Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de octubre de 2019

Escritorio

Joaquín Godoy: La Alianza está desesperada por copar un espacio

En conversación con Radio Universidad de Chile, el diputado de Amplitud Joaquín Godoy se refirió a la creación del nuevo referente de centro derecha liderado por UDI y RN y que busca dejar atrás a la Alianza con la incorporación de nuevas colectividades políticas como el PRI y Evópoli. Godoy sostiene que Amplitud, a diferencia de esta nueva coalición, sí representa al centro político

Paula Correa

  Domingo 1 de febrero 2015 9:11 hrs. 
Joaquín Godoy
Diputado Amplitud

El Partido de los Regionalistas Independientes (PRI), Renovación Nacional, la Unión Demócrata Independiente (UDI) y Evópoli firmaron un acuerdo para conformar un nuevo conglomerado político con miras a llegar a ser gobierno. Pero ¿qué pasa entonces con Amplitud y sus intenciones de conformar un vasto movimiento de centro?, ¿con quienes pactarán?, ¿cuál es su proyecto para este 2015?

Radio Universidad de Chile conversó con el diputado de Amplitud, Joaquín Godoy con respecto al rol que su movimiento jugará en este nuevo esquema de fuerzas políticas de centro derecha que reemplazará a la Alianza, y en el cual algunos de sus personeros espera que se incluya a Amplitud.

Se presentó este conglomerado político que incluye al grueso de los partidos conocidos como de derecha o centroderecha, quiero saber su posición sobre él y que tratemos de localizar o delimitar el espacio de Amplitud en ese contexto.

Lo primero es que yo he escuchado desde la Alianza que quieren armar esta especie de “Alianza por la libertad”, pero la verdad es que cuando uno hace una pequeña reflexión respecto de cómo han actuado en el Congreso, de libertad hay poco.

Ellos dicen defender la libertad económica, pero votaron a favor de la Reforma Tributaria, lo que va en contra de ese principio. También dicen defender la libertad política y resulta ser que cuando cambiamos este sistema por uno democrático, ellos votaron a favor de mantener el Sistema Binominal en vez de uno proporcional que lo que hacía era generar más democracia y, finalmente, cuando uno piensa en las libertades individuales se da cuenta de que la gran mayoría de la Alianza votó en contra del Acuerdo o Pacto de Unión Civil (AUC) o Acuerdo de Vida en Pareja (AVP).

O sea, ellos dicen querer conformar un conglomerado más bien liberal pero lo que hacen es totalmente contrario. Yo creo que Amplitud, a diferencia de ellos, está definido. Queremos ser un partido de centro y liberal, por eso votamos en contra de la Reforma Tributaria, a favor de eliminar el Sistema Binominal y votamos evidentemente a favor del Acuerdo de Unión Civil (AUC). Nosotros estamos claros en nuestra posición política y creo que los chilenos necesitan que se abra ese espacio, pero hay otra gente que no solamente no está clara, sino que pretende vestirse con un ropaje que no le corresponde y preocupa.

¿Existiría entonces un problema con la definición del concepto libertad?

El concepto libertad es un sólo, no tiene dos interpretaciones. Yo siento que la Alianza pretende vestirse con un ropaje que no le queda bien. Yo vi cómo Nicolás Monckeberg votaba en contra del AUC, con todas las fuerzas del mundo. Eso en el fondo es votar en contra de las libertades personales. Lo vi votar en contra, y es más, mover a toda la bancada de Renovación Nacional para votar en contra de la idea de echar abajo el Sistema Binominal, entonces siento que lo que hay en la Alianza es una especie de desesperación por querer copar un espacio, entendiendo que ellos han dejado de representar lo que dicen representar y que ven además que hay otros movimientos que sí calzan con ese espacio fidedignamente, que ellos están perdiendo.

Habría un intento de varios sectores de querer imbuirse del concepto “libertad”, ¿por qué? ¿genera mayor adhesión?

Yo no sé si el concepto libertad es popular o no, lo que sí puedo decirte es que creo que sintoniza con el Chile del futuro. Yo creo que los chilenos quieren tomar decisiones respecto de qué hacer con sus proyectos de vida y nosotros sentimos en Amplitud que la política tiene que ser una herramienta para que las personas puedan tomar esas deciosiones libremente. Por eso cuando decimos que no queremos más impuestos para las PYMES, lo que estamos diciendo es que queremos que se potencie el emprendimiento y que hayan más oportunidades de trabajo para los chilenos, por ejemplo, o cuando decimos que creemos en la libertad lo que queremos es profundizar la democracia y vemos desde allá hacen homenajes a Pinochet, con todo lo que representa, o, desde la Nueva Mayoría al Gobierno de Maduro en Venezuela. Vemos un doble discurso.

Yo siento que hay allí una intención de buscar o representar un espacio de manera poco veraz, porque en la realidad, en sus actos, no lo representan, o sea, no son de centro de la manera en la que actúan en el Parlamento. Tampoco lo es la Democracia Cristiana, porque una cosa es lo que dice y otra es lo que hace, y vota como partido más bien de izquierda y no de centro, y por eso es que se ha dado ese espacio para que Amplitud pueda allí generar una representación de muchos chilenos que siguen esto y que se dan cuenta que este espacio no está representado por nadie.

¿Qué van a hacer respecto de sus socios políticos? ¿con quienes piensan hacer alianza?

Mira, yo creo que los socios se van generando en la medida que uno encuentra gente que comparte contigo ideales, principios, valores, y nosotros tenemos un trabajo avanzado con la gente de Fuerza Pública, de Red Liberal y yo diría que hay mucha gente que participa hoy día tanto de la Alianza como de la Nueva Mayoría y que no se sienten representados con esos sectores, porque unos están muy a la derecha y otros muy a la izquierda. Creo que se van a ir descolgando adherentes en la medida de que este proyecto de centro más liberal, como Amplitud, vaya tomando más cuerpo.

A propósito de los llamados “descolgados”, se manejaba también la idea al interior de esta nueva coalición que se pudiera unir la DC, y se tanteaba incluso la idea de apoyar un candidato presidencial de ese partido ¿cómo ve esa situación?

Yo creo que va muy en la línea de cómo siempre ha trabajado Francisco Chauhán y Carlos Larraín, o sea sin brújula. A mí me pareció increíble que el mismo día que le estaban diciendo a Andrés Allamand que era el candidato de la Alianza, estaban intentando pactar con Patricio Walker, militante DC, y además pretendiendo convencer a los chilenos de que esa instancia existe y la verdad es que yo no he visto ningún acuerdo entre RN y la DC, nunca.
No se ha visto nunca un acuerdo formal, concreto, por una razón muy sencilla, porque la DC siempre ha dicho que mientras RN represente o tenga gente vinculada con la dictadura es imposible vincularse con ellos, y yo creo que eso es algo de fondo.

Siento además que la DC está mucho más a la izquierda y está en un proceso más profundo. Veo que hay mucha gente al interior de ese partido que está muy incómoda, porque creyeron en algún minuto que iban a tirar a la Nueva Mayoría más hacia el centro y la verdad es que les ha ocurrido todo lo contrario; quien ha dominado el bloque de gobierno es la izquierda y no esta supuesta Democracia Cristiana más moderada, que existe cada día menos, con grupos cada vez más aislados.
La idea en todo caso es repetir una fórmula antigua, que resultó con Frei Montalva

Es que el escenario es muy distinto, las relaciones son completamente diferentes, yo siento que lo que hay hoy día es una frontera realmente grande porque hay un vacío en el centro gigantesco y que ninguno de los dos representa, sino más bien la gente que se va descolgando y uniendo a este proyecto de forma sincera, no sólo porque piensan que puede ser un espacio electoralmente rentable, como pienso que pasa en el caso de RN y de la DC.

Pero los movimientos que me nombra son pequeños, acotados. Mi pregunta es si su apuesta es seguir ampliándose a través de estos “descolgados de los partidos”.

Diría que somos pequeños, pero no acotados. Allí hay una diferencia grande. Hoy son proyectos pequeños que están recién partiendo y hay una infinidad de personas que sintonizan con ese mensaje. Pienso que la gran mayoría de los chilenos son gente moderada que cree que hay cosas positivas en el modelo, aunque cree que hay cosas que reformar y cambiar.

Yo no sé si ese proyecto se va a crear incorporando rostros visibles de las coaliciones actuales, es posible que se vaya conformando con quienes no se sienten representados. Mucho más desde las bases y otros representantes que van a entrar como caras nuevas a la política, que es un poco lo que está pasando en los movimientos. La política necesita refrescarse, necesita caras nuevas, y el espacio para que surjan es este centro.

Eso porque es más difícil romper con la cultura que traen estás coaliciones antiguas, esa cultura del Sí y el No que impide unir a la gente. Yo diría que allí hay un elemento clave. De allí que nosotros nos agrupemos con otros movimientos que vienen de la vereda del frente, pero que son de centro. Lo que nos une es una concepción ideológica, que es lo que estamos tratando de poner arriba de la mesa. Dividir Chile en si estás a favor o en contra de la dictadura me parece pobre.

Otra cosa que representa a los chilenos es ponerle fin a una serie de prácticas y conductas que se han visto en la política y que han develado situaciones como el caso Penta. ¿Cuáles son las prevenciones que deben tomar con quien llegue al movimiento para conformarse con solidez? Se lo pregunto porque la cara visible de Fuerza Pública, Andrés Velasco está involucrado justamente con el caso Penta.

Más que una estrategia se trata de ir por la vida con sinceridad. Nosotros hicimos una propuesta para el financiamiento de la política y la transparencia en el gasto electoral hace ya más de cuatro meses atrás, donde planteamos bajar las inversiones que se hacen hoy día en las campañas donde planteamos eliminar los aportes reservados de las empresas, disminuir las brechas para que la gente pudiera asociarse y conformar nuevos partidos o conglomerados. Hicimos todo un análisis y un documento para combatir las malas prácticas y creo que eso es importante. Y lo otro que hemos dicho desde Amplitud es que igual que todos los chilenos queremos que se sepa toda la verdad, y por eso valoramos el trabajo del Ministerio Público y el Servicio de Impuestos Internos. Esta es una gran oportunidad para que la política se limpie.

¿Y cuáles son los temas centrales para ustedes este 2015?

En lo institucional interno, el gran desafío de Amplitud para este año es transformarnos en partido político, constituir este espacio de centro liberal del cual hemos estado hablando, y luego está la discusión ideológica respecto del futuro donde hay varios temas importantes.

En temas país hay un desafío en la agenda que tiene que ver con la Reforma Laboral. Es un asunto muy profundo y se debe tener un cuidado enorme en lograr mejorar las condiciones de los trabajadores, pero al mismo tiempo permitir el emprendimiento. Creo que esas dos cosas tienen que ir de la mano, no pueden ir separadas y tenemos aprensiones sobre cómo se está planteando hoy día esta propuesta de fortalecer los sindicatos, porque no creo que sea la única forma, muy por el contrario, no es la forma de potenciar el empleo.

Además, hay que hacer un trabajo de fondo en el tema médico y mejorar la atención hospitalaria, donde hay déficit que son dramáticos y los ciudadanos lo están pasando muy mal, sobre todo nuestros adultos mayores. Hay también un desafío muy importante en reactivar la economía, para seguir combatiendo la pobreza y dar más estabilidad a los chilenos y bueno, finalmente, hay que seguir profundizando las libertades individuales que es lo que buscamos.