Diario y Radio U Chile

Año XI, 23 de agosto de 2019

Escritorio

Cámara comienza discusión por despenalización del aborto

Comenzó la tramitación del proyecto de despenalización del aborto, en tres causales: Inviabilidad del feto, riesgo de vida de la madre y en caso de violación. La comisión de Salud de la Cámara, con la presencia de los ministros Gómez (Justicia), Rincón (Segegob), Pascual (de la Mujer) y Castillo (Salud), el Ejecutivo presentó los principales alcances de esta iniciativa, enfatizando en que se está priorizando la posibilidad de que las mujeres decidan si interrumpen su embarazo en estas causales, mientras que diputados de la oposición, en general plantearon que el proyecto busca, en realidad, despenalizar el aborto en cualquier caso. Más detalles con Gonzalo Castillo

Gonzalo Castillo

  Martes 17 de marzo 2015 20:57 hrs. 
Aborto libre

Este martes en la comisión de Salud de la Cámara, y con la presencia de cuatro ministros de Estado, comenzó la tramitación del proyecto de despenalización del aborto en el Congreso, contemplado en tres causales: Inviabilidad del feto, riesgo de vida de la madre y en caso de violación.

El Ejecutivo, a través de los ministros José Antonio Gómez (Justicia), Ximena Rincón (Segpres), Claudia Pascual (de la Mujer) y Carmen Castillo (Salud), presentó los principales alcances de esta iniciativa, enfatizando en que se está priorizando la posibilidad de que las mujeres sean las que decidan si interrumpen su embarazo en estas causales, y que el Estado les está entregando alternativas con esta legislación.

La ministra de Salud, Carmen Castillo, señaló que en Chile, según cifras del Ministerio, se llevan a cabo 32 mil abortos, y la idea es que este proyecto evite la muerte de mujeres que deben realizar este tipo de procedimiento de manera clandestina. Además, clarificó que la objeción de conciencia que los médicos manifiesten para no hacer un aborto, es netamente individual.

“Sólo puede objetar en conciencia el médico cirujano, o cirujana, que sea requerido para interrumpir el embarazo. No podrán objetar en conciencia otros profesionales de la salud. El médico o médica no podrá excusarse de realizar la interrupción cuando la mujer requiera de atención inmediata e impostergable, y no exista otra persona que pueda realizarla. La objeción de conciencia es un acto estricta y esencialmente individual, del profesional que debe intervenir directamente en la interrupción del embarazo”.

Estas palabras de la ministra Castillo, se enfrentan con las declaraciones que hiciera el rector de la Universidad Católica, Ignacio Sánchez quien sostuvo que en ninguno de los centros médicos de la UC se realizarían abortos, lo que levantó una fuerte polémica, ya que Sánchez esgrimió una objeción de conciencia corporativa, mientras que la ministra de Salud fue enfática hoy al señalar que ninguna institución podía impedir a sus médicos realizar abortos, poniendo como argumento los principios que rigen al organismo.

Desde la oposición, en general, los diputados presentes plantearon que el proyecto busca, en realidad, despenalizar el aborto en cualquier caso, tal como sostuvo el diputado de la UDI Gustavo Hasbún, quien llamó a sincerar las posiciones en este debate.

“Por qué no transparentamos el tema. Porque resulta que aquí he escuchado a algunas personas que lo que están planteando son los derechos reproductivos de la mujer, y por lo tanto lo que quieren es despenalizar el aborto en general. Debatámoslo, si eso es lo que quieren hacer, discutámoslo, pero no sigamos generando dudas, cuando en la práctica todos sabemos que este proyecto lo que está disfrazando es el interés que hay de otras personas, que quieren hablar de los derechos reproductivos de la mujer, y que quieren en el fondo, despenalizar el aborto en general”.

Por su parte, el diputado de la Democracia Cristiana, Gabriel Silber, fue enfático al señalar que este proyecto no busca obligar a las mujeres que lleven a cabo un aborto en estas tres causales, y señaló que no se deben realizar caricaturas con esta iniciativa, que apunta a reforzar la autonomía de las mujeres que se ven enfrentadas a alguno de estos escenarios.

“Este no es un proyecto de aborto, yo creo que debemos opinar en mérito del proyecto, y evitemos la caricatura. Aquí hay situaciones graves, en las cuales muchas veces está enfrentada la decisión de la madre. Tampoco se le obliga, y esto hay que decirlo con mayúscula, sino por el contrario se pone la decisión donde corresponde, que es en el plano de la autonomía de la voluntad, y eso también es importante.”

En conversación con Radio Universidad de Chile, Mercedes López académica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile señaló que el aborto es una realidad que encubre la desigualdad en el acceso a la salud que tienen las mujeres en Chile, porque quienes mueren o sufren las consecuencias de intervenciones en condiciones precarias son las mujeres más pobres.

“El aborto en Chile es una realidad, pero además es una realidad que esconde la inequidad tremenda que tenemos en salud, porque obviamente esas mujeres que mueren, o esas mujeres que sufren alteraciones en su aparato reproductivo, son las mujeres más pobres. Y en ese sentido, entonces, es un síntoma más de cómo sociedad estamos respetando los derechos de la mujer, y bueno de todos los ciudadanos”

La comisión de Salud de la Cámara se reunirá nuevamente el próximo martes 31 de marzo, para continuar con el debate sobre el proyecto de despenalización del aborto en tres causales, y se espera la presencia de los ministros que hoy acudieron a la invitación de los diputados.