Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Intendencia rechaza estudio de impacto ambiental por planta de CCU en Paine

Este martes en la Intendencia Metropolitana, la Comisión de Evaluación Ambiental rechazó la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) presentada por CCU a causa de su planta de Paine. Recordemos que el levantamiento de la planta ha ocasionado una larga disputa entre la comunidad y la compañía cervecera controlada por el grupo Luksic y la holandesa Heineken.

Tania González

  Martes 20 de mayo 2014 19:55 hrs. 
CCU en Paine





En consecuencia, la vocera del Comité No a la CCU en Paine, Guacolda Moya, celebró la medida adoptada por la Intendencia. “Siempre dijimos que no permitiríamos que la CCU se instalara en suelos cien por ciento agrícolas, en una zona de campesinos, y extrajera nuestro recurso más preciado que es el agua con que se riegan todas las frutas y verduras que llegan a la Región Metropolitana” defendió la líder social.

Gualcolda Moya planteó que “era inconsistente la informaciones que ellos habían entregado, que no tenían fundamento, que en realidad no habían medido las consecuencias de ese proyecto de este sector, así es que ese fue el principal rechazo que tuvo acá la Intendencia Metropolitana”.

La dirigenta anunció que “nosotros hoy día qué esperamos,  esperamos que Luksic  finalmente desista definitivamente de la posibilidad de instalarse en Paine y que no lo haga obviamente en las localidades donde en realidad hay que cuidar el recurso hídrico que esperamos todos los chilenos se preocupen de ello”.

“La compañía podría presentar un Estudio de Impacto Ambiental ahora, pero nosotros seguiremos hasta las últimas consecuencias oponiéndonos” sostuvo Guacolda Moya.

Según detalló Marcela Rojas, otra de las voceras del Comité, “el proyecto pretendía adquirir derechos de agua por 400 litros/segundo, los cuales aspiraba a utilizar las 24 horas del día,  los 365 días del año pudiendo llegar a consumir más de 24 millones de litros por día y descargar más de 37 toneladas diarias de lodos tóxicos al pequeño estero La Berlina que cruza la comuna”. En el mismo sentido enfatizó ante las autoridades “Nos oponemos a convertir el valle del Maipo en una zona eriaza, infértil e inhóspita.”

De llegar a concretarse, el proyecto de 300 millones de dólares se desarrollaría por etapas en una superficie de 50 hectáreas y para el 2032 produciría anualmente 15 millones de hectolitros entre cervezas y bebidas.

El Comité No a la CCU en Paine exigió que por sobre las utilidades de un empresario se pensara en el futuro y bienestar de los habitantes de la comuna, que se respete el derecho a la vida y que no hagan oídos sordos al clamor proveniente desde lo más profundo de los corazones de una comunidad campesina y agrícola por vocación.

Por su parte,  el alcalde de Paine, Diego Vergara aseguró a través de un comunicado que el rechazo de la Declaración de Impacto Ambiental “corona el trabajo realizado durante los últimos ocho meses por la comunidad organizada y el municipio”, añadiendo que el proyecto significaba “la pérdida de suelo de alta aptitud agrícola”

De hecho, el rechazo de la autoridad se fundamentó principalmente, en que la planta de CCU en Paine contemplaba efectos adversos y significativos al medio ambiente y a la comunidad, capaces de destruir el patrimonio agrícola de la zona.

Por último, el presidente del directorio de accionistas de CCU, Andrónico Luksic, se dio un plazo de 30 días para estudiar el futuro de la planta y analizar mejoras al proyecto.