Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de mayo de 2020

Escritorio MENÚ

Tres policías heridos en ataque incendiario a cuartel de la PDI en Providencia

Encapuchados atacaron el edificio de la Brigada de Homicidios de la PDI, ubicado en la comuna de Providencia. El intendente, Claudio Orrego, repudió el hecho, mientras estudiantes de la Universidad Academia de Humanismo Cristiano acusan que personal de Investigaciones provocó daños en el edificio educacional al perseguir a los sospechosos.

Cristian Zúñiga

  Lunes 24 de noviembre 2014 16:24 hrs. 





Este mediodía, un ataque incendiario afectó a un cuartel de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) en la comuna de Providencia.

Según información entregada por Carabineros, cinco encapuchados vestidos con un overol blanco habrían perpetrado el ataque, lanzando al menos cinco bombas molotov contra las instalaciones ubicadas en calle Condell 343.

Los datos informados por el personal en terreno indican que los desconocidos amarraron las dos puertas de ingreso al edificio, lo que impidió el desalojo el lugar. Los artefactos explosivos causaron daños a un vehículo particular y a otro institucional, los que resultaron incendiados.

Además, tres funcionarios de la PDI resultaron con lesiones leves.

En el lugar, el intendente de la región Metropolitana, Claudio Orrego, criticó la situación y la calificó como un “atentado” “criminal”. A su vez, anunció acciones legales en contra de los autores.

“Esto no fue como los ataques anteriores, no fue un trifulca, fue un atentado premeditado. Cerraron con candados las puertas de la PDI para que no fueran perseguidos después”, agregó el intendente, indicando que se trataría de un acto organizado.

Universidad Academia de Humanismo Cristiano

Según informaron estudiantes de la Universidad Academia de Humanismo Cristiana, funcionarios de Investigaciones habrían disparado contra los sospechosos una vez ejecutado el ataque, proyectiles que habrían alcanzado a la Universidad emplazada en frente del edificio de la PDI.

Ante estas acusaciones, el prefecto Sergio Claramunt, jefe nacional de Homicidios de la PDI, confirmó que sus efectivos usaron  armas antidisturbios y gases lacrimógenos para enfrentar a los encapuchados.

“Cuando repelimos el ataque, ellos se colocaron en la vereda de enfrente y siguieron tirando piedras y bombas molotov. Pero cuando vieron mayor presencia policial, ellos se replegaron”, agregó.

El fiscal de la Fiscalía Metropolitana Oriente, Ricardo Jara, se encuentra periciando el lugar. Según indicó se podría configurar el delito de porte de artefacto explosivo o también incendio, como asimismo, el delito de acto terrorista.