Diario y Radio U Chile

Escritorio

Las ollas comunes vuelven a humear en el Teatro del Puente

"La victoria" se basa en testimonios de mujeres que participaban de ollas comunes durante la dictadura, recopilados por la directora Paula González y el dramaturgo Gerardo Oettinger, quienes ya habían trabajado en "Bello futuro".

Rodrigo Alarcón

  Miércoles 15 de octubre 2014 20:11 hrs. 
uuu

Son los años 80 y una capilla de la población La Victoria acaba de ser allanada por los militares. Ahí se reunía un grupo de mujeres en torno a una olla común y los agentes se han llevado detenidas a una monja y a un grupo de dirigentas. Las mujeres que quedan en el lugar recogen los restos de comida para intentar cocinarlos.

Esa es la historia de La victoria, la obra que la compañía Teatro Síntoma acaba de estrenar y presentará hasta principios de noviembre en el Teatro del Puente.

El montaje vuelve a reunir a una dupla que ya había colaborado en Bello futuro, el primer trabajo de la compañía. En esa ocasión, la directora Paula González y el dramaturgo Gerardo Oettinger recopilaron testimonios de mujeres que habían participado de los talleres que Cema Chile organizaba durante la dictadura. Ahora ambos insisten en los espacios femeninos que existían en aquella época, en una suerte de “continuidad”, dijo Paula González: “Como quedaron residuos, materiales rondando, surgió la idea de hacer un segundo trabajo de investigación, ahondando esta vez en la olla común. Hay testimonios que quedaron desde antes y otros que volvimos a recopilar en la población La Victoria, a la que fuimos a hablar con dirigentas sociales de la época de la dictadura”, explicó en el programa Radiópolis.

“Nuevamente, también busqué en mi familia, que es algo que hago en mis trabajos, porque es la única forma de apropiarme de los temas y me sirve para la dirección de las actrices y la puesta en escena”, añadió.

Fue la historia de su abuela la que inspiró parcialmente la obra, tal como había sucedido con Ñi Pu Tremen, su primer trabajo. “Ensayamos en su casa, hicimos ollas comunes en su patio y eso nos nutrió del contexto de la historia”, relató Paula González.

Se trata de una obra emocionalmente “exigente”, consideró la directora y actriz, porque se enfoca en una población emblemática como La Victoria y relata hechos crudos, como el mismo allanamiento de la capilla o el asalto a un camión para obtener comida, que termina con la muerte de un niño.

Por otra parte, señaló, el montaje permite hacer una nueva lectura sobre un acto que hoy puede parecer de lo más sencillo, pero que en ese contexto tenía otra connotación: “Lo que he pensado muchas veces y le he dicho a las actrices es que cocinar es un acto cotidiano y común y corriente hoy, cuando estamos llenos de comida chatarra, además. El acto de la cocina podría no tener importancia, pero con esta historia se vuelve un acto de revolución, de resistencia”, afirmó.

La victoria se presenta hasta el 9 de noviembre, de viernes a domingo, en el Teatro del Puente, ubicado en el Parque Forestal. Las entradas tienen valores entre tres y seis mil pesos.

Más información en Teatro del Puente.