Diario y Radio U Chile

Año XIII, 22 de junio de 2021

Escritorio MENÚ

Sin consulta ciudadana podrían aprobar planta Pulpa Textil de Angelini

La empresa  Arauco –división forestal del grupo Angelini- está pronta aprobar su proyecto Pulpa Textil que operará en el mismo sitio que la cuestionada Planta Celulosa Valdivia. Esto, luego que el Servicio de Evaluación Ambiental de la Región de Los Ríos emitiera de manera favorable el Informe Consolidado que concluye que no se modificarán las condiciones ambientales con el nuevo proyecto, lo que deja en buen pie a la empresa de cara a la votación de la comisión que revisará el proyecto.

Andrés Ojeda

  Miércoles 25 de febrero 2015 11:57 hrs. 
CELULOSA ARAUCO PLANTA QUE SE ENCUENT


Este jueves la Comisión de Evaluación Ambiental de la Región de Los Ríos votará el proyecto Pulpa Textil de la rama forestal del grupo Angelini que modificará la matriz productiva de la Planta de Valdivia  de celulosa para la elaboración telas.

Con esto, la fábrica que fue multada en 2011 por la Corte Suprema de Justicia logrará superar los cuestionamientos por la muerte de los cisnes del Río Cruces y se convertirá en uno de los proyectos más grandes del grupo Angelini.

El problema, según explican las comunidades y organizaciones ambientales de la zona, es que para que visaran el proyecto Pulpa Textil, la empresa habría presentado una Declaración de Impacto Ambiental, en vez de un estudio, documento que fue tramitado con celeridad por el SEA, por lo que podría ser aprobado este jueves.

José Araya, vocero de la organización Acción por los Cisnes, denuncia que el gobierno se escudó en un resquicio legal para no armar un proceso de participación.

“Esto fue pedido formalmente por distintos sectores de la comunidad en una carta al servicio de Evaluación Ambiental y esto denegado, básicamente, porque de acuerdo el reglamento actual ambiental, todo los proyectos que tienen que ver con el ámbito forestal no están obligados a hacer procesos de participación pública si entran en un formato de declaración”.

Para Araya que el Gobierno no permitiera que se conocieran los alcances de Pulpa Textil es producto de la falta de voluntad política de las autoridades. Por ello califican de “retroceso” esta nueva arremetida del grupo Angelini.

Esta desconfianza también la sienten las organizaciones mapuches de la zona, según explicó Pedro Guerra Huechante, presidente de la comunidad Tralcao Mapu. Las comunidades denuncian que no solo se violó el proceso de participación ciudadana amparado en la reglamentación de un estudio de impacto ambiental, sino que, además, se violó el del Convenio 169, que obliga a la consulta indígena.

Para las organizaciones, ahora queda una única posibilidad de impedir que se concrete Pulpa Textil. Para ello, se apelará al proceso de Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que puede ser cuestionada recurriendo al Tribunal Ambiental. La idea es conseguir el proceso de participación que fue esquivado por las autoridades.

Recordemos que Pulpa Textil significa un cambio en la producción de la antigua Planta Celulosa de Valdivia, que está ubicada en el mismo santuario de la naturaleza. Contempla una inversión de 180 millones de dólares y una producción de 550 mil toneladas anuales de celulosa, ya no para papel, sino para la producción de telas que estarán dirigidas al mercado chino.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.