Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio

Culminan las dos tomas de rehenes con la muerte de los atacantes

Los equipos de élite de la policía francesa abatieron a los dos hermanos Cherif y Said Kouachi, señalados como los responsables del ataque contra la revista satírica en la región de Seine-et-Marne, al norte de París. En otro plano aunque también en París, el hombre armado que había tomado a varios rehenes en un almacén kosher ubicado en el este de la capital francesa, también perdió la vida al liberar a los cautivos.

RFI

  Viernes 9 de enero 2015 9:18 hrs. 
concentracion-paris-atentado

De manera simultánea, las fuerzas de seguridad de Francia dieron el asalto final contra los autores del sangriento atentado del miércoles contra Charlie Hebdo así como contra otro miembro del comando que había irrumpido, hacia el mediodía, en un supermercado de productos kosher en la Porte de Vincennes, al este de la capital francesa, tomando a varios clientes como rehenes.

Cerca de las 13.00 horas de Chile, los equipos de élite de las fuerzas del orden lanzaron el asalto contra la imprenta en la que se habían atrincherado los hermanos Chérif y Said Kouachi. Los autores del atentado contra la revista salieron de la empresa disparando contra la policía, que los enfrentó, según fuentes del caso citadas por la agencia AFP. Uno de los militares que participaba en la operación resultó herido.

Mientras tanto, en el este de París, las fuerzas del orden arremetían con bombas de estruendo en el supermercado kosher, de alimentación judía, que había sido tomado hacia las 09.00 por un hombre identificado como Amedy Coulibaly, quien también fue abatido en el asalto. Cuatro rehenes perdieron la vida en el supermercado. Coulibaly, de 32 años, era buscado desde ayer por los servicios de seguridad que lo habían identificado como el autor del tiroteo en el que perdió la vida una agente de policía en la localidad de Montrouge y miembro de la misma red yihadista a la cual pertenecían los hermanos Kouachi, autores del atentado contra el semanario satírico Charlie Hebdo.

Terminaban así tres días de pesadilla en la capital francesa que dejaron un saldo de 17 víctimas: 12 en el sangriento atentado del miércoles contra Charlie Hebdo, una agente de policía el jueves y cuatro clientes del supermercado kosher este viernes, además de los tres terroristas.

Vigilancia, unidad y movilización

En una breve intervención televisada horas después del desenlace, el presidente François Hollande hizo un llamado a la “vigilancia, la unidad y la movilización” de todos los franceses para enfrentar la amenaza terrorista que –dijo-  “no ha terminado”. El mandatario calificó de “acto antisemita espantoso” la toma de rehenes en el supermercado kosher de la Porte de Vincennes, pidió a la población mantener una actitud implacable contra el racismo y el antisemitismo pero advirtió que los “terroristas fanáticos nada tienen que ver con la religión musulmana”

Hollande convocó a todos los franceses a manifestar el próximo domingo para defender la “libertad y el pluralismo”, anunció que numerosos jefes de estado han confirmado su presencia en París para participar a su lado en esa marcha nacional contra el terrorismo y concluyó su intervención diciendo: “Saldremos más fuertes de esta prueba”.