Diario y Radio U Chile

Año XII, 2 de diciembre de 2020

Escritorio MENÚ

¡Maracanazo!

Fin del partido. Chile venció a España por 0-2 y se quedó con los tres puntos, la clasificación y la eliminación del campeón del mundo. Felicidad en los dirigidos por Sampaoli y las miles de almas que alentaron a la "Roja" en el mítico estadio Maracaná. Chile a segunda vuelta del Mundial y más de 300 buses del Transantiago secuestrados por los mal llamados "hinchas" de la selección.

Diario Uchile

  Miércoles 18 de junio 2014 14:43 hrs. 
eduardo vargas


La selección chilena ganó al campeón del mundo, eliminó a España y consiguió histórico triunfo en Brasil.

La clasificación a la segunda fase de la Copa del Mundo se logró en un lleno estadio Maracaná, ese que tantas amarguras dejó en el pasado.

Antes de empezar el encuentro, cerca de cincuenta hinchas nacionales, que trataron de ingresar sin entradas, fueron detenidos y sacados del estadio.

Claudio Bravo, Gonzalo Jara, Gary Medel, Francisco Silva, Mauricio Isla, Eugenio Mena, Charles Aránguiz, Arturo Vidal, Alexis Sánchez y Eduardo Vargas completan la nómina de los once hombres que hicieron historia en la primera vez que Chile derrota a España por contiendas oficiales.

Un primer tiempo marcado por los dos goles de la “Roja” sudamericana. Intentos desde el primer minuto que encontraron la red en el minuto 20, cuando Eduardo Vargas definió y coronó con gol una linda jugada iniciada por la derecha.

El 0-2 definitivo llegó luego de un tiro libre ejecutado por Alexis Sánchez, el que tras un mal despeje de Iker Casillas, encuentra a Charles Aránguiz y se convierte en gol. A los 40 del primer tiempo, Chile eliminaba al campeón.

El segundo tiempo tuvo nervios y trabajo de ambas escuadras. Los intentos españoles fueron tapados una y otra vez por Claudio Bravo, el meta chileno que defenderá al Barcelona en la próxima temporada.

Pese a la presión, la historia y una España, que errática seguía inistiendo, los de Sampaoli nunca se vieron superados.

En los cambios, el técnico de la “Furia” decidió sacar a Xabi Alonso, para dar la oportunidad a los desbordes de Koke, que por minutos resultaron en el avance Español.

En el minuto 64 Charles Aránguiz, de gran funcionamiento durante el partido, salió reemplazado por Felipe Gutiérrez. El hombre del  FC Twente de Holanda tuvo posibilidad de anotar, pero falló en la definición.

En el mismo instante que Chile modificaba piezas, Vicente del Bosque envió a la cancha al “niño” Torres, quien reemplazo a Diego Costa en la delantera europea.

Siguieron las modificaciones. España agotó sus cambios en el minuto 76 cuando Pedro Rodríguez es reemplazado por Santi Cazorla, que tuvo un par de remates desviados y otros que terminaron en las manos de un sólido Claudio Bravo.

España no resignaba al ataque, mientras Chile mostró un ordenado y coordinado fondo que impidió mejores opciones paa los camperones del mundo en Sudáfrica. Al minuto 84, Jorge Valdivia se suma al equipo por Vargas, y en el 88´ Arturo Vidal, de buen segundo tiempo, sale ingresando Carlos Carmona.

En las gradas del mítico Maracaná, ese donde Chile perdió en 1954 ante la misma España, miles de chilenos coreaban sin parar alentando a los sudamericanos.

Los seis minutos de descuento que se sumaron a los 90 oficiales sólo sumaron nerviosismo a la tribuna que esperaba ansiosa el minuto final. El estadounidense Mark Geiger terminó el partido a los 51 del suplemento, desatando la algarabía de unos y la tristeza de otros.

En duelo de apodos, ganó la “Roja” sudamericana y dejó a los españoles con una serie de preguntar por resolver.

En las calles

En la mitad del segundo tiempo se empezaron a oir los primeros gritos de alegría, los que al terminar el encuentro se repetían por todo el país.

Miles de personas llegaron a la tradicional Plaza Italia donde la celebración se siguió de los lamentables, pero habituales incidentes. Paraderos del Transantiago y locales aledaños fueron nuevamente los perjudicados por la celebración y la violencia.

Más de 300 buses del Transantiago secuestrados por supuestos hinchas y decenas de choferes heridos fueron los números negativos en Santiago.

En el resto del país, la celebración se extendió desde Arica hasta la Antartica, donde las camisetas rojas teñían los paisajes.