Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 28 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Tribunal Supremo de la DC rechaza defensa de doble militancia de Mariana Aylwin

El Tribunal Supremo de la DC rechazó el recurso de inadmisibilidad presentado por la ex ministra de Educación, Mariana Aylwin, quien solicitó al organismo impugnar el pedido de expulsión que hizo el presidente de las juventudes de su partido. Esto luego que al mediodía de este lunes, la involucrada entregara al Tribunal de su partido un documento en donde calificaba la denuncia de injusta.

Andrés Ojeda

  Martes 6 de enero 2015 8:33 hrs. 
mariana aylwin


La polémica por la participación de militantes de la Democracia Cristiana dentro del movimiento Fuerza Pública tomó otro ribete durante la tarde de este lunes cuando el Tribunal Supremo de la DC decidió rechazar el recurso presentado por Mariana Aylwin patrocinado por el abogado Enrique Krauss, que buscaba dar marcha atrás a la expulsión de la falange.

La ex ministra de Educación en el gobierno de Ricardo Lagos buscaba evidenciar las falencias dentro de la denuncia presentada por Diego Calderón, consejero de las juventudes de ese partido, por las declaraciones de la ex secretaria de Estado en el contexto de la Reforma Educacional y por su cercanía con el movimiento que conduce el ex candidato presidencial Andrés Velasco.

En ese contexto, Mariana Aylwin, comentó a la prensa que su posible expulsión del partido y la denuncia en su contra son una petición injusta.

“Es completamente injusta, ustedes pueden considerar, por ejemplo, que eran parte del libelo mis opiniones por educación y muchas de las opiniones que he dado, las han dado otros camaradas y no están acusados en el partido”, indicó Mariana Aylwin sobre los fundamentos de la acusación. Al mismo tiempo, se refirió sobre su colaboración en Fuerza Pública.

“Estoy participando en un movimiento que no es un partido político, en un movimiento que no tiene un candidato y la Democracia Cristiana no tiene candidato, por lo tanto creo que no corresponde esa acusación”, subrayó la ex ministra sobre el revuelo que causó su participación en el movimiento que dirige el ex candidato presidencial Andrés Velasco.

Sin embargo, el Tribunal resolvió que la petición de expulsión hecha por las Juventudes del partido no tiene errores, por lo que Mariana Aylwin tendrá diez días para hacer nuevamente descargos por esta decisión.

En tanto desde la presidencia de la DC, Ignacio Walker, espera que la hija del ex Presidente Patricio Aylwin confirme su militancia en la falange y se dé termino con este capítulo.

“Yo no ando echando a gente, al contrario nosotros estamos esperando que los militantes del partido y Mariana Aylwin quien es una destacada militante dirigente del partido Demócrata Cristiano, asuman en plenitud su condición de tales y como ella misma ha dicho hace un mes “quiero morir en el partido demócrata cristiano”, recordó el senador.

Ignacio Walker, además puntualizó como se debe solucionar este inconveniente con los militantes de su partido, advirtiendo que como presidente le corresponde tomar medidas más bien políticas que disciplinarias.

“Por supuesto que hay una dimensión disciplinaria, en cualquier junta de vecinos, club deportivo, asociación, que tiene personalidad jurídica hay una dimensión disciplinaria, en la Democracia Cristiana también. Por eso quiero valorar que ella como militante haya procedido hoy, en tiempo y forma a entregar su descargo y el Tribunal Supremo va a enfrentar esa realidad disciplinaria.

Desde la contraparte también se refirieron a la posibilidad de que sigan saliendo militantes de la DC. El presidente de las Juventudes de ese partido, José Manuel Ruiz, exigió que los implicados aclaren sus posturas y dejen esta doble militancia.

“Yo no sé si serán 100, 50. Yo tengo conocimiento que son entre 11 o 15, puede que sean muchos más pero esto no es un llamado a la guerra con militantes de un mismo partido. Lo que nosotros le decimos, mire eso se hace incompatible, todos entienden que ustedes tienen un candidato presidencial, que tienen un movimiento que parece partido político y que acá se han tomado decisiones que van más a la derecha del espectro político en Chile. Tomemos una decisión, quieren seguir con nosotros o quieren irse. Y eso es una decisión que yo creo que se da en un tono, que si más pacífico que se dé mejor va a ser para el partido y para ellos mismos”, explicó el dirigente.

Además José Manuel Ruiz indicó su deseo de cómo debe terminar este problema.

“Lo que yo espero de los involucrados, que ellos puedan transmitir una decisión porque al final nosotros somos un partido político que pretendemos en el futuro gobernar Chile, que pretendemos en el futuro ofrecer propuestas ordenadamente al país y eso ayuda cuando uno se hace parte de estas decisiones de manera sensata y discutiendo los puntos.

Con estos antecedentes se abre un nuevo espectro de posibilidades sumado a que el actual Tribunal deberá cambiar sus miembros durante la próxima semana por lo que la decisión de expulsión caerá encima de los nuevos 34 miembros que serán elegidos por el Consejo del partido la próxima semana.