Diario y Radio U Chile

Escritorio

Cuba y Estados Unidos restablecerán relaciones diplomáticas

Según indicaron los presidentes de Cuba y Estados Unidos se iniciará una nueva era en la relación de ambos países. Esto, después de décadas de suspensión de las conversaciones bilaterales. La liberación de un prisionero estadounidense y la de tres cubanos detenidos desde 1998 en Estados Unidos habría abierto las puertas al fin del quiebre que desde 1959 mantienen las naciones. El rol del Papa Francisco y de Canadá fue agradecido por los mandatarios, quienes insistieron que la labor desempeñada por estos actores fue "fundamental" para acercar posturas.

Diario Uchile

  Miércoles 17 de diciembre 2014 13:09 hrs. 
cuba-usa

Este miércoles Cuba y Estados Unidos hicieron un importante anuncio. Luego de la liberación de un prisionero estadounidense condenado a 15 años de presidio en Cuba, ambos países entregaron informaciones que abren la puerta para confirmar la reactivación de las relaciones diplomáticas  suspendidas durante la Guerra Fría.

El impacto de las declaraciones fue inmediato. Por todo el mundo se recoge la noticia interpretando los cambios que se podrían provocar en el futuro. La expectativa máxima se alcanzó en el discurso simultaneo de ambos presidentes, quienes a eso de las 14.00 horas locales,anunciaron en qué consiste este acercamiento.

Raúl Castro, el líder cubano celebró la noticia. A su juicio, lo importante es que nunca se renunció a ninguno de los principios de la lucha: “El heroico pueblo cubano ha demostrado, frente a grandes peligros, agresiones, adversidades y sacrificios que es y será fiel a los ideales de independencia y justicia social. Estrechamente unidos en estos 56 años de revolución hemos guardado profunda lealtad a quienes cayeron defendiendo estos principios desde nuestras guerras de independencia en 1868”.

“Hemos acordado el restablecimiento de las relaciones diplomáticas, aunque eso no quiere decir que lo principal se haya resuelto, que es el bloqueo económico, comercial y financiero, que provoca grandes daños y que debe cesar”, dijo en su discurso.

Además, el Mandatario indicó que, de ahora en más, se llevará adelante la actualización del sistema económico para “construir nuestro socialismo próspero”. Castro exhortó a Estados Unidos a liberar las históricas barreras e indicó que “es posible encontrar la solución a muchos problemas, debemos aprender el arte de convivir con nuestras diferencias”.

Por su parte, el Presidente Barak Obama, en su discurso, anunció la cooperación entre ambas naciones en materias como salud, migración, terrorismo, tráfico de drogas.

Destacó que, pese al cambio en las relaciones bilaterales, Estados Unidos persistirá en oponerse a al estado de la democracia y los derechos humanos en la Isla.

“Estos 50 años han demostrado que el aislamiento no funciona”, manifestó el Mandatario, y adelantó que las negociaciones buscarán libre tránsito de ciudadanos estadounidense hacia Cuba, que se permita el uso de  tarjetas de crédito emitidas en su país. Por su parte, Washington aumentará  el monto de las remesas que se permite enviar a los cubanos residentes en Estados, e incrementará las iniciativas humanitarias y de comercio hacia La Habana.

“No podemos seguir haciendo lo mismo por cinco décadas y esperar un resultado distinto”, fue el mensaje que envió a los opositores de esta medida, reconociendo además que los esfuerzos que desde 1959 realizaron para llevar al colapso el régimen de Castro fue un fracaso.

Hacia el final de su alocución, en la que citó a José Martí y dijo en castellano “todos somos americanos”, Obama dejó traslucir que la estrategia estadounidense en las nuevas relaciones con Cuba estará enfocadas en  “conquistar” a la opinión pública y a aumentar la presencia cultural e ideológica de EE.UU. .“Que la gente comprenda que los queremos ayudar”, afirmó, emplazando a dejar atrás las diferencias del pasado y buscar nuevos horizontes.

El Presidente adelantó que Cuba asistirá en abril a la Cumbre de las Américas y alentó la participación de la sociedad civil en esta instancia.

Según informa The New York Times, “el acuerdo se ha estado negociando durante 18 meses a través de conversaciones secretas auspiciadas por Canadá y alentadas por el Papa Francisco, quien fue el anfitrión de una última reunión en el Vaticano, donde el Presidente Obama y el Presidente Raúl Castro acordaron en una conversación telefónica dejar de lado décadas de hostilidad y comenzar una nueva relación entre Estados Unidos y la nación isleña, ubicada a sólo 90 minutos de la costa estadounidense”.

Algunos de los temas que se barajan son la apertura de una embajada de los Estados Unidos en La Habana, la capital cubana. Además, se habla de la recuperación de las relaciones bancarias y comerciales entre los vecinos. En este punto, se buscaría autorizar las transacciones entre EE.UU y Cuba. Respecto de la necesidad de asegurar el libre tránsito de información y la libertad de expresión, el Mandatario estadounidense aseguró que apoyarán a la sociedad civil y a la formación de sindicatos. “Nadie puede ser acosado por opinar”, dijo.

Pese a los anuncios, recordemos que que el bloqueo económico solo puede ser levantado con el beneplácito del Congreso estadounidense, únicos con la facultad de aprobar la propuesta.

La liberación de prisioneros

Alan Gross, contratista estadounidense acusado de espionaje, quien cumplía condena desde hace cinco años en la Isla, fue liberado esta mañana, lo que dio el puntapié inicial para este acercamiento. Recordemos que este caso era visto como uno de los principales obstáculos para retomar las conversaciones, suspendidas por primera vez en 1959, cuando arribó a Cuba la Revolución. Según se indicó, el prisionero fue devuelto a su país por “motivos humanitarios”.

En este intercambio de prisioneros se confirmó, también, la liberación de tres cubanos que permanecían privados de libertad en Estados Unidos: Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino, los agentes de inteligencia que cumplían penas de cárcel acusados de espiar a grupos de exiliados cubanos y monitorizar instalaciones militares en Florida. En el país caribeño ya celebran el arribo de los tres hombres, cuyas emocionadas familias festejaron el regreso a casa.

Canadá y el Papa Francisco

Quien aparece como uno de los mediadores en el conflicto es el Papa Francisco. La labor del máximo líder de la iglesia católica se destaca desde Estados Unidos y Cuba, quienes señalan que el argentino trabajó laboriosamente por acercar las posturas separadas en la década de los cincuenta.

El sumo pontífice es mencionado como uno de los orquestadores de este histórico anuncio. Esto, porque se habría involucrado “personalmente” en lograr abrir un canal de diálogo entre Washington y La Habana.

En los discursos presidenciales, tanto Raúl Castro como Barack Obama agradecieron la labor del religioso. Para el mandamás cubano su labor fue fundamental, por ello reconoció el trabajo realizado. Opinión compartida por Barack Obama, quien distinguió públicamente el cómo el Vaticano ayudó a limar asperezas. Asimismo llegó el reconocimiento para Canadá. En las declaraciones agradecieron los oficios de estos agentes externos, que actuaron como garantes y promotores de las negociaciones que hace meses llevaban adelante ambos países y que decantaron en los históricos anuncios de hoy.

Noticia en desarrollo