Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 4 de julio de 2022

Escritorio

Oposición exige “amplio debate” ante primeros proyectos de Reforma Educacional

Con un mensaje a debatir con altura de miras, la Mandataria confirmó el envío al Congreso de los proyectos que ponen fin al lucro, al copago y a la selección escolar, además de una nueva institucionalidad para la educación parvularia. Parlamentarios oficialistas defendieron las iniciativas, mientras que los alcaldes apuntaron al siguiente paso: la desmunicipalización de los establecimientos. Por su parte, desde oposición esperan un espacio para debatir las condiciones de cada proyecto.

Cecilia Pérez / Fernando Seymour

  Lunes 19 de mayo 2014 19:31 hrs. 
bachelet

Compartir en

Este lunes, la Presidenta Michelle Bachelet firmó en La Moneda los proyectos de educación que forman parte de lo que será la futura reforma para el sector. Ante este anuncio, rápidamente diversas reacciones surgieron entre los parlamentarios de la oposición, luego del anuncio del Gobierno sobre el envío al Congreso de los proyectos que ponen fin al lucro, al financiamiento compartido y a la selección escolar.

El senador RN Andrés Allamand, integrante de la comisión de Educación, manifestó que “para mejorar la educación pública no es necesario terminar con la educación particular subvencionada. Nos parece que el proyecto que se ha dado a conocer, fundamentalmente tiene una orientación equivocada. En los hechos, este proyecto termina con la educación particular subvencionada e impide que los padres puedan efectuar aportes voluntarios para mejorar la calidad de sus hijos”

Asimismo, aseguró que “claramente esta es una reforma que no apunta a la calidad ni a aumentar las opciones de proyectos educacionales, y que tiene una orientación que es un mayor control estatal de la educación”.

Desde la UDI, el senador Hernán Larraín coincidió con las críticas y agregó que la reforma educacional requiere un análisis más profundo, pues “pareciera que no es la calidad ni el acceso a la educación de los más vulnerables el primer objetivo. Es eso lo que a nuestro juicio debería ser lo más significativo”.

En ese contexto, apuntó a que “es necesario conectar esta reforma con la reforma tributaria. Por lo tanto, espero que a través de un proceso calmado y profundo, nos evitemos aquellos errores que normalmente tiene la Concertación, que por razones ideológicos se desvían del objetivo central de la reforma educacional”.

El también UDI Romilio Gutiérrez, presente en la ceremonia de firma de los proyectos, expresó su preocupación por “la libertad de los padres para escoger el establecimiento educacional que quieren para sus hijos. En eso vamos a buscar todas las alternativas para mejorar los proyectos”.

“Creemos que es totalmente innecesario establecer un mecanismo de compra de establecimientos particulares subvencionados. Esos recursos se pueden destinar a mejorar los establecimientos públicos”, agregó el diputado miembro de la comisión de Educación.

Otro que estuvo en La Moneda fue el diputado de Evópoli Felipe Kast, quien indicó que “lo que hoy nos preocupa de este proyecto, y que no nos gusta, es la lápida que le están poniendo a los liceos emblemáticos, como al Instituto Nacional. La segunda preocupación es que los grandes ausentes son los profesores. Esta es una reforma fundamental, se supone que la más importante, como ha dicho la Presidenta, en los últimos 50 años, y ninguna palabra sobre los profesores”.

Sin embargo, reconoció que “afortunadamente el Gobierno ha dicho que este proyecto de ley no tiene suma urgencia, por lo que tendremos los tiempos necesarios en el Congreso para plantear propuestas, no solo nosotros como oposición, sino también los estudiante y la sociedad civil. Creemos que hay que cambiar el eslogan del fin al lucro por el fin a la mediocridad”.

Oficialismo: Alcaldes recalcan demanda por desmunicipalización

Integración, universalidad y calidad para todos, fue parte del mensaje que entregó la Mandataria, reconociendo que los cambios para una reforma de esta envergadura deben implementarse con gradualidad, por lo que muchos de los plazos se prolongarán más allá del actual Gobierno.

Respecto del fin al lucro, esto se aplicará en todos los establecimientos escolares que reciban aportes públicos, mientras que en aquellos de carácter particular subvencionado, con fines de lucro, deberán constituirse, en un plazo máximo de tres años, en corporaciones o fundaciones de derecho privado, dejando de lado todo tipo de actividad lucrativa.

En cuanto al término del financiamiento compartido, se establecerá un proceso de aumento de los aportes del Estado a los colegios que sean gratuitos y sin fines de lucro, con el objetivo de ir disminuyendo gradualmente el copago, hasta eliminarlo.

En tercer término, el fin de la selección escolar busca promover y defender la libertad de elección, respetando la diversidad de proyectos educativos, como aquellos laicos, religiosos, artísticos y deportivos. Además se prohíbe que los establecimientos educacionales que reciban financiamiento público apliquen mecanismos de selección de estudiantes que generen discriminación arbitraria.

En ese contexto, fue la propia Michelle Bachelet la que resumió los objetivos de estos proyectos, donde afirmó que la educación debe dejar de ser un bien de consumo y para convertirse en un derecho.

“Garantizar este derecho implica, en primer lugar, comenzar a eliminar barreras de acceso como la selección y el copago, terminar con distorsiones, como que se lucre con fondos públicos y esos recursos no sean usados en la educación de nuestros estudiantes. Implica también, asegurar una institucionalidad que garantice que nuestros niños y niñas reciban, desde los primeros años, la estimulación necesaria para desarrollar todas sus potencialidades. De eso se tratan las iniciativas que hoy estamos enviando al Congreso”, detalló.

Tal como lo planteó la Presidenta, uno de los proyectos considera una nueva institucionalidad para la educación parvularia, lo que implicará la creación de una subsecretaría y de una intendencia para la fiscalización, ésta última bajo el alero de la Superintendencia de Educación Escolar.

Por su parte, el ministro Nicolás Eyzaguirre apuntó al fin de la selección, especialmente en el ámbito de los liceos emblemáticos, reconociendo que “nosotros no tenemos ningún problema con permitir que hayan algunos colegios de mayor exigencia académica, donde los padres voluntariamente puedan postular, para aquellos niños que tengan una gran motivación escolar. Y es por eso que permitiremos, si así lo desean los emblemáticos, que restrinjan la postulación a aquellos niñas y niños que provienen del 20 por ciento mejor de cada clase en sexto básico”.

Como presidente de la comisión de Educación del Senado, el socialista Fulvio Rossi destacó la creación de una nueva subvención especial para aquellos establecimientos que opten por la gratuidad.

“Este proyecto mantiene la provisión mixta de la educación, pues no desaparecen las escuelas particulares subvencionadas. Muy por el contrario, habrá una subvención especial para aquellas que decidan inmediatamente ser gratuitas. Se crea una subvención especial preferencial para la clase media, que no existía, la que hoy solo existe para los niños prioritarios, para los más pobres, de familias más modestas”, explicó.

Asimismo, el diputado DC Mario Venegas, presidente de la comisión de Educación, criticó que “ese alegato por la calidad solo esconde una cosa. Argumentos para tratar de defender el no cambio de un sistema que para muchos ha resultado extraordinariamente conveniente, no desde el punto de vista de lo que le interesa al país, que es el mejoramiento efectivo de la calidad, sino del punto de vista de lo que ha significado apropiarse de cuantiosos recursos que son del Estado y de todos los chilenos”.

También integrante de dicha comisión, la PC Camila Vallejo valoró el tiempo del que dispondrán para discutir los proyectos, reconociendo que “hoy estamos discutiendo, dentro de La Moneda, cuestiones que eran impensables que se plantearan desde el mismo Gobierno, hace un par de años”.

Además, agregó que “si bien aquí atacamos uno de los principales problemas de la crisis de nuestro sistema, también hay un tema con la educación pública. A medida que se vayan implementando estas medidas, especialmente el término del copago, es necesario que vaya acompañado de un nuevo sistema de financiamiento. Nuestra responsabilidad ahora en la comisión es abrir espacios para que puedan ser escuchados e incorporadas las observaciones y propuestas de todos los actores de la educación”.

Desde la Asociación de Municipalidades de Chile, en tanto, su presidente, el DC Christian Vittori, valoró los anuncios, apuntando a la necesidad de dar nuevos pasos, como parte de la reforma educacional, en cuanto a la desmunicipalización de la educación escolar.

“Se ha puesto en marcha la tan anhelada reforma educacional. Y contento, porque compartimos los criterios de fondo que están en este proyecto de ley, lo que va a emparejar la cancha entre la educación particular subvencionada y la municipal. Lo que estamos esperando ahora es seguir avanzando en la reforma a lo que es el tema de la desmunicipalización”, proyectó.

Cabe destacar que el proyecto que pone fin al lucro, al copago y a la selección escolar ingresará a la comisión de Educación de la Cámara, mientras que en el caso de la iniciativa sobre educación parvularia lo hará al Senado. El Ejecutivo anunció urgencia simple, lo que implica un periodo de 30 días para su discusión.

Síguenos en