Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 4 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Caval: Bustos tendría antecedentes que vinculan a un alto funcionario público

La empresa donde participa la nuera de la presidenta Michelle Bachelet, Natalia Compagnon, continúa sosteniendo que Bustos nunca trabajó en la organización. Así el demandante (Sergio Bustos) no aceptó el acuerdo de conciliación presentado por la magistrada y el próximo seis de abril comenzará el juicio laboral.

Andrés Ojeda

  Miércoles 25 de febrero 2015 14:42 hrs. 
20_011_2402_768


A las nueve de la mañana, Sergio Bustos, demandante de la parte laboral del caso Caval arribó con sus abogados al Primer Juzgado de Letras del Trabajo de Santiago para tener la última audiencia conciliatoria con la compañía.

Durante una hora estuvieron reunidos con la magistrada, quien a luz de los antecedentes reunidos presentó una oferta de conciliación de 38 millones de pesos que no fue aceptada por los demandantes que exigen una indemnización que incluye sueldos impagos y bonos, cifra que supera los 200 millones de pesos.

Natalia Compagnon y Sebastián Dávalos

Natalia Compagnon y Sebastián Dávalos

Esta situación molestó a la abogada de la empresa Caval Grace Álvarez quien sostuvo que la empresa donde participa Natalia Compagnon estaba dispuesta a negociar con Sergio Bustos y que fue el demandante quien no quiso continuar con el proceso.

Sin embargo, Sergio Bustos no se manifestó conforme con la proposición de la magistrada y la consideró “un chiste” y advirtió que seguirá hasta el final: “Y si me ofrecen 38 millones es un chiste, o no es un chiste. Yo trabajé catorce meses y me saque la mugre y tengo todas las pruebas de que me saque la mugre”, dijo.

Ricardo Lillo, uno de los abogados de Sergio Bustos, indicó que en un principio, en la audiencia anterior, hubo acuerdo en el monto de 160 millones de pesos para que no hablara más, cifra que dice se trabajó con la parte demandada y que se pagaría en dos cuotas: la primera de 11 millones en un cheque y el resto, más del 80 por ciento, en otro a sesenta días.

“El acuerdo no se llegó a concretar porque no se materializó el medio de pago. Nosotros teníamos acordado una cantidad de dinero que se pagaba en dos cuotas: la primera estaba expresada e indicada como se pagaba pero la segunda nunca se dijo como, ni nada de eso. Entonces no había un instrumento que diera cuenta ni garantizara la materialización de ese pago”, especificó el abogado.

Por otro lado, y en el marco de la denuncia que hizo Renovación Nacional por los predios adquiridos en Machalí, el abogado Rodrigo Lillo indicó que Sergio Bustos entregó, en calidad de testigo, su declaración en Chillán la semana pasada y que el tribunal dispuso protección policial nocturna para su representado: “Es una medida preventiva que dispuso el fiscal, no es que esté siendo víctima de amenazas”, explicó Lillo.

Las pruebas 

La falta de un acuerdo serio para el pago de las indemnizaciones molestó a la parte representada por Rodrigo Lillo. Por ello, las partes deberán enfrentar un juicio laboral que se inicia el próximo 6 de abril. En ese marco, ambas partes deberán reunir las pruebas que utilizarán en el proceso judicial.

Por los demandantes, las pruebas más fuertes son los correos electrónicos que comprueban la relación contractual de Sergio Bustos con la compañía. Eso sí, la magistrada les solicitó que deberán acotar esos correos a un universo de 50.

Presidenta Michelle Bachelet

Presidenta Michelle Bachelet

El representante de Bustos, además, no descartó ni confirmó que en los correos se mencione a la Presidenta Michelle Bachelet o la relación entre la Mandataria con Dávalos y Compagnon. Lo que sí afirmó con un escueto “sí” es que existe un correo donde se nombra a una autoridad. El enigmático correo fue entregado al Fiscal Adjunto Jefe de Rancagua, Sergio Moya Domke, cuando visitó a Bustos en su domicilio.

Finalmente, no se descartó que Natalia Compagnon pudiera prestar declaraciones de “forma subsidiaria” si el otro socio de Caval, Mauricio Valero, quien es llamado por Rodrigo Lillo a “absolver posiciones” no asistiera a las audiencias. Mientras que Sebastián Dávalos no participará de este juicio por no ser parte de la empresa.