Diario y Radio U Chile

Año XIII, 24 de febrero de 2021

Escritorio MENÚ

Jaime Quintana: “Los que critican al ministro de Educación lo hacen porque no les gusta la Reforma”

En conversación con Radio Universidad de Chile, el presidente del PPD defendió la conducción política del gobierno. A su vez, reiteró que en la Nueva Mayoría no existen diferencias profundas, pero que quienes critican a la reforma educacional y al ministro Eyzaguirre lo hacen porque no están de acuerdo con los cambios.

Diario Uchile

  Lunes 10 de noviembre 2014 11:38 hrs. 
F823283_jaime_quintana_619


Este fin de semana, el Partido por la Democracia realizó un nuevo Consejo Nacional. Reunión que dejó importantes conclusiones políticas para el presente del partido de la Nueva Mayoría. Las diferencias de opinión que en los últimos meses han marcado el acontecer público del conglomerado de gobierno, también fue abordado por la directiva y militantes del PPD.

En conversación con Patricio López en Radio Universidad de Chile, su presidente, Jaime Quintana, defendió la conducción política que ha llevado adelante el Gobierno. A juicio del senador, el rol ejercido por el ministro Rodrigo Peñailillo ha permitido mantener una buena dirección entre los partidos y sus representantes: “Tenemos un diálogo fluido con el ministro del Interior y la conducción política se radica ahí, por eso creo que hay otro tipo de problemas como de comunicación, o en algunas ejecuciones, pero la conducción política es una de las fortalezas de este gobierno”, explicó.

En ese sentido, ¿cuánto pesan entonces las diferencias ideológicas?

No sé qué tan profundas sean. En la Nueva Mayoría se expresa diversidad, pero las diferencias que se han tenido tienen más que ver con dimes y diretes en el Congreso respecto de educación y no con ideologías. Además, yo diría que son discrepancias bastante menores.

Sin duda, en el Senado, probablemente, tendremos algunas nuevas diferencias, lo que no significa que la Nueva Mayoría tenga un problema. El que Walker (DC) vote de una forma diferente a Rossi (PS) no marca un gran problema político. Hay diversidad, miradas distintas –que en educación se han expresado-. A mi juicio, los que han criticado al ministro de Educación y lo acusan de falta de conducción política simplemente no les gusta la Reforma o se sienten incómodos con alguna parte de ella.

Respecto de las críticas al Gobierno, hemos visto que principalmente provienen de personeros que durante los veinte años de Concertación ocuparon importantes cargos y ahora no están en la primera línea ¿qué le dice a usted esta situación?

No se puede elegir qué entrevistas se dan, ellos están en su derecho a opinar, pero no aportan. Cada cierto tiempo aparecen estos personeros de la fenecida Concertación y lo hacen con mucha nostalgia, sin poder entender que Chile ha cambiado, que está en otro ciclo político, que la sociedad es distinta y para eso necesitamos otras normas.

El tema es que más allá de mirar si una ley tiene o no el apoyo, los números para la Presidenta no son malos, son datos similares a los que tenía hace ocho años, al inicio de su primer mandato y todos sabemos cómo terminó su periodo presidencial. Sabemos que en todo país, cuando se hacen reformas la recepción no es totalmente favorable, pero cuando se terminan de aprobar y se comienzan a ver los frutos, los números tienden a ser benevolentes.

En el encuentro de la DC del fin de semana pasado, los presidentes de ese partido -Walker- y del PS -Andrade- se expresaron críticamente de la idea de la “retroexcavadora”. Más allá de que fue usted quién la planteó ¿el impulso transformador en la Nueva Mayoría comenzó a ser derrotado?

No se trata de derrotar nada. Cuando planteamos la retroexcavadora fue simplemente una metáfora, que no entendieron o no quisieron entender. Se usó para explicar que en este gobierno se iban a empezar a hacer cambios profundos en educación. Lo que dije y repito es que nosotros nos íbamos a jugar por cambiar el modelo neoliberal en educación. Eso significa sacar del mercado el negocio de la educación y eso es lo que estamos haciendo, más allá del nombre: una retroexcavadora para sacar unos cimientos, unos pilares que no son nuestros, que no es el de la Nueva Mayoría, que es el modelo neoliberal en educación.

Pero parece que algunos de esos pilares están dentro de la Nueva Mayoría..

Es probable que algunos que no les gusta el término (retroexcavadora) porque no les parece tan nocivo el modelo neoliberal. Yo no soy el primero ni el último que criticará este modelo de Pinochet, pero creo que todo radica en que no entendieron bien nuestro planteamiento.

El proyecto de reforma educativa llega al Senado, se ha discutido mucho si debió empezar por o acá o por un sistema de fortalecimiento a la educación pública, ¿cuál es su mirada sobre este asunto?

Nunca he entendido esa crítica, porque que se haya partido por acá no significa que no se vaya a hacer el proyecto de la nueva educación pública. A algunos les baja la ansiedad, pero yo creo que hay algo más que les incomoda, porque todos sabemos que el proyecto de nueva educación pública vendrá, probablemente, en unas pocas semanas más.

¿Por qué partir con el fin al lucro, al copago y a la selección? Porque ahí están los principales distractores, porque ahí se desvían los recursos a fines que no son netamente pedagógicos, educativos. Lo primero que hay que hacer es sacar el mercado, eso si entendemos que lo que queremos es sacar el lucro. Luego de eso vamos a ver que cada recurso adicional que se invierte va a ir al fortalecimiento de la educación pública.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.