Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 16 de agosto de 2022

Escritorio

Escolares de Padre Hurtado presentan proyectos de investigación científica apoyados por la Escuela de Salud Pública de la U. de Chile

A través de un proyecto EXPLORA-CONICYT, la ESP incentiva a los estudiantes a investigar los problemas del barrio que afectan a la salud. El sábado 27 de septiembre, en la Feria Científico Ambiental comunal, alumnos de 7º y 8º básico de 5 escuelas de Padre Hurtado presentaron un avance de sus proyectos. El consumo de drogas, alcohol y tabaco, la calidad del entorno urbano y los animales callejeros son los principales ejes de investigación elegidos por los estudiantes.

Diario Uchile

  Martes 30 de septiembre 2014 12:46 hrs. 
DSCN6682

Compartir en

El proyecto “Salud con-ciencia en tu barrio”, que se desarrolla en el marco del  Programa Explora – Conicyt de Valoración y Divulgación de la Ciencia, Tecnología e Innovación 2014 tiene como objetivo desarrollar competencias científicas en niños y niñas de 7º y 8º básico, a través de la aplicación, comprensión y análisis del método científico en problemas de salud pública atingentes a su edad.

El sábado 27 de septiembre, en una jornada de 9:00 a 13:00 horas, en Padre Hurtado, los estudiantes presentaron sus avances de proyectos en modalidad de póster, en la Feria Científico Ambiental organizada por el municipio. En esta instancia los estudiantes compartieron con otros grupos de escolares y organizaciones sociales de la comuna y recibieron comentarios de académicos de la ESP, asistentes y profesionales que trabajan en el Municipio para mejorar sus proyectos.

“Salud con-ciencia en tu barrio” involucra a 180 alumnos de colegios municipalizados de la comuna de Padre Hurtado y a la fecha se han generado 29 ideas de proyectos que esperan implementar en lo que resta del año. Los estudiantes están desarrollando sus preguntas de investigación y pensando en cómo dar respuesta a ellas.

Las principales temáticas investigadas se centran en 3 ejes, desde los cuales se desprenden las distintas preguntas de investigación. Estos son: consumo de drogas, alcohol y tabaco; calidad del entorno urbano; y animales callejeros, entre otros.

Testimonios de los alumnos

“Esta actividad ayuda bastante a los barrios en donde están insertos los colegios, porque uno puede conocer los problemas que existen y el municipio puede tomar conocimiento de ellos y posiblemente los arregle. Nosotros investigamos el tema de calles y veredas en mal estado”, señala Pedro Tello, alumno de 7º año del “Colegio Cristal Chile”.

Josefina Sánchez, del mismo colegio, investiga el tema de los perros callejeros y explica que “lo importante ha sido recabar la opinión de los demás y en este tema siempre han sido negativas por la basura que desparraman, por las garrapatas e infecciones que puede provocar el animal”. Respecto a su propuesta, “no podemos eliminarlos, pero sí podemos aprender a convivir con ellos, porque no tienen la culpa.”

Gerardo Riberos, alumno de 7º básico del “Colegio Patricio Mekis”, realizó el discurso para todos los asistentes a la actividad.  Participa en el grupo que investigó el déficit de servicios de salud en la comuna. Al respecto, cuenta que le interesa el tema porque “mucha gente no tiene otra alternativa que viajar largos trayectos, generalmente a la ciudad satélite, para encontrar un servicio de salud. Nuestra propuesta es que construyan un hospital o un SAPU cerca del sector y accesible para discapacitados también”.

En su discurso, Gerardo contó que su experiencia en el proyecto “ha sido muy valorable e importante, porque hemos reflexionado sobre aspectos que sin el proyecto, jamás hubiéramos pensado. Por ejemplo, ¿por qué los servicios de salud son tan limitados si son lo que más tendría que haber? ¿Por qué los discapacitados tienen tantas complicaciones si deberían ser los más cómodos con los servicios? ¿Por qué botan basura en canales, plazas, calles, etc. si el daño se lo hacen a sus hijos ya que crecerán en un ambiente sucio y con bacterias que pueden provocar enfermedades mortales? El proyecto me ha hecho sentir que realmente puedo ayudar para que todo esto cambie y que las próximas generaciones puedan crecer en un ambiente saludable, sin narcotráfico, limpio, con una atención de calidad, libre de balaceras y peleas”.

Lo que dicen los profesores

Los colegios “La Esperanza”, “Patricio Mekis”,  “Cristal de Chile”, “Escuela República de Argentina” y “Paul Harris” son parte de este proyecto.

Según la profesora de la “Escuela Cristal Chile” y coordinadora de Explora, Johanna Vásquez, estar involucrada en este proyecto “es súper atractivo, porque viene de afuera y tiene el respaldo de la Universidad de Chile. Nos motivó, sobre todo, cuando supimos de qué se trataba, porque el método científico es algo que los alumnos van a trabajar a lo largo de la vida. Es una buena instancia para tratar este tema de una manera lúdica, entretenida”.

Alejandra González, profesora del “Colegio Patricio Mekis”, cuenta que “los alumnos han tenido bastante interés, se dieron cuenta de muchas problemáticas dentro de sus barrios: eso los incentivó a seguir observando problemas medioambientales, de convivencia entre los vecinos o cualquier tipo de problema que afecte la calidad de vida de las personas con el objetivo de buscar algún tipo de solución o prevenirlo y ser actores del cambio”.

Las instituciones participantes

Para el director del Departamento de Educación Municipal, Julio Valenzuela, “este proyecto es importante, porque integra autoridades de otras organizaciones, como son las universidades, hecho que nos fortalece y da un espaldarazo al trabajo que se ha hecho en las escuelas”.

Por su parte, Margarita Toledo, directora de  EXPLORA  de la Región Metropolitana Sur Poniente, destacó la motivación por acercarse a la ciencia. “Esa es nuestra misión como proyecto: contribuir a una cultura científica tecnológica; promover en los estudiantes el desarrollo de habilidades científicas. Necesitamos niños que sean curiosos, que se detengan a mirar a su alrededor para buscar dónde está la situación que podemos resolver”.

Asimismo, el director de la Escuela de Salud Pública de la UCh, doctor Óscar Arteaga, señaló que “la Universidad de Chile es pública, por lo tanto pertenece a todos los chilenos. Y parte de las responsabilidades que nosotros tenemos es vincularnos con la sociedad de la que formamos parte. En esa relación, lo que queremos hacer es contribuir con el nuevo conocimiento que desarrollamos, porque al final del día lo que nos importa es que ese conocimiento mejore las condiciones de salud de nuestra población”. Agregó que “la definición de salud de la Organización Mundial de la Salud reconoce que la salud representa un estado de bienestar que involucra distintos aspectos: dimensión física, psicológica y social. Cuando uno recorre los paneles expuestos aquí  queda muy claro que eso ha sido comprendido por los alumnos”.

La salud pública en educación escolar

La directora del proyecto, Soledad Burgos, académica de la Escuela de Salud Pública UCh, señala que “lo esencial es que se trabaja en temáticas relacionadas a la salud poblacional que hoy están ausentes en las iniciativas de fomento de la educación científica en escolares. El mensaje es que la educación científica en escuelas para abordar temáticas de salud pública se puede hacer y hace mucho sentido llevarla al nivel escolar, porque los jóvenes pueden hacer suyas problemáticas que los involucran en su barrio, colegio, familia, o en otros espacios”.

La doctora Burgos indica que “la mayoría de los profesores tienen cercanía con la educación científica o con su importancia. Lo que incorporamos nosotros fue el concepto de salud pública, aspecto que tanto estudiantes como profesores no tenían claro de qué se trataba. Una fuerte creencia es que la SP sólo trata temas clínicos, de tratamientos médicos, de atención médica en consultorios y acceso a hospitales. El interés creció cuando se discutieron problemas reconocibles, desde contaminación ambiental hasta de relaciones entre vecinos, ligados a situaciones que inciden de diversos modos en la salud de todos, y que por lo tanto, también involucra a la salud pública”.

Respecto a las investigaciones propuestas por los estudiantes, señala que “la salud pública integra tanto enfoques cuantitativos como cualitativos y distintos diseños, lo cual posibilita que las preguntas planteadas por los estudiantes puedan ser respondidas empleando diferentes técnicas”.

Este proyecto comenzó en abril de 2014. La idea es terminar en noviembre con las actividades docentes en los colegios y realizar el cierre con una ceremonia en la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, ocasión en la que se espera la asistencia de los estudiantes y al menos de un integrante de la familia para dar un merecido reconocimiento a todos los que han hecho posible esta iniciativa.

Fuente: Escuela de Salud Pública

Síguenos en