Diario y Radio U Chile

Año XII, 8 de abril de 2020

Escritorio MENÚ

Red de salud en alerta por aumento de episodios de contaminación en invierno

Si bien desde el Gobierno reconocen que la nueva metodología para medir la contaminación del aire podría aumentar los episodios críticos, tal como sucedió el año pasado, aseguran que las consultas médicas por estas causas deberían reducirse en 50 mil casos. Sin embargo, actores de la salud advierten que los servicios públicos pueden colapsar ante la sobredemanda que se puede generar, y critican que no se haya asignado mayor presupuesto para mejorar la infraestructura.

Paula Correa

  Lunes 30 de marzo 2015 19:00 hrs. 





Comenzando el otoño ya hay preocupación por la contaminación en la próxima temporada fría y la forma en que lo enfrentará la red de salud pública. Nuevos modelos de medición incrementarían los episodios críticos. ¿Están preparados los diversos actores para enfrentar una serie de alertas y emergencias ambientales este 2015?

El 2013 se realizaron una serie de cambios en los sistemas de monitoreo y seguimiento de la contaminación para contar con nuevos estándares más exigentes, y junto con ello, en agosto de ese año, se hicieron cambios en los equipos, incorporando tecnología que cuenta con certificación de los Estados Unidos y que es capaz de registrar concentraciones entre un 30 y un 40 por ciento más alta de la que se medía anteriormente.

La intención era mostrar una disminución en los índices, pero con estos equipos nuevos aumentaron las alertas y las emergencias, situación que se prevé, se mantendría para este 2015. En ese sentido el subsecretario del Medio Ambiente, Marcelo Mena, afirmó que “esto es bueno, porque significa que hoy estamos tomando medidas con un termómetro mejor, más ajustado a la realidad”.

En conversación con Radio Universidad de Chile, Mena sostuvo que este modelo permite contar con un diagnóstico verdadero, que les da pautas claras de cuánto falta por limpiar el aire. Además, se refirió a sus metas en materia de reducción de la contaminación atmosférica.

“Esperamos que si bien las condiciones de ventilación, de mala dispersión y calidad del aire van a ser similares, con esto vamos a tener menos contaminación porque vamos a estar tomando medidas con mayor frecuencia. Nosotros esperamos reducir en 20 por ciento la contaminación de invierno este 2015. Esto significa una reducción estadística de 500 casos de mortalidad prematura. Cuando nosotros estamos pidiendo que los ciudadanos tomen medidas y apoyen este proceso de descontaminación, es porque sabemos que está en riesgo la salud de la gente”.

La autoridad afirmó que, según el ministerio de Salud, este año las consultas médicas asociadas a la contaminación del aire, como las enfermedades respiratorias, deberían reducirse en 50 mil casos.

Pero hay quienes no están seguros de este planteamiento, porque un mayor nivel de alerta puede generar más intranquilidad en la población y aumentar con ello la asistencia masiva a los consultorios.

En esa línea el alcalde de La Granja y presidente de la Comisión de Salud de la Asociación Chilena de Municipalidades, Felipe Delpin, apuntó a la situación que se vive invierno a invierno.

“Nos vemos sobre-demandados y en los sectores populares esa demanda es aún mayor. La contaminación aumenta todas las enfermedades respiratorias e influenzas, donde coopera mucho el frío, la humedad, y muchas veces las casas de nuestros vecinos son húmedas, no cuentan con las mejores condiciones y la gente termina acudiendo a los consultorios”.

El alcalde afirmó que cada municipio debe tomar sus medidas en términos de infraestructura para poder prevenir situaciones sanitarias más complejas, lo que implica limpiar canaletas, revisar los colectores de agua, configurar cuadrillas de limpieza, entre otros temas.

Por su parte, los trabajadores de la Salud están atentos. Desde de la Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud (Fenpruss), su presidenta, Gabriela Farias, afirmó que hay medidas de contingencia fundamentales que no se están tomando.

“Si se generaran más episodios críticos, o más situaciones de emergencia, eso debería traer aparejado que se generen presupuestos adicionales en el sistema, porque se supone que se liberan recursos cuando el sistema genera emergencias o alertas ambientales, por lo que debieran haber fondos disponibles para entender esos potenciales casos”.

Así, la red de salud pública podría tener desajustes este 2015 pese al perfeccionamiento en los modelos de medición de calidad del aire y una eventual reducción de los índices. En ese sentido los trabajadores hicieron un llamado a fortalecer los servicios médicos.

Mientras que las autoridades apuntaron a tomar medidas preventivas y trabajar como sociedad para hacer frente a un nuevo invierno y, cada año, seguir dando pasos para limpiar el aire en la capital.