Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 3 de octubre de 2022

Escritorio

Senadores incluyen últimas indicaciones al proyecto que reforma el sistema binominal

Este viernes vence el plazo para presentar indicaciones al proyecto que reforma el sistema electoral binominal y comenzar así su revisión en particular en el Senado. En paralelo, continúan las conversaciones del Gobierno con Renovación Nacional, para alcanzar un eventual acuerdo, proceso que también debiera finalizar esta semana.

Paula Correa

  Miércoles 3 de diciembre 2014 18:57 hrs. 
votos-elecciones

Compartir en

Al mediodía de este viernes vence el plazo para ingresar indicaciones a la reforma al sistema binominal, para luego comenzar la revisión en particular en la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado el próximo martes nueve de diciembre.

Hasta el momento, la mayor de las críticas al proyecto es la diferencia del número de parlamentarios entre las distintas regiones, ya que se ha hablado de una “sobre-representación” de la Región Metropolitana, que contaría con siete representantes.

Esto, “no se justifica” a juicio del senador independiente e integrante de la Comisión, Pedro Araya.

“Hemos tenido una serie de conversaciones con el Ministro del Interior, quien lleva el proyecto, donde le hemos hecho ver que la fórmula que aprobó la Cámara de Diputados sobre composición del Senado, a nuestro juicio, deja en una posición desmejorada a las zonas extremas. Como consecuencia de ello le hemos dicho que no estamos disponibles a apoyar el proyecto tal cual cómo está”.

Para el parlamentario, es fundamental que estas deficiencias se corrijan para poder aumentar los senadores, “especialmente en las zonas extremas, que tienen mayor cantidad de electores”.

Esta preocupación fue reconocida también por los legisladores de la Nueva Mayoría y muchos de ellos le dieron su respaldo. Para Alfonso De Urresti  (PS), esta consideración se suma una medida que presentaron la semana pasada y que busca asegurar el mecanismo de cuotas de representación para las mujeres en las elecciones y compatibilizarlo con la Ley de Primarias.

Otro de los temas que deberá resolverse este viernes es si las conversaciones del Gobierno con Renovación Nacional llegan a buen puerto.

Recordemos que el partido que conduce Cristián Monckeberg ha mostrado disposición a dialogar, a diferencia de sus pares de la UDI.

Ante esta posibilidad de acuerdo, de Urresti se mostró optimista: “Una reforma de esta naturaleza tiene que representar a todos los sectores políticos”, además explicó que “este es un cambio para los próximos 20 o 30 años”, que consiste en tener un sistema electoral más equitativo, más inclusivo, que supere una anomalía como era el sistema binominal y que los represente a todos. “Yo espero contar con el respaldo de la mayor cantidad de partidos, tanto de la oposición como independientes, para legitimar y respaldar este proyecto”, sostuvo.

Sin embargo, llegar a un acuerdo no supone un punto final. Lo que está en duda es si los parlamentarios de Renovación Nacional seguirán o no las indicaciones del partido.

El senador Manuel José Ossandón afirmó  que “lo evaluaría”, ya que dependerá de cuántos cambios efectivos se le hagan a una iniciativa que, desde el inicio, ha criticado con fuerza. Además, sostuvo que a pesar de lo malo que es el proyecto, el conglomerado oficialista ha actuado con mucha soberbia.

“La Nueva Mayoría tiene los votos necesarios y está ofreciendo cosas que son muy buenas para los parlamentarios, como la reelección indefinida, no controlar los gastos, en algunas zonas están poniendo un senador más para asegurar que vayan los mismos, cosas que a mi juicio son muy poco democráticas y que le hacen mal a Chile”, afirmó.

Ossandón añadió que le habría gustado un proyecto en que se compita y en el que se eliminen todos los errores que hoy tiene el sistema y reiteró su principal crítica: “Este proyecto es  un traje a la medida que no va a solucionar el problema del binominal y la representatividad”.

A juicio del senador, el proyecto debió incluir una indicación que transformara al Servicio Electoral en una Superintendencia encargada de supervisar todo el proceso, principalmente lo que se gasta en las campañas.

En esa línea varios parlamentarios han mostrado su disposición de legislar para una ley integral en materia de financiamiento junto con esta reforma electoral. Sin embargo, el Gobierno todavía, no presenta la iniciativa, la que podría presentarse en los próximos días.

Síguenos en