las víctimas de discriminación y las medidas de prevención.

En esa misma línea, se requiere garantizar que la normativa que regula la situación de los migrantes en Chile reconozca expresamente la no discriminación, así como todos sus demás derechos, de acuerdo a las normas internacionales sobre la materia.

El presidente de Amnistía Internacional, Roberto Morales, se refirió a algunos elementos que están en el programa, los que se deben precisar, ya que apuntan al corazón de los debates que se están realizando en Chile.

“Nos parece que también puede ser gatillador de otros temas la aprobación de algunos convenios que están por ratificarse. Por ejemplo, el Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, a nuestro juicio tiene elementos muy potentes en el ámbito de los temas que hoy está discutiendo la ciudadanía chilena”, explicó.

En ese contexto, apuntó a “cómo considerar la educación, si un derecho o un bien de consumo. El tema de la salud y otros que efectivamente no se ven de una manera tan clara que estén tan relacionados con la ratificación de un convenio, pero que son elementos gatilladores para que los temas se aborden de una manera distinta”.

Asimismo, Morales afirmó que se requiere pulir las leyes internas para que éstas no vayan en contra de los convenios internacionales y la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Considerando que estos temas se encuentran débilmente esbozados, la organización solicitó una audiencia con la mandataria, donde esperan avanzar en las preocupaciones planteadas.