Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 7 de julio de 2022

Escritorio

Estudiantes participarán en Plan del ministerio pese a confusión de Eyzaguirre

Según el gobierno no está puesta en duda la gratuidad universal comprometida en el programa. La polémica declaración del ministro Eyzaguirre generó nuevos flancos de críticas a su gestión y llamados al orden desde la Nueva Mayoría. Reunión de emergencia entre el Mineduc y la Confech logró que estudiantes tenga voz dentro del Plan Nacional de Participación Ciudadana.

Héctor Areyuna

  Lunes 21 de julio 2014 20:17 hrs. 
Presidenta-Bachelet-y-proyecto-de-Ley-Administrador-Provisional-para-la-Educación-Superior

Compartir en

El ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre salió temprano la mañana de este lunes a rectificar sus controvertidos dichos publicados el domingo sobre la gratuidad en la educación superior.

Generó inmediata discusión el hecho de que el secretario de Estado asegurara que se planteará la gratuidad “de manera eficiente”, por ejemplo, financiando cuatro años de estudio y dejando los restantes a financiarse con cargo a la futura renta del estudiante.

Luego de la reacción del Ejecutivo, los cuestionamientos de la coalición oficialista y las críticas del movimiento estudiantil, Eyzaguirre aseguró que planteó ideas distintas que no se entendieron: primero gratuidad, luego la duración de las carreras.

“El tema de cómo estructuramos el proceso universitarios, cómo las carreras conversan unas con otras, cuánto duran, es un tema que es relevante en este nuevo proceso, pero nada tiene que ver, es un tema distinto, pero importante, porque estamos hacia finales de año presentando todo el esquema de educación superior, pero es un tema distinto a la gratuidad. La gratuidad no tiene segundos pensamientos de ninguna naturaleza”, precisó el secretario de Estado.

En La Moneda, luego del comité político, el oficialismo salió en bloque a aclarar que la gratuidad no está en entredicho y que lo del ministro fue una ejemplificación, nunca una decisión final, sino una primera aproximación, como había señalado antes el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, quien desautorizó el error o “ejemplificación” utilizada por Nicolás Eyzaguirre.

Distintos personeros, ministros, voceros y jefes de partidos, fueron enfáticos en señalar que los principales ejes de la reforma no están en juego.

Más crítico fue el senador y presidente del Movimiento Amplio Social (MAS), Alejandro Navarro, quien lamentó cómo el ministro va transparentando sus impresiones personales.

“Yo creo que el ministro abrió su alma, muestra su interior sin ningún contrapeso y creo que va a ser una lección aprendida. En estos temas tan sensibles y teniendo la experiencia de que en todos los gobiernos el cargo de ministro de Educación es volátil, tiene bajas laborales permanentes, debieran cuidarse mucho más las palabras”, indicó Navarro.

En la misma línea, el presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, reiteró su llamado a la “reflexión y al silencio”, frente a este tipo de declaraciones. Por su parte, el presidente de la comisión de Educación del Senado, Fulvio Rossi (PS), aclaró que la duración de las carreras es un tema por abordar, asegurando la ineficiencia de planes de estudios muy largos.

Desde la oposición, el senador de Renovación Nacional Andrés Allamand, reiteró las críticas del bloque a los proyectos del Gobierno, asegurando que el oficialismo debe ordenar su discurso y replantear la reforma.

“La reforma educacional va por muy mal camino, es una reforma que está haciendo agua por los cuatro costados, muchas de las disposiciones tienen serias oposiciones dentro de la propia Nueva Mayoría, hay inquietud en los sostenedores, en los padres y apoderados, por lo tanto, lo que yo creo que el gobierno debiera hacer es ordenar su casa y de alguna manera replantear la reforma educacional”, aconsejó Allamand.

Confech tendrá voz en el Plan Nacional de Participación Ciudadana

La Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) debía decidir este lunes si accedía a participar del Plan Nacional de Participación Ciudadana, convocado por el Mineduc para la discusión de la Reforma, pero exigieron primero, al mediodía, una reunión con el ministro Eyzaguirre.

La petición tuvo una respuesta más que rápida y el Gobierno convocó a la reunión en la cual participaron los voceros de la agrupación de federaciones universitarias, el secretario de estado, sus asesores y los encargados del Plan.

En la cita se determinó que el ministerio entiende el Plan como un espacio vinculante por cuanto establece los consensos bases para la elaboración de los próximos proyectos de ley.

Los estudiantes mostraron su preocupación sobre la posibilidad de que se generen acuerdos con quienes han propiciado la reforma y se establezcan mesas de trabajo pre legislativo paralelas. Además, se acordó una “agenda corta” de trabajo para que en diez días se envíe un proyecto al Congreso para la derogación del DFL2 que solicitaba el movimiento como garantía.

La presidenta de la FEUC, Naschla Aburman informó la decisión considerando que es “importante usar todos los espacios” y además teniendo presente que la movilización hoy es urgente y más necesaria que nunca.

“Hoy  se dan las garantías para asistir, pero la agenda es mucho más grande que eso y esperamos poder cumplir con las expectativas que mucha gente tiene, con la confianza que tiene mucha gente  depositada en el movimiento estudiantil. Esto no se trata de avalar o de legitimar un espacio del Gobierno, sino de avanzar a una mejor educación, a una reforma realmente estructural y eso hay que hacerlo con responsabilidad”, señaló la vocera de la Confech.

Sobre las declaraciones del ministro, la presidenta de la FECH, Melissa Sepúlveda dijo que éste explicó que se tratan de propuestas que no tocan la promesa de gratuidad universal. Ante eso advirtió que resta por discutir los mecanismos.

“Falta esa discusión para poder decir cuál es el mejor mecanismo de gratuidad. Reiteramos como Confech la agenda programática que nosotros tenemos definida que es el financiamiento directo a las instituciones, no a través de vouchers, no a través de financiamiento a la demanda, y por lo mismo esperamos que estos procesos donde el ministerio de Educación se muestra con voluntad para dialogar, para que el movimiento social pueda incidir, se concreten realmente. Esto va a estar sujeto, por supuesto, a evaluación por parte de la Confech, durante todo el proceso”.

Las dirigentes explicaron que en el encuentro se aclararon los temas donde faltaba información y transparencia y que eso dio “el piso para asistir al proceso de participación”, reiterando que el protagonismo del movimiento social no se reduce a este espacio.

Síguenos en