Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Gobierno inicia ofensiva comunicacional para frenar desaceleración económica

Las magras cifras de crecimiento país preocupan en el Ejecutivo, sobre todo al considerar que la reactivación es uno de los aspectos principales sobre la cual se basa el proyecto de Reforma Tributaria. El clima de incertidumbre ha llevado al Gobierno a elaborar una estrategia que revierta el pesimismo y traspase la responsabilidad a la administración Piñera.

Claudio Medrano

  Viernes 22 de agosto 2014 20:59 hrs. 
arenas-rincon-penailillo-upi_14923-L0x0





Un 1,9 por ciento de crecimiento en el último mes y los especialistas comienzan a advertir que el escenario de desaceleración se podría extender hasta 2015. Es este panorama el que complica al Gobierno y que llevó a que la Presidenta Michelle Bachelet convocara a un nuevo consejo de gabinete en La Moneda para coordinar los pasos a seguir.

El diagnóstico del oficialismo es claro: el debate por las reformas estructurales, sumado a las bajas cifras de crecimiento, crearon un clima de pesimismo que perjudica a la inversión y al consumo interno, motores del dinamismo económico.

Lo que es peor, los pronósticos halagüeños que hablaban de una reactivación a partir del último trimestre de 2014 ya no son tan claros y no son pocos los especialistas que calculan que el escenario de desaceleración se extenderá incluso a la primera parte de 2015.

Este es el peor escenario, porque una prolongación del estancamiento de la economía podría derivar en efectos concretos hacia las personas, como por ejemplo, un aumento en las cifras de desempleo.

A esto se agrega que uno de los pilares en los que se sostiene el proyecto de Reforma Tributaria es que en 2015 la economía estará mucho más dinamizada, permitiendo recaudar lo originalmente previsto por el texto, 8.200 millones de dólares.

Por lo mismo, el Ejecutivo decidió dar un impulso a la agenda pro reactivación y, de paso, iniciar una ofensiva comunicacional para dejar en claro que el proceso de desaceleración comenzó durante la administración de Sebastián Piñera.

En ese sentido, el oficialismo quiere poner énfasis, por ejemplo, en las promesas que realizó el Gobierno anterior en materia de concesiones y que no fueron cumplidas, lo que a juicio de la actual administración afecta la confianza del sector privado y perjudica la inversión. De esta forma, busca destacar su capacidad para gestionar nuevas concesiones y la creación de una subsecretaría encargada de ellas en el MOP.

Para el ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, “la tarea fundamental es recuperar el dinamismo económico y la actividad económica, ya que lo central es la inversión, porque genera los encadenamientos necesarios para dar mayor dinamismo y está relacionado con el consumo. Ese círculo es el que tenemos que activar”.

La idea del Gobierno es revertir el clima de pesimismo que se ha instalado respecto del crecimiento. Así lo sostiene el senador DC Ignacio Walker, quien espera que el sector privado recupere la confianza: “Venimos con una apuesta positiva, de futuro, de reactivación y eso es lo que la gente espera de los actores políticos, porque el sector privado es muy sensible”.

El parlamentario agregó que “esto no es un tema sectorial, sino que requiere de una decisión y de un liderazgo político del Gobierno y ese liderazgo está”.

Para esto el Gobierno buscará empoderar al ministro de Economía, para que asuma el liderazgo de la reactivación económica con un fuerte foco en las pymes y en regiones a través de Corfo, BancoEstado y Sercotec. Además, se le otorgarán facultades por encargo presidencial que le permitan destrabar los proyectos de inversión privada más significativos que se encuentren detenidos por trámites burocráticos.

Este factor es importante para el diputado DC Fuad Chahin: “He venido a darle todo el respaldo al ministro Céspedes porque es él quien está asumiendo el liderazgo. Creemos que es una tarea que no solo depende de él, sino que se tiene que asumir de forma multisectorial en el Gobierno”.

El Gobierno buscará identificar medidas para incidir positivamente en mayores recursos para un gasto con efecto multiplicador en generación de empleo, que incrementen la capacidad de crecimiento de largo plazo de la economía, que en lo posible supongan la generación de incentivos a la inversión privada y que no consuman en exceso recursos del presupuesto público. Finalmente, medidas que incidan positivamente en las expectativas de los agentes económicos como las propuestas de institucionalidad y energéticas como la agenda en la materia.

Dentro de esta línea se enmarca la firma de la Presidenta Michelle Bachelet para capitalizar BancoEstado. En el acto que se realizó el viernes en el Palacio de La Moneda, la mandataria hizo un llamado al sector privado: “Sabemos que no basta con lo que hagamos nosotros. Para que apuremos este paso es fundamental que tanto el Estado como los privados nos pongamos manos a la obra, generando un círculo virtuoso de emprendimiento, inversión, ahorro, educación, capacitación y empleo”, finalizó la Presidenta.