Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Cuatro muertos y una docena de heridos dejó ataque a Sinagoga en Jerusalén

El Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu señaló que responderán con mano dura al ataque ocurrido este martes y culpó a Hamas y la Yihad Islámica. El presidente palestino, Mahmoud Abbas, por su parte, condenó el atentado y llamó a terminar con el ciclo de violencia en la zona. Si bien, Hamas no se atribuyó la autoría del ataque, elogió a quienes lo llevaron a cabo.

Diario Uchile

  Martes 18 de noviembre 2014 10:30 hrs. 
Atentado Sinagoga


En uno de los atentados más importantes de los últimos años ocurridos en Jerusalén, cuatro personas murieron y al menos doce quedaron heridas, cuatro de ellas de gravedad, fue el saldo que dejó el ataque perpetrado por dos palestinos a un complejo de sinagogas, ubicada en el barrio judío ultra ortodoxo de Har Nof, en Jerusalén Oeste, este martes.

Las fuerzas de seguridad israelíes abatieron a los dos atacantes, que fueron identificados como Odai y Ghassan Abu Jamal, quienes eran primos y habitaban en la zona de Jerusalén Este. Testigos declararon que los agresores portaban armas, cuchillos y hachas.

El atentado ocurre en tiempos de elevada tensión del conflicto palestino-israelí que se disputan una zona de la Ciudad Vieja de Jerusalén considerada sagrada tanto por judíos, como por musulmanes.
Micky Rosenfeld, portavoz de la policía israelí, señaló que se está investigando si los atacantes estaban afiliados a alguna organización como Hamas o la Yihad Islámica, no obstante, desde Hamas elogiaron el atentado, mientras que el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, expresó que el ataque es el resultado directo de las provocaciones de Hamas y del Presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, y llamó a un consejo de seguridad para esta tarde.

Abbas, por su parte, condenó el ataque y la muerte de civiles de cualquier lado, y todo el ciclo de violencia que se verifica en la zona.

Netanyahu declaró que “responderemos con mano firme al brutal asesinato de judíos que vienen a rezar y son eliminados por criminales despreciables”. Y la respuesta no demoró en llegar, de acuerdo a New York Times, ya que las fuerzas de seguridad israelíes llegaron al barrio de Jabel Mukaber, en Jerusalén Este, donde se cree que vivían los agresores, y dispararon gas lacrimógeno a las casas de familiares de los atacantes palestinos. Nueve personas fueron detenidas.

Políticos de derecha en Israel, así como miembros del partido gobernante Likud, culpan a Mahmoud Abbas del ataque, por fomentar la violencia justo en días que los musulmanes reclaman a Israel por haber restringido el acceso a la Explanada de las Mezquitas, donde se ubica la mezquita de Al-Aqsa, el tercer lugar sagrado más importante del Islam.