Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de agosto de 2019

Escritorio

Gobierno, justicia y oposición no quieren errores de “caso bombas”

El ministerio público recibió los resultados de las pruebas de ADN y las pericias químicas que pondrá a disposición de los tribunales este martes, cuando los tres jóvenes detenidos, sean formalizados por la investigación de los atentados con bombas en las estaciones de metro Los Dominicos y Escuela Militar. Los jóvenes fueron detenidos la madrugada del 18 de septiembre en el marco de allanamientos a tres comunas de Santiago.

Sandra Trafilaf

  Domingo 21 de septiembre 2014 18:13 hrs. 
A_UNO_435251

Luego de la detención de tres jóvenes, durante la madrugada del 18 de septiembre, inculpados por los atentados explosivos a estaciones del metro, la discusión se centró en la validez y seriedad de las pruebas. Lo que no se quiere es repetir el bochorno del denominado “caso bombas” de 2012, donde 13 acusados fueron sobreseídos y otros absueltos, basándose en pruebas circunstanciales que motivó acusaciones contra la Fiscalía de orquestar un posible montaje.

De acuerdo a los antecedentes entregados por las policías que participan de la investigación, bajo las órdenes del fiscal regional Raúl Guzmán, los tres jóvenes detenidos, Guillermo Durán, Natalia Casanova y Juan Flores tuvieron participación en los hechos. Este último se encuentra bajo sospecha y acusado por la Fiscalía de ser el autor material, por una boleta de recarga de la tarjeta Bip! que fue encontrada calcinada y huellas digitales detectadas, en el vagón donde impactó la primera bomba el 13 de julio pasado en Los Dominicos.

El fiscal regional Raúl Guzmán no quiso entrar en precisiones sobre las pruebas que inculpan a los tres detenidos, explicando que aún “hay cuestiones en curso”. Recordemos que más de 200 carabineros, integrados por el Grupo de Operaciones Especiales (GOPE), la Dirección de Inteligencia de Carabineros (Dipolcar) y el Laboratorio de Criminalista de Carabineros (Labocar) participaron en la detención de los tres jóvenes, luego de los allanamientos practicados durante la madruga del 18 a seis viviendas ubicadas en las comunas de la Granja, San Bernardo y La Pintana.

El presidente del PS, diputado Osvaldo Andrade aseguró que este es un gobierno serio, por ello no tendrá los problemas del anterior mandato, en el caso bombas.

“No será un montaje porque este es un gobierno serio. El “caso bombas” anterior terminó siendo un bochorno porque se apremió al Ministerio Público y a la Fiscalía para que diera por sentada pruebas que eran insuficientes”, enfatizó.

El diputado de la UDI, Gustavo Hasbún, junto con plantear que el éxito de estas diligencias que tuvo como resultado tres sospechosos detenidos, hizo un llamado a la Nueva Mayoría a respaldar a su gobierno para descartar la teoría de otro “montaje”.

“Que apoyen no solo al gobierno en las reformas que está impulsando sino que también que apoyen decididamente al Ministerio Público y que no salgan el día de mañana diciendo que esto nuevamente es un montaje”, dijo.

La Presidenta Michelle Bachelet afirmó que las detenciones practicadas en contra de los tres jóvenes se basó en “evidencias serias” y debido a que el Fiscal estimó que “había suficiente información” para sustentar las acusaciones. Las declaraciones fueron realizadas durante una entrevista a CNN.

Este debate y las diligencias practicadas generaron también redefinir la necesidad de los agentes encubiertos, en el marco del fortalecimiento de la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI), impulsado y defendido por el ministro del Interior Rodrigo Peñailillo. Muchos recordaron otro de los traumas sufridos en los aparatos de inteligencia durante la transición, cuando en 1992 la llamada “Oficina”, infiltró a descolgados de grupos armados lo que derivó en operaciones reñidas con la Ley.