Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 27 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Financiamiento a los partidos políticos divide a la Nueva Mayoría

Una nueva división interna en la Nueva Mayoría se generó a raíz de la idea del diputado Osvaldo Andrade , quien buscaría que sólo los partidos que tengan representación bicameral reciban un financiamiento permanente, situación que molestó al Partido Comunista, al Partido Radical y al Movimiento Amplio Social (MAS).

Andrés Ojeda

  Martes 17 de febrero 2015 16:31 hrs. 
Presidentes de partidos del pacto Nueva Mayoría realizan conferencia de prensa.


Sorpresa y molestia generó en la Nueva Mayoría las declaraciones del líder del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, quien sostuvo que una de las fórmulas para lograr un financiamiento de los partidos de forma permanente debiera ser que las colectividades tengan, al menos, un representante en cada Cámara.

Con ello, los independientes estarían obligados a integrar subpactos con los partidos que no posean representación parlamentaria, acotando el universo de representación que, supuestamente, se abrió con el fin al sistema electoral binominal.

Otra de las críticas que dieron a conocer sobre el planteamiento de Andrade es la pésima posición en la que quedarían sus socios del Partido Comunista, Radical Social Demócrata y del MAS, quienes no poseen una representación bicameral. A diferencia del PS que si tiene legisladores tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados. Misma situación que ostentan el PPD y la Democracia Cristiana.

En este sentido, el diputado Hugo Gutiérrez (PC) declaró su sorpresa ante estas declaraciones: “Me sorprenden las palabras de Andrade, porque es no entender el espíritu de las reformas políticas que lleva adelante la Presidenta Bachelet, que es profundizar la democracia y hacer del Parlamento chileno un lugar donde todas las fuerzas políticas tengan expresión. Por el contrario, Andrade al financiar sólo a partidos con representación en ambas cámaras lo que busca es perpetuar el sistema binominal y solo dar recursos, que -por lo demás- son de todos los chilenos, a unos pocos partidos. Esas pretensiones de Andrade no tendrán eco en gobierno de Nueva Mayoría, y serán claramente rechazadas” indicó a Radio Universidad de Chile.

Posición similar tuvo el vicepresidente y diputado del Partido Radical Social Demócrata (PRSD), Fernando Meza, quien manifestó su rechazo ante esta estrategia de Andrade: “La propuesta dejaría afuera a un importante núcleo de expresión en el país, entre ellos el Partido Radical. Me parece que es una muy mala propuesta, totalmente antidemocrática. De tal manera que esto no quiere decir que el Partido Radical no vaya tener dentro de poco puesta alguna representación en el Senado también, es posible que la obtengamos, pero aun así vamos a defender siempre la presencia de la mayor cantidad de partidos políticos, de grupos de opinión al interior de ambas cámaras”.

Meza además indicó que se estarían dejando aisladas “expresiones democráticas del sentir ciudadano” y calificó la propuesta de Osvaldo Andrade como un “traje a la medida”.

Por su parte, el líder del MAS, Alejandro Navarro, junto con dejar en claro su molestia, sostuvo que de aprobarse el proyecto como cree el líder del Partido Socialista, provocaría consecuencias peligrosas para el oficialismo.

“Creo que sería una opción inconstitucional, ilegítima, y dudo que tenga más apoyo al interior de la Nueva Mayoría. Si ello ocurriere, si una propuesta de esta naturaleza consiguiera apoyo y comenzará a avanzar, vamos a tener una crisis política al interior de la Nueva Mayoría, porque significa que se está actuando en contra de la unidad de esa Nueva Mayoría”, explicó.

Recordemos que la idea de Michelle Bachelet, según expresa el proyecto presentado el 15 de diciembre pasado como forma de superar los cuestionamientos por Caso Penta, plantea incluir un aporte permanente del Estado  para las colectividades, esto porque el Gobierno considera necesario eliminar los aportes de empresas y la figura de los aportes reservados a las campañas políticas.

De esta manera el Ejecutivo incluye en su proyecto la creación de un fondo público en base a la cantidad de votos válidamente emitidos en las últimas elecciones de diputados. Un 30 por ciento de ese monto -dice el texto del Gobierno- se repartirá en partes iguales entre las colectividades que tengan representación parlamentaria en cualquiera de las Cámaras y no en las dos de forma obligatoria como pretende el diputado y presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade.