Diario y Radio U Chile

Año XI, 17 de septiembre de 2019

Escritorio

Carlos Alberto Délano: “El 99% de los políticos se financian más allá del Servel”

En su declaración ante el fiscal Carlos Gajardo, el empresario dijo que "en tiempos de campaña recibo cientos de llamadas y mensajes pidiendo aportes". Su testimonio, junto al de Carlos Eugenio Lavín, se refiere además a los aportes a Laurence Golborne, Enva von Baer, Andrés Velasco y Pablo Longueira, entre otros políticos.

Diario Uchile

  Sábado 24 de enero 2015 10:44 hrs. 
delano8

“En tiempos de campaña recibo cientos de llamadas y mensajes pidiendo aportes económicos. El 99% de los políticos se financian más allá del Servel y eso es transversal, total”, dijo Carlos Alberto Délano, uno de los propietarios del Grupo Penta, ante el fiscal Carlos Gajardo.

La afirmación la hizo el pasado 5 de enero, cuando declaró durante unas cinco horas ante el persecutor que investiga la causa por la que el empresario, junto a su socio Carlos Eugenio Lavín, serán formalizados el próximo 4 de marzo. Se les imputarán delitos tributarios y de soborno.

De acuerdo a Délano, Penta entregó cerca de 750 millones de pesos para las elecciones de 2009: “Estos montos y a quienes se aportaron los decidimos junto con Carlos Eugenio Lavín. La materialización y coordinación en el Servel lo ve Carlos Bombal. En general, Hugo Bravo hace los cálculos de cuánto es la suma que se puede donar e implementa el modo en que se materializan los aportes”, explicó en la declaración, publicada este sábado por el diario La Tercera.

Por su parte, Carlos Eugenio Lavín justificó de esta manera que los aportes se hayan enfocado especialmente en la UDI: “Nosotros somos criados en la cuna de los Chicago Boys, lo que implica una cierta manera de pensar en el aspecto económico y para lo que nosotros pensábamos el pensamiento más cercano era el de la UDI, que son los más ortodoxos en materias económica”.

“Existen otros aportes que no se hicieron vía Servel porque para las primarias no hay financiamiento del Servel y la campaña de hecho parte allí. Además, el voto está decidido 90 días antes de la elección”, afirma también Lavín.

Ambos ejecutivos se refieren en sus declaraciones a los aportes que habrían recibido parlamentarios y candidatos como Ernesto Silva, Ena von Baer, Pablo Zalaquett, Laurence Golborne, Pablo Longueira, Iván Moreira, Alberto Cardemil, Alberto Undurraga, Andrés Velasco y el ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner.

Respecto del presidente de la UDI, Lavín señala que “es una persona extremadamente cercana a nosotros, es sobrino de Carlos Alberto. Es obvio que si hay un proyecto que nosotros consideramos que no es bueno para el sistema privado de salud vamos a hacer los esfuerzos para convencerlo a él y a cualquier otro parlamentario del error que se está cometiendo. Pero eso no es nada indebido”.

En cuanto a Andrés Velasco, el mismo ejecutivo sostiene que “son aportes al filo de la navaja; él puede sostener que es una asesoría”.

“En los últimos cinco años no hemos tenido ningún otro almuerzo con un economista por estos montos. Se le aportaron luego 20 millones de pesos que era la suma que aprobamos con Carlos Eugenio Lavín. No hubo en 2013 ninguna charla que hubiera hecho Velasco para Penta, salvo el almuerzo señalado”, dice Délano.

Asimismo, el ex presidente de la Teletón relata que Ena von Baer pidió aportes junto a Jovino Novoa, quien recolectaba recursos para varios candidatos: “Se me pidió ayuda para su candidatura. Luego yo hablo con Hugo Bravo y le indico los montos que se van a aportar para cada uno y Hugo Bravo ve la fórmula para concretar ese aporte”, señala.

Sobre el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga, Délano explica que su amigo Mario Livingstone le pidió ayuda para pagar las deudas que había dejado su fallida postulación al Senado y le ofreció un estudio a cambio de cuatro millones de pesos: “El aporte lo decidí yo. Obviamente era una ayuda o apoyo para que pagara sus deudas. En todo caso era un estudio interesante y el monto no era significativo. Hasta este momento no lo hemos utilizado pero puede servir al área inmobiliaria”, indica.

El mismo empresario explica que a Pablo Zalaquett se le entregaron cerca de 15 millones de pesos para su campaña senatorial: “Recuerdo que fue a mi oficina a pedirme apoyo. Creo que sólo se reunió conmigo. A Zalaquett lo conocía previamente por su rol como alcalde de Santiago. Por gestiones que realicé respecto del Teatro Teletón”, precisa.

En tanto, Carlos Eugenio Lavín detalla que “en esta última campaña llegó primero a hablar con nosotros Laurence Golborne y nosotros lo apoyamos. No pensamos mucho el cómo. En una reunión estuvimos juntos con Golborne y Délano y nos planteó que quería hacer una campaña semejante a la de Obama. Nos pidió un aporte cercano a los 100 millones. Nosotros le dijimos que hablara con Hugo Bravo y entendiera con él, lo que era el procedimiento habitual. Sabíamos que el dinero salía de Empresas Penta pero el mecanismo exacto no lo manejábamos”.

Por otra parte, Carlos Alberto Délano afirma que Alberto Cardemil pidió apoyo a través de una carta y que llamó por teléfono “insistentemente”, logrando unos diez millones de pesos.

Las declaraciones también se refieren a Pablo Longueira, que fue apoyado sin que pidiera ningún aporte. “Sé que aprobamos para la campaña de Pablo Longueira junto con Carlos Alberto un aporte de 100 millones de pesos. La entrega de ese dinero la hizo Hugo Bravo y él me dijo que lo habría hecho en efectivo (…) Respecto de otros 35 millones que se le hubieran entregado adicionalmente a Longueira, señalo que de eso no sé nada”, relata Lavín.

En relación al senador Iván Moreira, los ejecutivos aseguran que fueron aportes realizados por Hugo Bravo, sin consulta a ellos: “Yo no le habría dado ningún aporte a Iván Moreira porque yo estaba apoyando a Ena von Baer”, argumenta Délano.

Finalmente, sobre el ex subsecretario Pablo Wagner, los ejecutivos dicen que éste pidió ayuda porque su remuneración bajaría considerablemente al asumir el cargo: “A mí el tema ya me tenía un poquito saturado y lo envié a hablar con Hugo Bravo para que vieran alguna fórmula para cerrar el tema. Luego me enteré por Hugo Bravo que se le estaba pagando un suplemento de dinero igual al que Penta le pagaba antes de asumir como subsecretario, esto es un millón quinientos mil pesos mensuales. No estoy seguro de que Carlos Alberto Délano hubiera sabido de estos pagos, pienso que lo supo y en ningún caso conoció el detalle. Lo que no me enteré es que Wagner entregaba una boleta de su cuñada para justificar ese pago”, señala Lavín.