Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 18 de abril de 2024


Escritorio

Investigadores de la Universidad de Chile desmienten perjuicios del ácido linoleico en salud humana

Es importante recalcar que FAO (Food and Agriculture Organization, UN) en su informe de 2010 establece que el ácido alfa linolénico es un ácido graso esencial e importante para el ser humano y para el cual existen recomendaciones de ingesta dietaria para todos los grupos de la población, incluso los lactantes. Además, el Instituto de Medicina de los Estados Unidos de Norte América establece una dosis diaria recomendada de ácido alfa linolénico y la EFSA (European Food Safety Agency) estableció en el año 2009 y 2011 la declaración de propiedades saludables (claims) para el ácido alfa linolénico en el desarrollo y crecimiento de los niños, todo esto avalado por numerosos estudios científicos que han demostrado que el ácido alfa linolénico es un ácido graso esencial para el ser humano.

Diario Uchile

  Jueves 13 de noviembre 2014 17:43 hrs. 
acido linoleico conjugado

Compartir en

Los académicos de la Universidad de Chile Dr. Rodrigo Valenzuela (Prof. asistente, Facultad de Medicina), Dr. Herman Silva (Prof. Asociado, Facultad de Ciencias Agronómicas) y el Dr. Alfonso Valenzuela (Prof. Titular, Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos) rechazan las declaraciones del profesor Juan Guillermo Gormaz sobre los daños que ocasionaría el consumo de ácido alfa linoleico en la salud humana.

Según indican los investigadores diversos estudios nacionales e internacionales comprueban los aportes de este ácido  a la salud de las personas. Por ese motivo descartan las explicaciones de Gormaz y, además, critican el cómo el mencionado profesor se refirió al trabajo que sus equipos desarrollan.

A continuación la carta de los académicos:

“Estimados Sres., mediante la presente nos dirigimos a ustedes con el propósito de entregar una información formal y veraz en relación a los diferentes cuestionamientos que se han generado respecto de los efectos en la salud del ácido alfa-linolénico (C18:3 n-3) y en particular, de los estudio que están realizando en Chile sobre este tema, y que son dirigidas por académicos de las Facultades de Medicina, de Ciencias Agronómicas, y  del  Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Chile.

Desde el año 2009 en adelante, en Chile se han realizado diferentes investigaciones en modelos biológicos en relación al metabolismo de lípidos, especialmente orientados  al estudio de  la conversión de ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga n-3, particularmente de los ácidos eicosapentaenoico (C20:5 n-3, EPA) y docosahexaenoico (C22:6 n-3, DHA), y los efectos de estos nutrientes en la expresión de genes. Para estos estudios se ha utilizado como fuente dietaria de precursores de estos ácidos grasos n-3, aceites vegetales que presentan un alto contenido de ácido alfa – linolénico  (entre 10 y 65%), como es el caso de los aceites de canola, rosa mosqueta, sacha inchi y chía, todos productos considerados universalmente como comestibles. Fruto de estas investigaciones, las que continúan activamente hasta el día de hoy, se ha logrado publicar numerosos trabajos en revistas científicas de alto reconocimiento e impacto ISI en la disciplina, así como también se han presentado numerosos trabajos al respecto  en diferentes congresos nacionales e internacionales.

En virtud de los resultados de nuestras investigaciones y la realizada por numerosos investigadores en el mundo, los profesores investigadores que suscribimos este documento informamos a Uds.,  que no compartimos en absoluto las distorsionadas y mal intencionadas críticas a nuestro trabajo amparadas por los supuestos  efectos negativos asociados al ácido alfa – linolénico, entre los cuales se indica que este nutriente produciría efectos nocivos a nivel visual y en el desarrollo cerebral, o que produciría cáncer de próstata y particularmente al cuestionamiento del origen de los fonos que financian trabajos de la Chía en Chile. Es importante recalcar que FAO (Food and Agriculture Organization, UN) en su informe de 2010 establece que el ácido alfa linolénico es un ácido graso esencial e importante para el ser humano y para el cual existen recomendaciones de ingesta dietaria para todos los grupos de la población, incluso los lactantes. Además, el Instituto de Medicina de los Estados Unidos de Norte América establece una dosis diaria recomendada de ácido alfa linolénico y la EFSA (European Food Safety Agency) estableció en el año 2009 y 2011 la declaración de propiedades saludables (claims) para el ácido alfa linolénico en el desarrollo y crecimiento de los niños, todo esto avalado por numerosos estudios científicos que han  demostrado que el ácido alfa linolénico es un ácido graso esencial para el ser humano.  Queremos destacar que FONDECYT, que se caracteriza por la estrictez en el otorgamiento de recursos para la investigación, apoya desde 2012 un proyecto para el estudio de la chía en Chile “Effect of soil and climatic condistions in the physiology and metabolism scondary in Salvia hispanica L., natural source of omega 3 fatty acids”, una semilla con alto contenido de ácido alfa linolénico (FONDECYT 1120202, 2012-2015) cuyo investigador responsable es el Prof. Herman Silva R., siendo el Prof. Alfonso Valenzuela co-investigador del proyecto, entre otros numerosos académicos de la Universidad de Chile y de otras Universidades del país que participan en el proyecto (Universidad de Tarapacá, Universidad Arturo Prat de Iquique, Universidad de La Serena).

Por los fundamentos antes expuestos es que rechazamos enérgicamente las opiniones, intervenciones y críticas que en el medio que usted dirige han realizado profesionales vinculados con la Facultad de Medicina de nuestra Universidad, específicamente sobre  la temática de nuestro trabajo de investigación, sobre el metabolismo del ácido alfa linolénico, sobre su biotransformación y sobre el desarrollo de alternativas agronómicas para el cultivo de semillas que proveen aceite con alto contenido de ácido alfa linolénico.

En virtud de lo anterior, y exigiendo el derecho a réplica, solicitamos a Uds., que a través del medio radial u otros medios que dispongan, aclaren y corrijan la distorsionada y mal intencionada información entregada días atrás sobre los efectos biológicos y nutricionales del ácido alfa linolénico”.

Síguenos en