Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 5 de diciembre de 2022

Escritorio

Demanda marítima de Bolivia

Partidos analizan en La Moneda pedir incompatibilidad de La Haya

Paula Correa

  Viernes 23 de mayo 2014 20:27 hrs. 
todos juntos

Compartir en

Este viernes se reunieron los presidentes de los partidos con el Ejecutivo para alinear la posición sobre las próximas acciones que adoptará nuestro país ante la demanda que interpuso Bolivia en la Corte Internacional de La Haya. Con esto se intenta dar una señal política de unidad cuando, al parecer, desde los partidos mantienen distintas posturas, ante el riesgo que, según analistas, implica que un país instale sus demandas en el escenario internacional exigiendo soluciones concretas

Como “positiva” catalogó la reunión el ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz. En el encuentro se les entregó a los presidentes de los partidos información sobre el escenario actual, acordándose adoptar una política de Estado al respecto, sea cual sea la resolución: impugnar la competencia de la Corte o responder en una contra-memoria, decisión que, sostuvo, aún no está tomada.

El canciller fue totalmente respaldado por los líderes de los principales conglomerados políticos, tal como expresó el presidente del Partido Comunista, Guillermo Teiller, quien se refirió al encuentro.

“Si bien es cierto tenemos que enfrentar con toda la fuerza, con toda la capacidad el juicio en La Haya, también tenemos que tener una mirada de integración, no se deja de lado la posibilidad incluso de seguir conversando con Bolivia, menos respecto del punto 6 que eso está radicado en La Haya, pero en los demás puntos Chile mantiene una voluntad de buena vecindad con todos los países no solo con Bolivia, a nosotros nos parece que eso le da solidez a la posición chilena”, precisó el presidente del PC.

Se busca entonces mantener la postura de inviolabilidad de los tratados ya firmados más allá del contexto en que se produzca la firma, ya  la vez, avanzar en la agenda de relaciones continentales.

Por su parte, el presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, afirmó que la posición se debe sustentar en la formalidad de una relación bilateral y no desde la perspectiva de una deuda, velando por los intereses de Chile.

En su opinión, el cuestionamiento de la competencia debe hacerse a través de la contra-memoria, visión distinta a la que expresó el presidente de la UDI, Ernesto Silva.

Ernesto Silva aclaró que “nos parece que la decisión que se está evaluando de impugnar la competencia de la Corte, es el camino adecuado, creemos que están los argumentos, creemos que Chile ha actuado de muy buena manera a lo largo de todos estos años y además creemos que no tenemos deuda pendiente alguna con Bolivia y en eso apoyamos, como decía, han sido semanas donde hemos tenido muchas diferencias con el Gobierno, pero en esto no nos perdemos y vamos a estar juntos apoyando la política de Estado de la Presidenta”.

Esta es la primera vez que se convoca al Partido Progresista a este tipo de diálogo, lo que agradeció su presidenta, Patricia Morales, quien lo catalogó como “un giro en la construcción de la política exterior”.

Además, expresó la postura del partido del ex candidato presidencial Marco Enríquez Ominami, señalando que “lo que nosotros siempre hemos dicho  que la política exterior es una política de Estado y por tanto no nos movemos de ahí y nosotros vamos a apoyar cualquiera sea la decisión de la Presidenta en esa materia, sin embargo también hemos insistido en la necesidad de profundizar las relaciones con Bolivia y los Progresistas creemos que es necesario mejorar la integración y vamos a seguir siendo un puente, si es que así se da, para mejorar la relación entre ambos países”.

Patricia Morales agregó que “creemos que no todo puede judicializarse y que Chile tiene que cambiar el eje de lo que ha sido la política exterior, al menos de estos cuatro últimos años y creemos que esta es una nueva ocasión para emprender un nuevo rumbo”.

Pero ¿cómo está enfrentando Chile la demanda boliviana en términos judiciales y geopolíticos?, ¿qué se intenta con estas reuniones?

Para el Académico del Instituto de Estudios Internacionales (IEI) de la Universidad de Chile, Gilberto Aranda, con esto se busca dar un guiño comunicacional ante una jugada que se constituye, de partida, en una ganancia del país vecino, ya que logra instalar su solicitud en el concierto internacional y presiona por resoluciones.

“El camino de Bolivia respecto de haber puesto una demanda en La Haya si constituye una cierta amenaza que Chile intenta neutralizar con señales de unidad interna como la que hemos asistido el día de hoy, pero teniendo muy presente que Bolivia ha dado la palabra al Tribunal y a Chile y lo que espera es una propuesta concreta, es decir cualquiera sea la respuesta de Chile, una propuesta concreta respecto a su demanda”, expresó el director de IEI.

El analista afirmó que más allá de la decisión que tome nuestro país, es el momento de comenzar un diálogo directo y sincero con Bolivia, respecto a una demanda más que centenaria. “Bolivia ha puesto su demanda en la arena internacional y busca recabar apoyos en este contexto, poniendo a Chile ante todo un desafío para buscar respaldo ante su posición e intangibilidad de los tratados”, afirmó.

Síguenos en