Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 4 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Balance en salud deja desafíos en financiamiento y fortalecimiento del sistema público

La ministra de Salud realizó un balance del año, donde destacó el trabajo que se ha hecho para mejorar la calidad y la rapidez de la atención, sin dejar de reconocer las debilidades del sistema. Para los actores implicados en el tema es urgente solucionar problemas como el del financiamiento o restructuraciones que apunten a acabar con las desigualdades en salud.  

Paula Correa

  Martes 30 de diciembre 2014 10:55 hrs. 
Ministra Helia Molina


La salud es uno de los temas más importantes para los chilenos. Así lo han demostrado diversas encuestas que este 2014 han puesto en tela de juicio la calidad y eficiencia del sistema. Es ese contexto, la ministra Helia Molina entregó un balance de su cartera, oportunidad en la que valoró el fortalecimiento a la red asistencial y el desarrollo del Plan Nacional de Inversiones, que a la fecha cuenta con 50 proyectos en ejecución.

En la presentación a la que llegaron diversos actores de la salud, Molina relevó la creación del Fondo Nacional de Fármacos (FOAR) que asegura medicamentos para el tratamiento de enfermedades como hipertensión, diabetes, colesterol y triglicéridos altos. Además, destacó el proyecto que elimina al embarazo de las preexistencias de las ISAPRES.

Sin embargo, no todas fueron buenas noticias. La jefa de la cartera no pudo ignorar las dificultades a las que se ha enfrentado, por lo que reconoció que la falta de recursos es uno de los grandes problemas a los que se enfrentan.

Crecen las expectativas, pero no el presupuesto

La conclusión de la Secretaria de Estado es categórica. En el país, crecen las expectativas respecto de lo que debe entregar la salud, sin embargo, los recursos son insuficientes.

Si bien se asignarán nuevos recursos para la formación de cuatro mil nuevos especialistas, este dinero no alcanza para diversificar los focos de atención actuales. Un ejemplo de ello es la restructuración que se necesita para atender a una población que envejece.

Las listas de espera son otra de las debilidades en salud. Ante ello, Helia Molina reiteró la importancia de un plan que permita reducirlas. Sin embargo, no se quiso comprometer ni con tiempos ni con recursos para ejecutar el proyecto.

La ley de Isapres no estuvo fuera del análisis. La Ministra aprovechó la oportunidad para recordar que se está trabajando en una ley que proteja a los ciudadanos del mercado, el abuso y la asimetría que se vive en la relación entre usuarios y empresas de salud.

Tras la cuenta, en la que la única oradora fue Helia Molina, vinieron las reacciones. El presidente del Colegio Médico, Enrique Paris, coincidió con la necesidad de avanzar en infraestructura, así como también en la contratación de especialistas. Sin embargo, puso el énfasis en el reforzamiento de la atención primaria y en generar la coordinación entre la red de atención pública.

El médico cuestionó la lentitud en el accionar del gobierno. A su juicio, este primer año no se le dio tanta importancia a la salud: “Los mismos medios ya demuestran que la Presidenta ha ido cambiando sus prioridades, partió con Salud muy abajo y ahora la tiene en segundo lugar después de Educación”.

Desde la sociedad civil, en tanto, critican el espíritu poco reformador de las nuevas autoridades. Así lo explicó el director de la ONG Creando Salud, Matías Goyenechea.

El seguir con la política de concesión hospitalaria donde el mercado está por sobre lo público, sería un ejemplo del continuismo, explicó Goyenechea.

Desde las confederaciones de trabajadores apoyaron las palabras de Creando Salud. Esteban Maturana, presidente de la Confederación Nacional de Funcionarios de la Salud Municipalizada (CONFUSAM), manifestó su molestia por la permanencia de la norma que entrega millones de dólares a las clínicas privadas para atender prestaciones Auge que no recibe la salud municipal por su falta de recursos: “Eso es una paradoja violenta, inaceptable”, puntualizó.

Recordemos que el funcionamiento del Fondo Nacional de Salud (FONASA) fue uno de los puntos de conflicto cuando la directora del fondo, Jeanette Vega, planteó la necesidad de generar “cambios estructurales” en este modelo, lo que más tarde fue negado por la misma titular de la cartera.

Polémica por los plazos

El dirigente de los trabajadores sostuvo que hay intereses económicos rondando y presionando para que el sistema público se mantenga en estas condiciones de insuficiencia, lo que se ha visto en la tramitación de algunos de los proyectos como la ley de medicamentos, fármacos, el etiquetado de alimentos y la misma reforma al sistema de Isapres.

Al respecto el senador PPD y presidente de la Comisión de Salud de la Cámara Alta, Guido Girardi, afirmó que este año “no se avanzó suficiente en temas claves como la deuda en especialistas, la ley de aborto terapéutico y la que regula las Isapres”.

Girardi emplazó al Gobierno a pronunciarse a la brevedad sobre el aborto terapéutico y enviar las indicaciones comprometidas con antelación y advirtió que, de lo contrario, aprobarán el texto que dejaron en debate hace dos años, lo que concretarían en marzo.

El parlamentario además instó a la Mandataria a presentar la esperada reforma al sistema de Isapres. Al respecto, la ministra Helia Molina dijo que los parlamentarios y las autoridades tienen “cronogramas y tiempos distintos” y defendió los espacios de Michelle Bachelet, quien es la que decide los tiempos legislativos, finalizó.