Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 12 de abril de 2024


Escritorio

Chile avanza en la descontaminación de aguas residuales

Un estudio llamado “Gestión de Aguas Residuales”, realizado por la Organización de Naciones Unidas, dio a conocer que el 80 por ciento de las aguas residuales a nivel mundial no se descontamina. Si bien este complejo escenario afecta al mundo, en nuestro país, los expertos aseguran que existe un buen estándar en el tratamiento de aguas.

Carla Mancilla

  Viernes 13 de febrero 2015 20:44 hrs. 
aguas

Compartir en

En Chile, el sistema de tratamientos de aguas residuales fue implementado el año 2000 a través del Decreto Nº 90 que regula el curso de aguas y superficiales al mar. En el caso de los residuos industriales, el 2002 apareció una norma que regula las descargas hacia aguas subterráneas mediante obras de infiltración.

Gabriel Zamorano, Jefe de la Unidad Ambiental de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, destacó el proceso de tratamiento que ha tenido nuestro país, recalcando que aún existe una tarea por perfeccionar en estos sistemas.

“El tratamiento de aguas servidas, en el caso de Chile es notable en términos de cobertura, porque hasta el año 2000, prácticamente, no había  tratamiento de aguas servidas en las casas y en la actualidad sí, y en un 100 por ciento. El 2013 se logró la cobertura total. De esta forma en pocos años se hicieron muchas inversiones. Éste es el primer paso y la tarea recién comienza, ya que después hay que mantener lo desarrollado y los nuevos proyectos tienen que tener consideradas sus soluciones”, afirmó la autoridad sanitaria.

El Jefe de la Unidad Ambiental, agregó que actualmente se está revisando la normativa, añadiendo que como Superintendencia se han fijado nuevos objetivos para obtener una mejor calidad de los afluentes y minimizar el impacto ambiental.

A  juicio del Gerente de Proyectos del Programa de Descontaminación de Aguas de la fundación Universidad y Tecnología, Raúl Fernández, actualmente el problema se da en el tratamiento de residuos en el sector rural, principalmente por falta de recursos que no permiten inversión en sistemas de tratamientos para el sector.

“En las poblaciones rurales donde la gente trabaja con el sueldo mínimo esto es un gasto importante. Entonces lo que ocurre, generalmente, es que la gente no paga por lo tanto las plantas quedan botadas. Eso es una realidad en las comunas rurales donde se han puesto plantas de tratamiento tradicional.”, sentenció el especialista.

Los peligros para el medio ambiente en desechar estos residuos a los ríos tienen que ver con un fenómeno de degradación biológica de esa materia orgánica que fomenta la aparición de bacterias que quitan el oxígeno al agua, lo que puede ser muy perjudicial a la fauna y flora presente en los caudales de los ríos. Por otro lado, no llevar un adecuado tratamiento de estas aguas puede provocar enfermedades para el ser humano.

Raúl Fernández, quién trabaja con estos procesos, afirma que en Chile, pese a sus falencias, en comparación con otros países del continente,  tiene un buen estándar de tratamiento de aguas y ha sido puesto como ejemplo con sus procesos.

Esto gracias al sistema Tohá desarrollado en los años 90 en la Universidad de Chile, liderado por el Doctor José Tohá, que basa su funcionamiento en la utilización de un filtro percolador compuesto de diferentes estratos filtrantes y lombrices, con cual se logró posicionar a nuestro país nivel internacional.

Síguenos en