Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Ministerio de Cultura: Trabajadores cuestionan “improvisación” de autoridades

Inquietud existe entre los funcionarios del CNCA, la Dibam y el Consejo de Monumentos Nacionales, ante el inminente envío del proyecto que creará una nueva institucionalidad. Las autoridades sostuvieron un encuentro con los dirigentes de los funcionarios, pero éstos no quedaron satisfechos.

Rodrigo Alarcón

  Jueves 19 de marzo 2015 19:51 hrs. 
cnca





“Quedamos en las mismas”. Esa es la sensación que ronda entre los trabajadores del Consejo de la Cultura y las Artes (CNCA), la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam) y el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) luego de la reunión que sostuvieron el pasado martes con distintas autoridades para conversar sobre el nuevo ministerio de Cultura.

La ministra de Cultura, Claudia Barattini, y el director de la Dibam, Ángel Cabeza, encabezaron el encuentro, que se extendió por cerca de tres horas en la Sala Ercilla de la Biblioteca Nacional. No fue suficiente, sin embargo, para que los representantes de los funcionarios quedaran satisfechos.

Tal como lo había adelantado la ministra, los detalles de la iniciativa no fueron entregados, algo que lamentó la vicepresidenta de la Anfudibam, Andrea Lustig.

Aunque la dirigenta dijo que el balance tiene “de dulce y agraz”, porque la reunión muestra que existe voluntad de las autoridades para dialogar, cuestionó la falta de formalidad para presentar los contenidos: “La improvisación que hubo por parte de la asesora jurídica del CNCA, Vitalia Puga, al entregarnos una visión muy somera, nosotros la sentimos harto”, señaló.

“Estábamos esperando la entrega formal del articulado o, por lo menos, una exposición detallada de la ley, pero solo recibimos una descripción verbal de que se iban a recoger algunos de nuestros planteamientos y otros no, pero no se dijo cuáles. Fue solamente algo verbal y muy vago”, explicó.

La inquietud acerca de la estructura que tendrá la nueva institucionalidad se relaciona con la otra preocupación que ronda entre los funcionarios de las tres entidades: cuáles son las condiciones laborales que tendrán en el nuevo escenario. “Porque no podemos visualizar dónde van a quedar nuestros compañeros si no conocemos la orgánica. No se puede entender una sin la otra”, dijo Andrea Lustig.

La ministra Claudia Barattini ha señalado que esto se definirá por medio de un Decreto con Fuerza de Ley (DFL) que se elaborará una vez que el ministerio haya sido creado, pero los trabajadores pidieron que se firme un protocolo de acuerdo que garantice su participación en la formulación de ese documento.

En la reunión, las autoridades expusieron la fórmula tipo que se utiliza para el traspaso de los funcionarios cuando un servicio cambia de rango, pero no entregaron mayores detalles, según consideró la presidenta de Anfucultura, Manon Herrera.

”Lo único que haces es suponer que las cosas son: Suponemos que vamos a pasar a un ministerio con dos servicios, descentralizado, con direcciones regionales y seremis, pero eso requiere un diseño. ¿Dónde está ese diseño? No tenemos idea, entonces ¿cómo trabajas así?”, interrogó la dirigenta.

“¿Cómo pasas a los funcionarios de un lado a otro si no tienes una estructura armada? Cuando te muestran un documento que te habla solo de las condiciones de traspaso, lo único que saltan son dudas. Por ejemplo, ¿qué va a pasar con todos nuestros compañeros a honorarios, que son muchos? Porque todo esto habla de personas a contrata y de planta, pero la gran pregunta es qué pasa con los que están a honorarios”, añadió.

La situación es especialmente preocupante en el CMN, integrado prácticamente solo por trabajadores a honorarios.

De este modo, la inquietud entre los trabajadores permanece mientras se viven días definitorios para el nuevo ministerio. Este fin de semana finaliza la consulta a los pueblos indígenas sobre el nuevo ministerio y luego se deben afinar los últimos detalles, ya que debe estar listo antes de la cuenta pública del 21 de mayo.

En unas tres semanas, autoridades y dirigentes volverán a reunirse y los funcionarios esperan, ahora sí, tener más detalles sobre la iniciativa. Por ahora, continúa el suspenso.