Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 2 de diciembre de 2022

Escritorio

Propaganda y paridad de género: Nuevas indicaciones de la reforma al binominal

Este martes se retoma en la Comisión de Constitución de la Cámara el debate del proyecto. Las nuevas modificaciones apuntan a regular la publicidad en las campañas electorales y a establecer paridad de género en el Parlamento. ¿Qué hay en juego en esta votación?

Paula Correa

  Domingo 20 de julio 2014 9:24 hrs. 
Propaganda-Politica-3

Compartir en

Una semana se había postergado la votación para dar más tiempo a las negociaciones de los diferentes sectores con miras a alcanzar un acuerdo, principalmente entre Renovación Nacional, la Democracia Cristiana y el Partido Socialista, sobre el número de parlamentarios por circunscripción y la posible formación de subpactos.

Mientras se realizaban estos diálogos, sin embargo, el presidente de la comisión de Constitución de la Cámara Baja, Ricardo Rincón, informó sobre dos nuevas indicaciones al proyecto. Una de ellas busca incluir de forma obligatoria una fotografía de los candidatos en el voto, con el fin de facilitar el proceso, según señaló el diputado DC, pensando en la cantidad de personas analfabetas que existen: “El analfabetismo se oculta, no se declara y usted comprende que ellos no pueden ejercer su derecho a sufragio”, afirmó.

La otra indicación la ingresó el diputado independiente Giorgio Jackson y prohíbe la instalación de propaganda en veredas, plazas y parques. “Tiene por objetivo evitar no sólo el atochamiento y la contaminación visual, sino también que se gasten menos recursos y haya una posibilidad de que todos puedan informar las distintas candidaturas u opciones políticas sin que aquellas personas que tengan más recursos tengan más ventajas al momentos de ser electos”, afirmó el diputado, quien añadió que una medida de estas características no va a solucionar el problema, pero podría ayudar.

En cuanto a indicaciones, no obstante, el eje de la discusión se concentrará en la subvención a las candidatas al Congreso que sean electas, medida que busca incentivar la participación de mujeres en la política. Finalmente el Gobierno definió el monto y procedimiento de entrega: como se había planteado en un inicio, los ya criticados 12 millones de pesos se entregarán a los partidos, no a las candidatas, como habían propuesto las parlamentarias de oposición.

El diputado Rincón se defendió ante las críticas a esta medida y afirmó que se sumaría a la ya aprobada en la primera revisión, que fija que ningún género puede contar con más de un 60 por ciento de representantes en el Parlamento: “Si se asegura al menos 40 por ciento de los cupos a las mujeres, se establece un estímulo de 500 Unidades de Fomento (UF) a los partidos respecto a las que resulten electas para que las coloquen en un lugar de elegibilidad y competitividad y además se aumenta el reembolso electoral a las candidatas. Es una trilogía maravillosa que nunca antes se ha hecho en el país”, afirmó.

“¿Qué podríamos considerar cómo crítica? Si alguien se opone a eso, simplemente no quiere estimular la participación de la mujer”, agregó tajante.

Sin embargo, el conjunto de medidas de igualdad de género que se tramitan no resuelven la totalidad del problema, expresó Teresa Valdés, coordinadora del Observatorio de Género y Equidad.

De acuerdo a la especialista, actualmente se considera la cuota en la lista total y no por distrito, por lo que se pueden generar distribuciones poco equitativas.

Además, advirtió que otro tema delicado es si la cuota de género se considerará en las primarias: “Es el tema más complejo en este minuto. Lo que están definiendo es que donde se haya definido una candidatura por primarias no corre la cuota de género. Eso lo hicieron en México y ha sido desastroso, porque para saltarse la obligación de la paridad, los partidos hacen primarias, eligen hombres y después eso no entra en la cuota”, explicó.

Teresa Valdés afirmó que aún hay mucho que hacer en esta línea: “Se requieren capacitaciones, modificar la ley de financiamiento de los partidos políticos y la misma ley de partidos para democratizarlos y que modifiquen su modelo de funcionamiento, asumiendo formas que permitan la participación femenina y la conciliación del trabajo y la familia, entre otros varios cambios culturales gruesos”, concluyó.

Síguenos en