Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Renuncia de Gerente de Mantenimiento de Metro busca frenar colapso de la empresa

La segunda falla del Metro en menos de dos semanas generó una fuerte polémica sobre las condiciones del transporte subterráneo de pasajeros. El gerente de la compañía se defendió ante las críticas de los trabajadores que apuntan a una sobre demanda del sistema debido a la incorporación al Transantiago y serias irregularidades en la gestión. Mientras, los especialistas difieren sobre cuál es la fórmula correcta para enfrentar el problema.

Paula Correa

  Jueves 21 de agosto 2014 18:15 hrs. 
metro



Unos 50 mil pasajeros debieron evacuar la Línea 5 del Metro la tarde del miércoles. Una falla eléctrica, afectó a más de 100 mil usuarios, repitiendo de esta manera una crisis que se vivió la semana pasada, en el horario punta matutino.

La lluvia de críticas fue inmediata. Usuarios y trabajadores se mostraron indignados ante el nuevo desperfecto, estos últimos sindican como responsable a la sobre demanda generada desde la incorporación al Transantiago.
A primera hora del jueves Álvaro Caballero, gerente comercial de Metro, respondió asegurando que “los sistemas de transporte masivo en el mundo están diseñados para operar a (alta) capacidad. Este es un metro que opera a gran capacidad, particularmente en la Línea 1”

“No es un sistema que esté colapsado, yo creo que hay que ser preciso. Un sistema colapsado es un sistema que no funciona, que no se mueve y nosotros transportamos casi dos millones y medio de personas al día” reiterando que no es habitual que ocurra esto, agregó.

Caballero sostuvo que la falla tuvo que ver con un problema de alimentación de energía a la red. Sin embargo, los trabajadores insistieron en su postura, afirmando que desde 2010, cuando ocurrieron más de 270 despidos, vienen denunciando la situación a nivel interno, y afirmaron que ya habían advertido a las autoridades.

Así lo indicó Eric Campos, presidente del sindicato N°1 de Metro quien dijo que solicitaron al Ministro Andrés Gómez Lobo, donde los recibió su Jefe de Gabinete, y le señalaron la necesidad de que el Gobierno se incorpore en la realidad del Metro y corrija las malas medidas que se han tomado en los últimos cuatro años. Además pidieron que se haga una auditoría de todos los procesos de mantenimiento.

Otro de los temas que señalaron los trabajadores fue el programa “Pasión al Cliente” de 2012. Situación que significó la reducción de un tercio el personal de contacto con los usuarios. Además, indicó que en abril de este año la Línea 5 funcionó cerca de 10 días sin los test de neumáticos, poniendo en riesgo a los pasajeros.

Por lo mismo, reiteró que la gestión del último tiempo ha venido “a poner una verdadera bomba a la empresa pública” por lo que los trabajadores solicitaron, ya en el mes de mayo, la renuncia del gerente de Operaciones Rodrigo Terreza y del gerente de mantenimiento, Raúl Elgueta. Esta última se concretó finalmente este jueves.

El gobierno, además, anunció una investigación sobre las irregularidades y los problemas en la mantención, sin embargo el Senador de Renovación Nacional, Andrés Allamand, calificó como “una desprolijidad” que una empresa tan importante como esta no cuente con un Gerente General y llamó al Gobierno “a resolver cuanto antes este problema administrativo”.

Los especialistas avanzan por distintos caminos. El ingeniero en transportes de la Universidad Diego Portales (UDP), Louis de Grange mostró la necesidad de reforzar el transporte subterráneo de pasajeros “como se hace en las grandes ciudades del mundo”, según sostiene.

Mientras académicos de la Universidad de Chile, mantienen que una red de transporte en superficie puede ser la mejor alternativa, porque además es un sistema flexible y más económico. Así lo indicó el ingeniero civil de la Universidad y doctor en Transportes de la Universidad de British Columbia, Leonardo Basso.

“Esto que domina en los medios de prensa respecto a que Metro es la única solución es una exageración. Hoy día la solución a los problemas tiene muchas patas, no sólo una y hay mucho que hacer en superficie”, afirmó y añadió que el problema central de la falta de competitividad tiene que ver esencialmente con que estos están atrapados en la congestión que causan los autos y en ese sentido el darles prioridad en el uso de la capacidad vial es una cuestión que parece ser fundamental y que se aborda demasiado lentamente”.

El especialista reconoció que el Metro es una excelente solución para viajes más largos y demandas altas, indicó que hay más soluciones, pese a la mala fama del Transantiago. “Nunca funcionó bien debido al mal diseño, porque no contempló subsidios y que tenía contratos mal hechos que impiden renegociar con facilidad” dijo pero reiteró que eso se puede mejorar poniendo atención en las “pistas solo bus” y los corredores, “soluciones que son bastante más baratas y rápidas que construir una nueva línea de metro”.

Además, Basso afirmó que se discute sólo sobre transporte motorizado, pero asegura que existen alternativas “muy eficientes en transporte no motorizado que pueden ayudar muchísimo, como por ejemplo, fomentar el uso de la bicicleta, a través de un sistema público e integrado entre comunas, mejorar la estructura de las ciclo vías y dar protección a los ciclistas”.

Lo cierto es que los descalabros en el Metro han abierto el debate, ampliando la discusión. En la línea del refuerzo del transporte de superficie, y mirando regiones, el senador Baldo Prokurica presentó una moción que amplía el llamado “Fondo Espejo” del Transantiago y permite incorporar la misma cantidad de recursos a la capital y a las regiones en materia de buses, sobre la base del aporte fiscal que se realiza a la empresa Metro S.A.

Pero mientras no se resuelva una fórmula, diversos sectores, desde alcaldes a organizaciones sociales, llaman a las autoridades a ejecutar planes de contingencia para asegurar a los ciudadanos un transporte público, seguro y de calidad.