Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 29 de septiembre de 2022

Escritorio

Indignación generan nuevos casos de maltrato en el Sename

Nuevas situaciones de maltrato infantil en hogares a cargo del Servicio Nacional de Menores golpean al organismo, después de que en 2013 los casos de abuso sexual generaran una amplia polémica que terminó en la necesidad de reformar la institucionalidad responsable de brindar protección a los niños y niñas más vulnerables. Mientras se planean los cambios, estos siguen siendo sujetos de abusos.

Paula Correa

  Miércoles 9 de julio 2014 20:47 hrs. 
protesta-sename-abuso-ninos

Compartir en

La madrugada del pasado domingo falleció una niña de dos años en el Hogar “Noche de Paz”, en Viña del Mar. De acuerdo con los primeros antecedentes, la menor habría muerto por una asfixia que le generó un paro cardiorespiratorio, hecho que investiga la Fiscalía.

A esto se suman las denuncias realizadas por posibles padres adoptivos, quienes reportaron el maltrato físico perpetrado a dos menores en el hogar “Nazaret” de Copiapó, vinculado a la Iglesia. Uno de ellos habría resultado incluso con una fractura de cráneo debido al abuso, situación que también está sujeta a una investigación judicial.

Lo complejo es que ambas instituciones son dependientes del Servicio Nacional de Menores (Sename), organismo que estuvo en medio de una fuerte polémica el 2013, después de que la llamada Comisión Jeldrés diera cuenta de casos de violación y la presunta existencia de una red dedicada al abuso sexual.

Lo anterior tuvo al Servicio en la mira de los medios de comunicación, cuestionamiento que finalizó con la decisión de realizar una reforma estructural a la institucionalidad.

Sin embargo, la diputada PPD Cristina Girardi, como vocera de la Bancada Transversal de la Infancia, afirmó que “no podemos seguir esperando el cambio”.

“Hay abuso de todo tipo. No solo hay abuso sexual, hay maltrato físico. En la comisión (Investigadora del Sename) también se denunciaron torturas contra los niños, y lo más terrible es que son instituciones en que se supone que los niños son derivados porque están bajo protección del Estado”, afirmó la diputada del PPD.

Asimismo, añadió que hoy no hay nada peor para los niños que caer en una institución como ésta.

La diputada participó en la sesión especial de la Cámara donde  asistió el director subrogante del Servicio, José Miguel Canales, quien aseguró que ya se había presentado una querella por estos casos y reconoció que existe una lista de 40 centros de “alto riesgo”, de los cuales cinco han sido cerrados y alrededor de 15 intervenidos.

No obstante, el psiquiatra y presidente de la Corporación Sofini, Rodrigo Paz, señaló que es complejo que 20 centros peligrosos sigan operando sin supervisión. De hecho, el Hogar Nazaret era uno de ellos, por lo que recordó que en enero falleció otra menor, cuyo deceso motivó que organizaciones ciudadanas realizaran una ocupación pacífica de la sede de UNICEF.

“Claramente hay un problema serio respecto del rol de estas instituciones y el resguardo de los niños”, afirmó el profesional, además de manifestar su preocupación ante la reincidencia de estos casos.

“Las muertes de niños en hogares del Sename siguen. Nosotros hemos hecho la estimación de que, más o menos, cada tres meses muere un niño en el Sename, y así como vamos yo diría que cada dos”, sostuvo Rodrigo Paz.

Además,  apuntó a que “ya a varios meses de avanzado el segundo gobierno de la administración de Michelle Bachelet, la Presidenta Pediatra de Chile, no se ha invertido un peso en mejorar las condiciones en las cuales están los niños en el Sename”.

El especialista indicó que el discurso de las organizaciones y las entidades públicas ligadas a la Nueva Mayoría, sobre una nueva institucionalidad, “es un voladero de luces”, justamente porque no se están invirtiendo los recursos suficientes.

Esto, cuando la nueva directora del Sename, Marcela Labraña, ha dicho que se requiere aumentar en al menos un 40 por cierto el presupuesto para poder garantizar la integridad física de los menores a su cuidado.

Además, la Corte Suprema le ha exigido que cuente con personal para supervisar el funcionamiento de los hogares a los que están llegando los niños derivados de los tribunales de Justicia. Por su parte, desde el Sename han dicho públicamente que no han podido nombrar ese equipo porque “no hay financiamiento”.

En esa línea, Paz afirmó que la indiferencia de la sociedad tiene una razón muy simple. “Los niños del Sename no marchan, no pueden tomarse colegios, no tienen padres que estén en la calle con lienzos defendiendo sus derechos, se mueren en el silencio más absoluto”.

Asimismo, añadió que se reunirán con organismos internacionales para exigirles que intervengan, para que el Estado entregue los recursos y haga frente a “este permanente escenario de negligencia”.

Síguenos en