Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de febrero de 2020

Escritorio MENÚ

Prohibición de la llamada “canela” en las farmacias provoca el quiebre entre algunos sindicatos

Representantes de los gremios de trabajadores de las Farmacias Ahumada y Salcobrand solicitaron una reunión con la ministra Helia Molina a fin de prevenirla de supuestos 'intentos maliciosos' para expropiar las remuneraciones de los trabajadores que recibían incentivos por vender productos a los usuarios, que no habían sido recetados. Mientras, dirigentes nacionales denunciaron que esos representantes solo responden a intereses de la industria farmacéutica.

Sandra Trafilaf

  Sábado 6 de septiembre 2014 10:40 hrs. 

Los dirigentes sindicales que pertenecen a la Federación de Trabajadores Farmacéuticos rechazaron el intento de reposicionar los incentivos económicos, prohibidos por la nueva Ley de Fármacos, práctica conocida como “Canela”, en el marco de una denuncia realizada por trabajadores de dos cadenas farmacéuticas que reclaman una merma en sus respectivos sueldos.

La nueva Ley otorgó a las farmacias un plazo de seis meses, desde la entrada en vigencia de la normativa en febrero de este año, para terminar con las “canelas”, fraccionar los fármacos, habilitar la venta de medicamentos en góndolas y para que la Central de Abastecimiento (Cenabast) registre provisoriamente los medicamentos o productos en caso de desabastecimiento, urgencia o inaccesibilidad.

Sobre las intenciones de un grupo de trabajadores de poner nuevos antecedentes a disposición de la ministra de Salud, Helia Molina, para recuperar los incentivos económicos que les reportaba esta práctica reñidas con la actual normativa, el presidente del sindicato Nacional de Trabajadores N°1 de Farmacias Ahumada, Sergio Rojas, explicó que se trata de sindicatos que son manejados por los dueños de las farmacias.

“Ellos no están en la Federación. Son sindicatos amarillos, patronales que solamente cuidan los intereses de las empresas, por lo tanto todo lo que leyeron y todo lo que comunicaron es precisamente lo que las empresas le hizo ver y es la ayuda que le están dando y eso es solamente una mentira porque al final de todo este cuento se va a seguir cancelando y se va a seguir recibiendo una remuneración en las farmacias, nada más que como dice la ley se acaban los incentivos en los medicamentos”.

Sergio Rojas explicó que las personas que hoy trabajan en las farmacias y que ganan un sueldo mínimo, no se van a ver perjudicadas porque la ley establece la obligación de hacerles un promedio para no perder lo que lograban a base de los incentivos económicos y ninguno debería quedar con sueldos bajo el promedio de lo que sacaban hasta ahora.

El presidente de la Federación de Trabajadores de Farmacias, Mauricio Acevedo, informó que la Ley explicita que el ajuste por ningún motivo podrá significar la disminución en los sueldos de los trabajadores y eso ha sido debidamente resguardado. Por tanto, manifestó, la defensa de estos trabajadores no procede.

“Son organizaciones utilizadas por la empresa. Claramente el hecho de que estén avalando una estructura de sueldo que prácticamente todo el país cuestiona, me parece que no hay sintonía con todo lo que nosotros hemos señalado y va sorprendentemente con lo que la industria está imponiendo”

Los dirigentes también aclararon que están defendiendo la salud pública y los sueldos de los trabajadores, dejando entrever que es posible que a estos trabajadores se les haya prometido alguna clase de incentivos, tratando de vulnerar la Ley.