Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de agosto de 2019

Escritorio

Ossandón y Caso Penta: “El presidente de la UDI debió haber dado un paso al lado el primer día”

El senador de Renovación Nacional, Manuel José Ossandón, especificó lo que debió haber hecho la UDI desde que se vinculó a miembros del partido con el Caso Penta. De la misma forma afirmó que la Presidenta debió haber convencido a Sebastián Dávalos para que donaran los 2 mil 500 millones de pesos.

Diario Uchile

  Viernes 6 de marzo 2015 11:48 hrs. 
Manuel José Ossandón
Senador RN

Ante una nueva jornada de formalización a los involucrados del Caso Penta, el senador Manuel José Ossandón, criticó a la relación entre el dinero y la política, a la derecha, a su partido, a los senadores Moreira y Von Baer y también a la Presidenta, Michelle Bachelet. En conversación con Radio Universidad de Chile, el congresista aseveró que hoy los políticos deben entregarle gestos de confianza a la ciudadanía.

¿Cuáles son las lecciones que debe sacar su sector, la derecha, luego de un caso como éste?

Más que mi sector. Las lecciones tienen que ser para todo el país, porque hoy las personas nos están pidiendo un piso ético, por sobre uno legal. Ellos nos exigen a gritos, a los distintos sectores de la sociedad tanto a nosotros los políticos, como a la Presidenta, a la UDI, a los empresarios y a los jueces. Necesitamos entregar gestos a los ciudadanos de este país. La estabilidad política está en peligro ya que cuando la gente no confía en sus instituciones la estabilidad se cae. Esa es nuestra gran lección y el pensamiento que deberíamos tener.

¿Cuáles son los gestos que usted cree necesario en este caso específico?

Primero, en el caso de la UDI, el presidente debió haber dado un paso al lado el primer día. Aunque no esté directamente involucrado es parte de esto y deja a toda la UDI y a sus militantes, que no tienen nada que ver, sin ninguna maniobra. De la misma forma, hay parlamentarios que, también, deberían dar un paso al costado o entregar una señal potente.

En el caso de la Presidenta, Michelle Bachelet, ella perdió una oportunidad única al poner a su hijo en un puesto clave porque a pesar de no ser remunerado, administraba recursos y a un montón de instituciones. Es importante destacar que estos señores se ganaron 2 mil 500 millones de pesos de una pasada. Él renunció al Partido Socialista y entregó una serie de señales pero, también, se quedó con la plata.

Un gesto de la Presidenta pudo haber sido que al final del Gobierno ella haya tomado la decisión de donar el dinero.

Los senadores Iván Moreira o Ena Von Baer, más allá de lo que especifique la ley, ¿están políticamente habilitados?

Es un tema de conciencia pero están súper cuestionados y tienen que analizarlo. La gente cree poco en la justicia. Espero que aquí los jueces sean implacables y ojalá que no se vea ninguna arista nueva. Los empresarios tampoco han hecho ningún juicio o planteamiento como que exista cárcel para delincuentes de cuello y corbata, entendiendo que la relación entre el dinero y la política es de empresarios y políticos. Veo una campaña de la Sofofa y todavía estos temas no se tocan.

Finalmente, en el caso de los políticos también tenemos que dar señales como que se nos acabe el fuero o los privilegios.

En época de campaña, declaró que era importante que la derecha se desmarcara del empresariado, ¿piensa que esto es posible con lo que está sucediendo?

Esto es un tema transversal. Penta es un caso, pero el tema es la relación entre la política y el dinero. Segundo, nunca hablé de la imagen de la corrupción, lo que dije, es que el gran problema que teníamos como sector es que estábamos derechamente secuestrados por los poderes económicos y Penta es un ejemplo de ello. Repito, ¡secuestrados! Esto significa que hay personas que ayudan, que dan dineros, pero que además mandan, se meten e influyen.

Cuando planteo que el piso que está pidiendo la gente es ético más que legal, lo hago porque todos necesitamos tener gestos de grandeza para recuperar su confianza. Los servidores públicos deben ser un ejemplo y no los privilegiados. Es gravísimo que la gente no nos crea porque podrían empezar a caer todas las instituciones.

Durante estos meses la UDI ha agradecido la posición que ha tenido Renovación Nacional de no juzgar y de acompañar. ¿Usted comparte la posición oficial que ha tenido su partido?

Mi partido en las últimas semanas ha tenido un cambio bastante fuerte, siendo más duro. Por mi parte he sido el más crítico, de algo que me enteré hace poco, que es el nuevo referente que se creó.

La UDI pidió perdón y señaló que la justicia tenía que funcionar aunque después especificó que en este caso hay responsabilidades individuales. Para mí eso no es así. Acá hay responsabilidades institucionales. Claramente todas las cosas que se están llevando a cabo en la actualidad, con estos silencios cómplices, aumentan el desprestigio de la política.

El grupo Penta tiene intereses en la banca, en isapres y en otros sectores. A la luz de lo que se ha sabido, ¿puede deducirse que incidió en los proyectos de ley vinculados con estos sectores?

Esto es parte de la investigación pero claramente hay una relación. Por eso hablo de “secuestro”. El senador Moreira, quien fue muy duro conmigo en la campaña y durante el Gobierno de Sebastián Piñera, ha sido valiente en reconocer su situación. Pienso que se equivocó en no haber renunciado en ese minuto, a la vicepresidencia de la UDI por lo menos.

No ocurre lo mismo con la senadora Von Baer que ha negado todo y ha dicho que acá hay un error involuntario. Eso no se lo cree ni su mamá.