Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de noviembre de 2019

Escritorio

Proyecto en La Florida se suma a debate por marihuana medicinal

Mientras siguen sumándose voces de distintos sectores a favor del uso medicinal de la cannabis sativa, el SENDA cuenta con una nueva directora, que por su condición de salubrista, significaría un nuevo enfoque para enfrentar el problema. Este fin de semana, la marcha Cultiva Tus Derechos espera celebrar su décima versión anual con la marihuana fuera de la lista 1 de drogas duras.

Héctor Areyuna

  Jueves 22 de mayo 2014 11:36 hrs. 
Marihuana

Sorpresa causó la iniciativa anunciada por el alcalde de La Florida, el UDI Rodolfo Carter, quien presentará un proyecto al Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) para que autoricen sembrar cannabis sativa en la comuna, con fines terapéuticos.

Se trata de un proyecto de investigación para el alivio del dolor, como tratamiento paliativo, para 200 pacientes que padecen cáncer.

La iniciativa tuvo una inmediata reacción de un correligionario de Carter, el senador Iván Moreira, quien aseguró que es algo totalmente cuestionable. “Este tipo de medidas destruye el trabajo y el esfuerzo que han hecho las iglesias evangélicas en la rehabilitación”, lamentó.

Sin embargo, en amplios sectores de la Nueva Mayoría, y más aun en la sociedad civil, la iniciativa encontró apoyo. El diputado radical Alberto Robles, quien prepara un proyecto de ley transversal para regular el uso medicinal, el autocultivo y detener la criminalización de los consumidores, planteó que la despenalización debe apuntar incluso a la libertad de las personas.

“Es un tema que hoy muchas personas me han planteado como un derecho que tiene el adulto de tomar sus propias decisiones. Yo creo que ahí lo que corresponde al Estado es educar, como ocurre con el cigarro y el alcohol, que también son drogas, que siendo lícitas, producen daños a la salud de las personas. Esto tiene que ser regulado para que las personas tengan la libertad de utilizar el alcohol y el cigarro, sin afectar a los demás”, explicó.

Desde el Colegio Médico aportaron al proyecto impulsado por Carter. El experto en drogas Sergio Sánchez, miembro también de la División Académica de Políticas y Gestión en Salud de la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile, cooperó en la elaboración de la iniciativa.

El especialista llamó al Gobierno a tomar en cuenta las últimas señales, como la disposición de la ex directora del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), para sacar la marihuana de la lista 1 de peligrosidad de drogas y aplicar nuevos parámetros.

“Me enfocaría en un programa de rescate social de las personas que consumen pasta base. También me enfocaría en despenalizar o descriminalizar el acceso, ya sea a través de cultivo en las casas o clubes de usuarios, que sería el modelo español, lo que podría funcionar en Chile. Me parece que también habría que permitir la entrada de preparados farmacéuticos de alto nivel, como son los que se están utilizando en Europa y Estados Unidos. Yo creo que esas tres cosas podrían funcionar bien en Chile”, detalló.

A su vez, Claudio Venegas, dirigente de Movimental Cultiva Tus Derechos, que este domingo realizará la décima marcha anual por la despenalización, aseguró que existen posibilidades de avanzar en el corto y largo plazo.

“Nosotros tenemos una agenda corta y una agenda larga. Hay una serie de cambios que se deben y se pueden implementar desde ahora ya, sin modificar la actual legislación. Partiendo, por ejemplo, que se saque la cannabis de la lista 1, para lo cual el decreto quedó firmado. Tenemos toda la esperanza en que ojalá sea una de las primeras gestiones de la nueva directora. Sería bonito llegar al día de la marcha con la cannabis fuera de esa lista. Y la agenda larga, que requiere de una discusión más de fondo, hasta donde esperamos llegar luego”, manifestó.

Tanto Venegas como Sánchez ven con buenos ojos la llegada de la ex subsecretaria de Salud, Lidia Amarales, a la dirección del SENDA, por cuanto en su calidad de salubrista se aleja de la óptica de seguridad pública con que hasta ahora se ha abordado el problema del consumo de drogas.